3 comentarios

  1. Calla, calla que aún conservo el trauma de aquella vez que, con 13 años y el primer día de clase, al fotógrafo se le acabó el carrete justo al llegar a mi turno y decidió hacer el chiste de que se le había roto la cámara. Te puedes imaginar…
    Para los curiosos la foto fue esta. Estaba en plena adolescencia (con lo que ello conlleva físicamente) pero no es para tanto ¿verdad?

  2. Díos mío!!!!
    Y la estrenas haciendo fotos a ese señor tan feo… ¿No podías haber elegido a alguien mejor?
    Haciendo eso, a las tres fotos te va a empezar a dar problemas.
    Manera de exprimir las máquinas…. 🙂

Responder a josemaria Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies