¡Más madera!¡Es la guerra!

Las cosas han cambiado. Hasta ahora había visto la disputa fresqui vs menéame casi como una rivalidad infantil de patio de colegio o, mejor aún, entre los aficionados a dos equipos de fútbol de la misma ciudad. En algún momento ha habido alguna nota subida de tono o con peor gusto que otra pero sin pasarse demasiado. También es cierto que se ha notado bastante en la actitud (y en los comentarios, y en los no-comentarios…) de ciertos ‘blogueros’ consagrados que en su interior deseaban fervientemente el éxito de fresqui simple y llanamente por antipatía personal contra el creador de menéame y al margen de cualquier otro condicionante. Es una miseria humana universal y perfectamente comprensible (¿quién no ha deseado nunca que alguien que le cae mal se estrelle en algún proyecto?) sobre la que tampoco se puede decir demasiado.

He de decir, antes de entrar en otras valoraciones, que yo estoy del lado de menéame. Simplemente por filosofía: es un proyecto de software libre (con todo lo que eso significa) con más de 100 clones repartidos por todo el mundo. Eso le da, para mi, un peso específico por encima de cualquier otro sucedaneo. Por otro lado menéame tiene una comunidad detrás que trabaja de forma conjunta y cooperativamente en mejorarlo y expandir sus funciones mientras que fresqui es un proyecto más personal y cerrado y, ahora lo sabemos, con intereses menos altruistas. Hay que comer y tampoco tengo nada que opinar sobre eso pero filosóficamente me encuentro más cercano a la postura de menéame.

La chispa parecía haber saltado a raíz del anuncio de que una empresa española (al parecer Información Interactiva) había hecho una importante inversión en fresqui. Dinero por medio… malo. Sobre todo si contamos con que el único valor de una herramienta como fresqui es el parque de usarios de que disponga… Pero no. Al margen de esto parece que por detrás de la historia existe una oscura trama que para si la quisiera un capítulo de Falcon Crest. Agarraos que ahora es cuando vienen las curvas… ;-)

Un comentario en menéame desvela que Javier Pérez, quien en los últimos meses ha sido uno de los que ha calentado la rencilla entre ambos productos entrando incluso en el terreno personal con una biografía de Ricardo Galli que, si estuviese mejor escrita, sería digna del mismísimo Borjamari (por cierto, Borja, en este asunto tienes carnaza para una historia muy, muy suculenta ¿a qué esperas?) trabajaba para Información Interactiva (la empresa inversora), colaboraba en el desarrollo de fresqui y había sido despedido muy recientemente por diferencias personales con Alex DC, el padre de fresqui… calentito ¿verdad? Pues leeros el comentario porque aparte se dicen muchas otras cosas de las, digamos, técnicas poco ortodoxas que, supuestamente, se han estado usando desde uno de los lados de la contienda…

Estas acusaciones, de ser ciertas, cambian bastante el panorama de la ‘rencilla’. Por un lado enturbian la noticia de esa supuesta inversión que sería algo amañado para darle un empujoncito mediático a lo que era ya el proyecto más o menos encubierto de una empresa. Por otro lado convierte lo que antes era, como digo, una simple disputa en competencia desleal e interesada por una de las partes. Todo muy, muy feo.

Lógicamente nada de esto está confirmado a ciencia cierta. Javier Pérez confirma en su blog que, efectivamente, trabajó en fresqui pero nada más. A mi, personalmente (y creo que a todos), me aclararía mucho que Javier confirmara o desmintiera lo que se ha dicho de él y de sus actividades en fesqui (aunque como exempleado despechado no se si podríamos darle crédito a pies juntillas… aun así pienso que merece la pena que lo intente). Pero lo que si son pruebas evidentes si son ciertas (y no tengo ningún motivo para pensar que no es así) son las que Ricardo aporta tras estudiar los logs de menéame y a raiz del comentario citado anteriormente. Alex responde a las acusaciones débilmente y con evasivas y la cosa se calienta en los comentarios de sendas noticias enviadas a fresqui (la segunda, la primera fue censurada y borrada e incluso esta segunda estuvo ‘bloqueada’ durante varias horas parra que no subiera a portada) y a menéame. Continuará…

Y, mientras tanto, para los que quieran seguir el asunto hay otra opinión en Mangas Verdes y un breve comentario en el resumen semanal de Tecnorantes.

ACTUALIZACI?N: Hay una segunda nota de Alex DC que viene a decir que el culpable de todo es Javier Pérez y que él no sabía nada de nada de lo que estaba haciendo este hombre. No me lo creo. ¿Porqué se iba a tomar de forma tan personal un proyecto en el que sólo era un asalariado? ¡Javier!¡Queremos tú versión!

ACTUALIZACI?N (y II): Borjamari no se decide (por el momento) pero Flamenco Valley si :-D

ACTUALIZACI?N (y III): Por fin. La esperada versión de Javier Pérez en los comentarios después de que (siempre según el mismo) le haya sido censurada en el blog de fresqui.

Compártelo:
    emailPDFPrintBitacoras.comIdenti.caTwitterdel.icio.usDiigoFacebookMeneameBarraPuntoNetvibes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

  1. No terminó corsaria. Se congeló, más bien.
    Ahora que no nos escucha mucha gente te cuento lo que yo creo que ha ocurrido en este asunto. Este chico, Alex, no sabe como hacer para llamar la atención sobre un producto que no funciona: fresqui ha llegado tarde y menéame tiene demasiado tirón. No creo, además, que por el momento haya hueco de mercado para dos productos tan similares en nuestro país… así que ni corto ni perezoso trató de captar público mediante escándalos de diferente índole (Varsavsky’s way creo que se llama ya a esta táctica en el mundillo) pero de forma tan torpe que le han pillado por todos lados (tampoco creo que le preocupara mucho). Ahora las aguas están calmadas pero fresqui sigue sin funcionar (funciona peor que antes, diría) y menéame sin embargo parece reforzado después de la crisis, así que quizás tengamos que ver algún otro numerito similar en el futuro antes de que decidan abandonar el proyecto. ¿Te reservo un asiento? ;-)

  2. Pingback: La Naturaleza del Software

  3. Pingback: www.com.es » Ferran » ¿Menéame o Fresqui? Mójate

  4. Sobre el asunto de la asombrosa supuesta captura de la cuenta de mihita, mejor que responda Alex… que ya contará cómo ha conseguido entrar en una cuenta ajena, si es que de hecho esa captura es verdadera.

    Me gustaría dejar este asunto. Lo único que se está consiguiendo es dar publicidad gratuita a algo que no la tenía. Sólo volveré a hablar sobre el tema si me vuelven a nombrar.

    Un saludo.

  5. Gracias Javier. Pero me sigue quedando una duda en todo este enredo: el usuario mihita de menéame que destapó todo este asunto ¿eres tú o es el propio Alex como se ha insinuado por ahí? Y, si eres tú ¿como es que Alex tiene tú clave y puede dar un pantallazo de la cuenta?

  6. Pongo aquí el comentario que puse en el blog de Fresqui, puesto que primero lo eliminaron de allí, lo volví a enviar, y finalmente han cerrado los comentarios…

    LA VERDAD SOBRE FRESQUI

    Bueno, veo que desde que salió todo a la luz, te has estrujado el cerebro, y has hecho lo más fácil y estúpido, acusar a otro, y a mí precisamente…

    Pues bien, ahora sí, voy a hablar en público:

    Yo fui EL (único) programador de Fresqui de los últimos 2 meses, desde marzo hasta el 8 de mayo, en Información Interactiva. Conozco personalmente a Alejandro del Castillo, el ideólogo. Un DJ de salas pijas de Madrid, al que le ha dado por la informática. Es un niño pijo, mimado, consentido, y caprichoso, al que no le puedes llevar la contraria. Un día, allá por febrero, conoció a Julio Cotorruelo, socio fundador de Información Interactiva, en una buena fiesta. Hablaron de un “proyecto” que tenía Alex, un módulo para el CMS Drupal (un simple fichero PHP) que le encargó a un freelance, que permitía votar las noticias… NADA MÁS! El señor Julio, que se quedó encantado con Alex, posiblemente por las copas que le consiguió gratis, lo llevó a Información Interactiva para que “explicara” a sus empleados cómo “hizo” Fresqui. El chaval hablaba de posicionamiento de Google, de lo pedante y demás que era Ricardo Galli (así conocí yo a Ricardo), y de mil chorradas más que cualquier informático que navegue un poco por internet sabe. Sin embargo, sorprendentemente para todos, a los pocos días, por marzo, Información Interactiva compró Fresqui.

    A mí me entusiasmó el proyecto, y me designaron Responsable Técnico. Al principio no sabía por qué los jefes estaban tan entusiasmados con Alex, pero pronto lo descubrí. El niño siempre responde a todas las preguntas, sepa del tema o no, en su afán por parecer que sabe mucho. Da igual si le preguntan qué es un árbol binario, o cómo se sabe el sexo de una planta de cannabis… el tío lo sabe todo, y a todo contesta como si fuera así. Los pobres jefes, que de técnicos no tienen nada, habrían quedado anonadados ante tanta sabiduría. Alex quería destacar y hacerse un hueco en la empresa a toda costa.

    Los problemas entre Alex y yo llegaron precisamente por su forma de ser. En Fresqui trabajaba sólo yo, pero en la oficina todos daban ideas, incluido yo mismo… Y Alex no aceptaba ninguna… cualquier idea de otro le parecía mal.

    Por ejemplo, el “Fresqui” que llegó a la empresa, que nada tiene que ver con el actual, en el listado de artículos de la página principal, se cargaban los artículos resumidos, y en una capa oculta se cargaba también el artículo completo “para que Google lo indexara todo y obtener más pagerank” (práctica penalizada por Google). Yo decía que eso era una atrocidad, porque la carga de la página principal era lentísima, además de pesada (unos 500KB), y sugerí usar AJAX para cargar la versión completa de forma dinámica, tal y como está ahora. Pero Alex rechazó esa idea tajantemente… y a las pocas semanas, sorprendentemente, tuvo una idea… “Javier, se me ha ocurrido que será mejor que la noticia completa se cargue por AJAX, para que la carga de la página no sea tan pesada”… Patético. Aunque sólo apreciábamos esta actitud los que veíamos el día a día de Alex. Para los jefes, Alex era (es) un tío increíble con un montón de ideas “frescas”.

    Pero hace ya un mes, descubrí otras “actitudes” de Alex… En Fresqui, uno puede tener registrados los usuarios que se quieran, y votar una vez con cada uno de ellos. Le dije a Alex que eso era un grave error, puesto que cualquier puede tener 50 usuarios, y votar sus noticias para que salgan a portada, así que deberíamos limitar los votos por IP, tal y como ocurre en Menéame. Alex me negó rotundamente que modificara el sistema para evitar esas prácticas. No tardé en descubrir por qué… Alex tiene registrados en el sistema a 12 usuarios: antonio, tito, malkavian, anonimo, admin, robert, alex, Veronika, fresqui, hoz, sabbat, gugle

    Cualquiera puede ir a fresqui, y observar que casi todas las noticias son de esos 12 usuarios, que esas mismas noticias son votadas por los mismos 12 usuarios, que los pocos comentarios que hay son de esos 12 usuarios, etc. Al conocer los 12 nicks de Alex en Fresqui, vi que también hacía las mismas prácticas en otras webs… como por ejemplo, Menéame. En consecuencia, en Fresqui todas las noticias de Alex, llegaban a portada, por lo que él era el editor de una web, que de social sólo tenía el caparazón. Incluso pude oir hablar sobre hacer negocios con algunos blogs…

    Desde ese momento, decidí que ya estaba bien de participar en un proyecto tan corrupto y tan mal dirigido, y escribí una carta para mi empresa solicitando que me cambiaran de proyecto. El mismo día que la iba a presentar, tuve una discusión con Alex, en relación con los múltiples usuarios que tenía en Fresqui… y decidió ir corriendo y llorando al jefe para que me despidieran (8 de mayo de 2006). El jefe, conmovido por los llantos de Alejandro, decidió darme la carta de despido, sin leer antes mi carta.

    Eso es Fresqui, y eso es Alejandro del Castillo (DJ Alex).

    SOBRE MI RELACION CON RICARDO GALLI Y MENEAME

    No voy a negar a estas alturas que Ricardo Galli y yo chocamos frontalmente en algunas ocasiones. Somos dos personas que nos expresamos de una manera poco “diplomática”, y para colmo hemos tenido opiniones muy distintas sobre el funcionamiento de una red social, lo que derivó en las disputas públicas que todos conocemos, y que no vienen al caso enumerar. En ningún momento he insultado a Ricardo, y en todo momento, todas mis opiniones sobre él, sean exageradas, desmedidas, o como sean, han llevado siempre mi nombre y appellido, o al menos Ricardo ha sabido en todo momento que eran mías.

    En cualquier caso, no entiendo qué tiene que ver mi relación con Ricardo con todo esto. Yo, como cualquier otra persona, puedo tener mis diferencias con Ricardo, y hacerlo en público, a nivel particular. Tenemos ante nosotros varios hechos, que no sólo no han sido desmentidos por Fresqui (Alex, no hay nadie más), sino que además, en una ruin intención de escurrir el bulto, cambian de dirección acusándome a mí, aún no quedándome claro de qué…

    Los hechos son:
    * Alex usa 12 nicks en Fresqui, y otros muchos en Menéame (yo no tengo acceso a la BBDD de Menéame, pero Ricardo sabrá cuántos, y cuales), además de en otros tantos sitios de Internet, donde, por ejemplo, pone 5 comentarios en un blog con nicks distintos, alabando a Fresqui.
    * Alex enviaba noticias sobre Fresqui a Menéame, y después criticaba que en Menéame había censura (yo también critiqué ese hecho, antes de conocer que se hacía mucho peor “en casa”), pero sorprendentemente, cuando envían una noticia a Fresqui los de Menéame, Alejandro ELIMINA esa noticia, y la siguiente no permite que pase a portada…
    * Según Ricardo (por las IP’s y los nicks de Alex), Alejandro ha usado esos nicks para insultarle en su blog, en Menéame, y en otros tantos sitios.
    * La noticia sobre la posible inversión de capital privado en Fresqui, es todo una patraña infantil de Alejandro, cuya intención aún escapa a mi entendimiento (¿ganar algunas visitas a costa de engañar a sus pocos usuarios? no se entiende, ¿verdad?).

    Alejandro, sabía que ibas a salir con cualquier estupidez, pero esto supera todas mis espectativas.

    Realmente me siento engañado por Alejandro, por hacerme creer que Fresqui iba a ser una web social, independiente, sin intervenciones, sin censura, etc, etc, etc. Me alegro, sinceramente, de haber salido de ese proyecto, y también de una empresa en la que confían ciegamente en un engendro como este Alex.

    Ahora trabajo en una gran empresa, donde estoy muy a gusto, donde no hay engendros como Alejandro del Castillo, ni existe posibilidad alguna de que entren en la empresa. Es por ello que todo este asunto, sinceramente, me la trae al pairo. Fresqui, gracias a Alejandro, sólo tiene un destino posible, el cubo de la papelera de reciclaje, y era cuestión de tiempo que así se materializara.

    Y Alejandro, si quieres escurrir el bulto, te aconsejo que te busques otra estupidez, porque, como supongo que sabes, tengo pruebas de todo lo que he dicho, y no dudaré en publicarlas todas para “limpiar” mi nombre, si es que con esa estupidez has conseguido engañar a alguien.

    PD: Todo esto, y de una forma más elaborada, lo iba a contar en mi blog personal, pero a causa del efecto Barrapunto, está caido y no sé cuándo tendré tiempo de volver a levantarlo; por lo que he decidido exponer todo este asunto en este comentario, sin ser todo lo elaborado que me hubiera gustado.

  7. En este comentario en el blog de Fresqui aclaro algunas cosas:
    http://fresqui.blogspot.com/2006/05/por-mucho-que-se-empeen.html#114885101429486165

    Espero tener tiempo en breve para volver a levantar mi blog (mi pentium 4 con ADSL casera ha sido tostado literalmente por el efecto Barrapunto), pero de momento, creo que con ese comentario habré aclarado un poco todo este asunto.

    Entiendo perfectamente que no se me dé mucha credibilidad, por mi condición de “asalariado despechado”, pero la verdad es que mi salida de la empresa de Fresqui fue todo un alivio, y ahora, además, estoy en una mejor empresa, con un mejor sueldo, con más responsabilidad…

    En cualquier caso, creo haber aportado las pruebas suficientes (todos pueden observar el comportamiento de esos 12 usuarios de Alex en el propio Fresqui, y sacar sus propias conclusiones). Y si no fuera suficiente, sacaré todas las pruebas que hagan falta, que las tengo, pero de momento prefiero guardarme las espaldas, por algo que yo no esperaba, que en nada me va a beneficiar, y que ya está interfiriendo en mi vida personal.

    Un saludo.

  8. Tranquilo. Lo que puedes borrar son todos mis comentarios anteriores, que nada aportan a la anotación original.

    Ya he subido el parche de actualización del K-MeleonCCF Nauscopico 0.05.5

    Ah, y GRACIAS por “soportarme”.

    – FIN -