FON. Unas semanas después.

Josemaría | 20 de diciembre de 2005 | 8 comentarios

Si fechamos su nacimiento oficial el día 15 de noviembre, aún no hemos cumplido los 100 días que se suelen dar de tregua desde el nacimiento de FON, la nueva empresa-aventura de Martin Varsavsky, antes de hacer un análisis de lo que hay y lo que prometió (como se suele hacer con los gobiernos) pero se ha hablado tanto (bueno y malo) de ella desde entonces (en realidad desde algo más de un mes antes, así que quizás si cumplamos con esos 100 días…) que considero que es un buen momento para hacer un breve resumen de lo que ha ocurrido y lo que se ha dicho hasta este momento. Partamos de lo obvio ¿qué es FON? Según ellos mismos:

FON es la revolución WiFi. Nuestro objetivo, construir un mundo WiFi. Nuestro método, permitir a todos los usuarios sincronizar sus puntos de acceso en una misma red: FON. Paga por tu conexión en casa; conéctate en cualquier lado. ¡Únete al movimiento FON!

Así dicho no queda muy claro ¿verdad? A mi la primera lectura que me da este párrafo es que ellos aportan la infraestructura y tú no tienes más que apuntarte y disfrutar de ella… Más abajo explican que tú participación puede basarse en uno de estos tres perfiles:

LINUS. Queremos tener conexión gratis desde cualquier lugar. En la calle, en los bares, en el parque, en otros países. Compartimos nuestro ancho de banda con cualquier usuario que sienta como suya la filosofía Linus. Si te unes a nosotros, tendrás conexión gratis en toda la red FON, incluso en los puntos de acceso de los Bills.

BILLS. Queremos exprimir nuestra conexión y sacarle todo el jugo. Somos Bill, emprendedores natos, pequeños, medianos y grandes comerciantes. El esquema es simple: nos quedaremos con un 50% del dinero que generan los Aliens al utilizar nuestro punto de acceso. En 2006 tendremos un sistema de pagos preparado para comenzar a cobrar. Hasta entonces podemos hacernos Linus y conocer FON.

ALIENS. Los Aliens son usuarios de la red FON que no tienen punto de acceso y se conectan a través de Linus o Bills. Las tarifas serán de 5 € por conexión 24 horas y 40 € por mes. Pronto publicaremos un listado de tarifas más amplio para aplicar en conexiones más reducidas.

Hay información detallada (eso si, en constante evolución, no olvidemos que es una empresa que se está fraguando en estos momentos con lo que parece una gran dosis de improvisación) en esta página En resumidas cuentas se trata de una empresa (no olvidemos esto nunca) que quiere montar una red de comunicaciones wireless sin necesidad de contar con infraestructura propia (o tratando de que esta sea mínima) y tomando como propia la desplegada por otros operadores y financiada por los propios usuarios. La idea no parece mala siempre y cuando todo el mundo esté contento con su papel. ¿Lo están? Veamos…

Yo creo que, a pesar de lo que se dice por ahí, las operadoras (de ADSL) no van a quejarse: la tarifa de conexión 24h es muy superior a la de cualquier operador en la actualidad (40€ por mes), con lo cual ningún usuario que quiera tener conexión fija en su casa recurrirá a usar la conexión FON del vecino y, si no le pagas a alguna operadora, no puedes usar FON salvo a través del modelo de pago, con lo cual no supone competencia. Además, para que FON funcione realmente debería de haber un enorme incremento de las conexiones de ADSL para incrementar la cobertura, con lo cual tal vez incluso les beneficie… FON, por supuesto, estará contentísimo si esto sale adelante con éxito (otra cosa no, pero visión comercial se le presupone al señor Varsavsky) y el usuario, bueno, independientemente del modelo que escoja le aportará un servicio que ahora no tiene (siempre suponiendo que la empresa tenga éxito) y las condiciones son claras, así que tampoco hay motivo posible para la queja.

¿Así que todos contentos? Pero claro, si funciona… la pregunta del millón es ¿puede funcionar FON? Yo, sinceramente, creo que no. Al menos no aquí ni ahora. Centrémonos en una ciudad como Madrid que podrá muy bien tener una superfice habitada de unos 150 kms cuadrados. La cobertura media de un punto de acceso wi-fi es de aproximadamente 400 mts ¿os haceis una idea de cuantas antenas (ideal y uniformemente distribuidas) hacen falta para proporcionar una cobertura global? Todas, por supuesto, dentro del proyecto FON y, a ser posible, que no vivan por encima de la cuarta planta de su edificio… Yo, desde luego, creo que es algo muy difícil de lograr. Pero, de nuevo, le presupongo a Martin una visión comercial muy superior a la mía… Miguel Caballero habla de esto y otras cosas en aproximadamente los mismos términos aquí, así que no me repito. La idea apuntada desde FON de usar WiMax en un futuro es descabellada: Wimax proporciona una cobertura de hasta 8000 kms con una antena bien coloda pero a poco que lo pensemos nos damos cuenta de que entonces los usuarios ya no cuentan para nada y esto se convierte en otra cosa… Miguel Caballero también habla de ello en este post.

Analicemos ahora uno de los ‘intangibles’ del proyecto. Desde un primer momento FON ha buscado la colaboración de las comunidades ciudadanas de software libre en busca de simpatías hacía su causa. Las críticas más duras y certeras, sin embargo, han venido de la pluma de Ricardo Galli. Para muestra estos tres posts: Vaporware 2.0, “Censura” de FON y licencias y Explicaciones para niños. Ramón Roca también le dedica (en catalán) un post sin desperdicio en guifi.net.

Del otro lado, Juantomas, presidente de Hispalinux y otro peso pesado dentro de este terreno ha sido uno de los máximos valedores de Varsavsky a partir de su entrada en la empresa como consejero. ¿Buscaba Varsavsky la (indudable) experiencia de Juantomas o una insignia dentro del mundo del softare libre? Seguramente ambas cosas.

Ha habido más apoyos, por supuesto, y también más críticas. Con estas sólo pretendo mostrar lo dividido de la comunidad en cuanto a la viabilidad y conveniencia de la empresa. Hay un diálogo muy interesante entre ambas partes (que, todo sea dicho, en ningún momento han perdido la compostura ni las buenas formas) en Hablando de FON. Para que luego digan que no somos gente civilizada!

Luego y en esta misma línea estan los antecedentes de todo esto: las comunidades ciudadanas de redes inalámbricas. A ellos tampoco parece haberles hecho mucha gracia como FON está llevando este asunto e, incluso, como trató de usar sus nombres favorablemente. Lo podeis ver en Interesados en FON y, sobre todo, en Comunidades “amigas” de FON, dos hilos de la lista de correo de RedLibre.

Como experimento de marketing me parece muy bueno: la movilización y publicidad que está teniendo el proyecto con un coste mínimo es inmejorable. Enrique Dans, que sabe mucho de esto y además está viviendo de cerca el proyecto ha hablado positivamente de ello en su blog en varias ocasiones como esta y esta. Lamentablemente una buena campaña no siempre hace factible un producto. De otra forma, FON sería un éxito seguro.

A mi, personalmente, la trayectoria profesional de Varsavsky no me parece ni extraordinaria ni modélica: se trata de uno más de los muchos que se enriquecieron durante la llamada burbuja tecnológica y, que desde luego, a pesar del caracter ‘comunitario’ que trata de darle a esta empresa, esta claro que no se trata de otro Mark Shuttleworth.

¿Tiene arreglo todo esto de alguna forma? Yo creo que no. Miguel Caballero (de nuevo) escribe en su web una entrada acerca de las posibles salidas para que el proyecto funcione pero yo no creo que ninguna de ellas pueda hacer FON viable. No en el momento actúal, desde luego. Son demasiados inconvenientes: alcanzar esa masa crítica de colaboradores entregados es casi imposible y sin eso todo lo demás ni siquiera merece la pena planteárselo.

Y terminemos por la parte trivial: Varsavsky ha recibido muchas críticas personales por este proyecto y su forma de llevarlo. No es un punto en el que quiera extenderme demasiado, así que señalo como colofón el articulo publicado la semana pasada en la web de borjamari. Martin se ha refugiado de estas críticas a su persona y hacía la viabilidad del proyecto bajo el absurdo argumento de que el español no acepta el éxito de sus semejantes y cree que, si algo es bueno, tiene que venir de fuera. Desafortunado post, a mi juicio, para alguien que necesita de la mayor cooperación posible para que su proyecto funcione. Varsavsky se jacta de que sólo ha borrado dos posts de su blog y yo creo que haría muy bien en borrar un tercero.

ACTUALIZACIÓN: Me doy cuenta que me he dejado un asunto en el tintero: el legal. Es algo que preocupa a muchos de los posibles usuarios y por muy diversos aspectos y creo que es responsabilidad de FON aclarar estos temas cuanto antes. Juantomás hizo una amplia defensa de la licencia del software pero aún hay muchos otros cabos sueltos. Yo acogí con agrado el anuncio que Varsavsky hizo el pasado día 18 de abrir un nuevo foro en el que Blanca, una agogada de la empresa, trataría de resolver estas cuestiones, pero veo que, hasta el momento Blanca no ha aparecido por allí y lo que si he descubierto por casualidad son estos significativos mensajes de dos de los moderadores del foro:

mensaje 1
mensaje 2
mensaje 3

Y si, son miembros del grupo de moderadores y no usuarios bromistas con una firma retocada…

Compártelo:
    emailPDFPrintBitacoras.comIdenti.caTwitterdel.icio.usDiigoFacebookMeneameBarraPuntoNetvibes
Categorías: empresas, wireless