Instalar VirtualBox en Fedora 11

Josemaría | 9 de marzo de 2009 | 6 comentarios

Fedora Contar de nuevo con VirtualBox ha sido más fácil de lo que pensaba, pero como existe algún detallito fuera de lo habitual lo dejo aquí por escrito y a ver si así le ahorro un par de horas de sufrimientos a algún otro early-adopter como yo. Pues vamos allá.

Lo primero es lo primero: descargar la versión adecuada de virtualbox. Yo me he bajado la genérica para cualquier distribución y arquitectura i386. La última versión, en el momento actual, es la 2.14.

Lo segundo: preparar el entorno adecuado para compilar los módulos necesarios. El equivalente a nuestro hasta ahora habitual apt-get build-essentials kernel-headers se vería así de feo en Fedora:

[root@localhost downloads]# yum install make automake autoconf gcc kernel-devel dkms

Tres: aplicamos permisos de ejecución al .run que nos hemos bajado (chmod +x VirtualBox-2.1.4-43001-Linux_x86.run), y lo ejecutamos con privilegios de root.

Cuatro: necesitamos meter nuestro usuario dentro del grupo habilitado para conceder permisos de ejecución de maquinas virtuales:

[root@localhost downloads]# usermod -a -G vboxusers josemaria

El quinto paso, y el único arcano dentro de todo el proceso, es que para que funcione de forma adecuada a partir de la versión 2.6.29-rc5 del kernel hay que editar el fichero /usr/src/vboxdrv-2.1.4/Makefile y descomentar la siguiente línea:

# VBOX_USE_INSERT_PAGE = 1

Imagino que en las próximas versiones se solventará con un ifdef, pero de momento hay que hacerlo así. Es lo que tiene esto de querer probar las cosas antes que nadie :-) Ah, y no, no soy un gurú del kernel ni nada parecido. Sólo se donde buscar.

Y ya casi estamos. El sexto y último paso es ejecutar, también como root, el proceso que construirá los módulos adecuados para nuestro kernel:

[root@localhost downloads]# /etc/init.d/vboxdrv setup.

Virtualbox en Fedora 11

Ala, a seguir trabajando.

ACTUALIZACIÓN: Al cambiar a la beta de Fedora 12 me he dado cuenta de que ya no es necesario siquiera esto. La gente de VirtualBox mantiene ahora un completo directorio con paquetes para, incluso las versiones beta más populares. En estos momentos la última versión de Virtualbox es la 3.08 y mirad que muestrario.

Compártelo:
    emailPDFPrintBitacoras.comIdenti.caTwitterdel.icio.usDiigoFacebookMeneameBarraPuntoNetvibes

Chuletillas (y XI) – Resolver dependencias circulares con rpm

Josemaría | 9 de marzo de 2009 | Comentar

chuleta El problema de las dependencias circulares en las distribuciones basadas en rpm es un verdadero coñazo que, por desgracia, se presenta bastante a menudo. Ocurre cuando la desinstalación de la versión antigua de una librería no es posible y bloquea la instalación de una nueva versión y, por tanto, la instalación de los paquetes que la requieren como imprescindible. El último caso que se me ha presentado, y que me ha hecho recordar esto, ha sido con las pruebas de la versión alpha de fedora 11 y concretamente con las liberías glibc. La versión glibc-common-2.9.90-2.i386 me bloqueaba la instalación de glibc-common-2.9.90-8.1.i586 y no me dejaba instalar el compilador gcc que dependía de esta última.

La solución es tan sencilla como instalar el paquete manualmente usando la opción --nodeps. Los paquetes rpm de Fedora están disponibles para su descarga directa y ordenados según la versión de la distribución en estas páginas. En el caso que os cuento, las glibc-common-2.9.90-8.1.i586 están aquí. Una vez descargadas se instalan así:

[root@localhost downloads]# rpm -Uhv glibc-common-2.9.90-8.1.i586 --nodeps

Y listo. Ya puedo seguir con la instalación del gcc para, luego, volver a tener disponible VirtualBox. Pero esto es ya una historia que merece ser contada en otra ocasión ;-)

Compártelo:
    emailPDFPrintBitacoras.comIdenti.caTwitterdel.icio.usDiigoFacebookMeneameBarraPuntoNetvibes