Chuletillas (y XIX) – Seleccionando un motor de búsquedas alternativo en Chrome

chuleta Si hay algo que no me gusta de Google es que se ve siempre del pie que cojea. La extensión de Adblock+ para su navegador no acaba de funcionar del todo bien y, fíjate que casualidad, la mayor parte de los anuncios que se le pasan son los suyos. Con las búsquedas pasa lo mismo: aunque te deja elegir de forma clara el motor de búsqueda predeterminado no te da tantas facilidades como Firefox para seleccionar otro motor cuando quieres realizar determinadas búsquedas. El procedimiento es el siguiente:

En la pestaña de opciones básicas tenemos un botón para administrar los motores de búsqueda. Lo pulsamos y en la ventana resultante podemos editar cada uno de ellos y elegir una palabra clave que activará la búsqueda con el. Por defecto esta palabra clave es el nombre del servidor (es.wikipedia.org, del.icio.us, etc.) y esto no es lo más cómodo para lo que sigue…

Eligiendo el motor de búsqueda en Chrome

Una vez hecho esto nos vamos a la barra de direcciones y escribimos la palabra clave asociada al buscador que deseamos. En el ejemplo yo escribo rae que es la clave que tengo asociada al diccionario de dudas de la Real Academia. Automáticamente nos aparece un símbolo instándonos a pulsar el tabulador si queremos hacer una búsqueda con dicho motor.

Eligiendo el motor de búsqueda en Chrome

Al pulsar el tabulador el aspecto de la barra de direcciones cambia. Escribimos el término que deseamos buscar y pulsamos Intro.

Eligiendo el motor de búsqueda en Chrome

Cine en octubre’09

icono con claqueta de cine

Ágora Moon Si la cosa funciona
Eagle Eye Mariposa negra Mataharis

    Estrenos:

  • Ágora. 2009. Al margen de la polémica montada acerca de las licencias históricas que Amenabar se ha tomado, a mi la historia que nos viene a contar me convence. Ha habido innumerables enfrentamientos entre ciencia y religión a lo largo de nuestra historia y muchos de ellos han demostrado la intolerancia y la violencia que suelen usar los fanáticos religiosos para resolver estas cosas. El hecho de que Hipatia muriese con más de 50 años o que realmente no fuese una astrónoma tan brillante como la descrita me parece del todo irrelevante. Lo que no me ha gustado en absoluto han sido los excesos técnicos usados en la narración: cansinos planos de satélite, mareantes juegos de cámara… ¡Bufff!
  • Moon. 2009. La historia es simplona y previsible, pero está bien contada, se hace entretenida y es una más de esas buenas y escasas cintas de ci-fi que ayudan a reflexionar acerca de asuntos mucho más cercanos de lo que nos parece…
  • Si la cosa funciona (Whatever works). 2009. No está mal, pero tampoco me acabó de satisfacer del todo. Si es verdad que se acerca mucho más a las comedias ácidas e irreverentes a las que Woody Allen nos tenía acostumbrados hace ya muchos años, pero la historia me parece tan próxima a “Mejor… Imposible” que me cuesta trabajo verla como una obra original.
    Repescas:

  • La conspiración del pánico (Eagle eye). 2008. Cuando en una película centrada en una Inteligencia Artificial que comienza a hacer cosas al margen de las órdenes que ha recibido dicen algo así como “parece que se le ha roto el router de uno de los discos duros” te puedes hacer una idea de la calidad de los asesores que ha tenido la producción ¿verdad? Pues el resto es igual de “bueno”.
  • Mariposa negra. 2006. Inquietante historia acerca de la determinación de una niña pija peruana que se conjura para matar a Montesinos, el siniestro jefe de inteligencia del gobierno de Fujimori, a quién hace responsable del asesinato de su novio.
  • Mataharis. 2007. Anticipándose al renovado tirón de las novelas de detectives que vivimos en estos momentos, Icíar Bollaín cuenta una buena historia acerca de como es el trabajo real de tres mujeres dedicadas a esta profesión y las implicaciones en su día a día que, lejos del estereotipo, es en su mayoría el de una persona común y corriente.

Google Chrome OS. Instalación y primeras impresiones

google El sistema operativo de Google se presentó la semana pasada y, como era de esperar, casi todo el mundo quiere echarle un vistazo por si mismo, así que antes de dejaros mis impresiones os pongo unas notas acerca de la forma más sencilla de instalación y arranque.

Los fuentes y las instrucciones para que lo compiles por ti mismo son bastante asequibles, pero la forma más fácil de probarlo es descargar una de las múltiples imágenes que ya circulan por ahí. El enlace al torrent que yo he usado finalmente es este. Se trata de una imagen creada en VMware pero que es perfectamente utilizable, como he hecho yo, desde VirtualBox. Yo estoy usando la beta de la versión 3.1 de este gestor de máquinas virtuales, pero me consta que también funciona con las versiones 3.0. El único problema se presenta en el arranque de la máquina: necesita reconocer la conexión de red y hacer login mediante una cuenta de google/gmail y esto no siempre funciona. El procedimiento que a mi me ha resultado para entrar ha sido este:

  • Dile a tu máquina virtual que trabaja con el cable desconectado
  • Haz login con el usuario chronos (el sólo te añadirá el @gmail.com) y contraseña en blanco.
  • Una vez dentro, dile a la máquina virtual que conecte el cable de red.
  • Ve a la pestaña principal del navegador, pulsa el enlace de refrescar y, ahora si, haz login usando tu cuenta de gmail para ver el menú principal

Por cierto: recuerda a la hora de introducir contraseñas que la configuración del teclado que espera encontrarse es americana, así que nada de “simbolejos” raros o, en todo caso, aprende a ubicarlos.

Google Chrome OS. Pantallazo

¿Mi impresión? Muy negativa, la verdad. No por el sistema en si, sino por el concepto. Chrome OS es un Linux “capado” que sólo cuenta con un navegador y que no sirve casi ni para jugar al buscaminas sin una conexión permanente a Internet. Bueno, vale, algo se podrá hacer sin conexión a través de Gears, pero estoy convencido de que los que realmente estarán frotándose las manos para que este proyecto salga adelante con éxito son los operadores de telefonía móvil. Y es que a mi toda esta historia de la nube me parece muy bien, pero siempre como complemento y no lo concibo como sistema único, la verdad. Las tarifas móviles de conexión siguen siendo abusivas y aún hay muchos rincones y situaciones donde te apetece llevarte el portátil para trabajar un poco y la conexión a Internet es pobre o inexistente. Además, GoogleDocs está bien, si, pero yo prefiero OpenOffice. No hay ninguna herramienta web que sustituya a Gimp o a Scribus. Prefiero trabajar con el interfaz de Thunderbird antes que con el de Gmail, quiero poder seguir usando Filezilla antes que ningún cliente web para hacer una transferencia por ftp y a veces me resulta del todo imprescindible abrir un terminal para hacer una conexión por ssh. Crome Os no es para mi, desde luego, pero hoy y en este país me resulta difícil pensar en un público objetivo para él.

Codelite, un IDE multiplataforma para C y C++

Binary Hacía mucho, mucho tiempo que no le dedicaba tanto tiempo a la programación como este año y lo primero que tuve que hacer fue buscarme un buen IDE para trabajar en C/C++. El principal requisito que debía de cumplir (aparte de, por supuesto, que fuese funcional y cómodo) era ser multiplataforma. Si además era software libre, mejor que mejor.

La única herramienta que conocía con estas características era Eclipse con el plugin CDT para trabajar en C/C++ pero a mi juicio resulta demasiado pesado. En otras ocasiones había trabajado con Anjuta o con Kdevelop pero el primero es demasiado sobrio y sólo funciona en GNU/Linux y el segundo es demasiado aparatoso y, aunque podría funcionar sobre windows, mis experiencias usando aplicaciones de KDE sobre el entorno de ventanitas de Redmon no han sido nada favorables hasta la fecha.

En esto estaba, cuando llegué a este hilo de Barrapunto de finales del año pasado y apartando a un lado a trolls y fundamentalistas varios me quedé con dos herramientas plenamente satisfactorias: Codelite, mi elegida, y Code::Blocks, una meritoria finalista.

Codelite

Codelite es un IDE ligero, cómodo y muy funcional, con buenas herramientas para debug, con binarios para prácticamente todas las plataformas y las distribuciones más comunes, soporte para plugins (algunos de ellos muy útiles) y con un grupo de desarrollo muy, muy, activo. A esta hora ya hay nuevos binarios para Fedora 12, Ubuntu 9.10 y OpenSuse 11.2. La verdad es que me ha dejado tan buen sabor de boca desde el primer momento que ni le he dado una oportunidad a su competidor, pero a primera vista me ha parecido que se trata de un proyecto mucho menos activo (las últimas aportaciones al proyecto son de marzo de 2008).

Judias pintas con chorizo

Judias pintas con chorizoicono distintivo de los textos de recetas de cocina

  • 500 grs. de judias pintas.
  • Dos chorizos de guiso.
  • Una cebolla.
  • Tres dientes de ajo.
  • Un pimiento verde.
  • Medio pimiento rojo.
  • Un par de tomates maduros.
  • Un par de hojas de laurel.
  • Perejil fresco.
  • Pimentón dulce molido.
  • Tomillo picado.
  • Sal y aceite de oliva.

Las judias pintas, en remojo en agua fría y con un poco de sal desde la noche anterior, se cuecen a olla abierta y fuego medio-bajo durante aproximadamente una hora junto con los chorizos, un tomate cortado en cuatro trozos, una cucharadita de tomillo, dos hojas de laurel y otra cucharadita de pimentón dulce molido.

Aparte hacemos un sofrito con la cebolla, los dientes de ajo y los pimientos verde y rojo, todo ello bien picado. Cuando el sofrito está casi hecho, añadimos el otro tomate y le damos un par de vueltas más. Luego, añadimos el sofrito a la olla con las judías pintas, ajustamos de sal, añadimos un poco de perejil fresco y dejamos cocer durante otros 15 o 20 minutos o hasta que las judías estén tiernas a nuestro gusto.

Mil millones de hambrientos

en el mundo Durante la semana que viene la FAO realizará en Italia una cumbre mundial sobre la alimentación. La crisis económica mundial ha empeorado la situación de los paises pobres y se calula que durante este año la cifra de personas que padecen hambre en todo el mundo podría superar los mil millones, una cifra que debería de sernos difícil de aceptar.

La campaña 1 billion hungry trata de recoger las firmas suficientes para presionar a los gobiernos participantes en la cumbre y que se tomen realmente en serio este problema de una vez por todas. Mientras tanto, recuerda que un niño muere de hambre cada seis segundos en algún lugar de este injusto planeta. Da escalofríos sólo de pensarlo ¿verdad?

¿El Metro de Madrid?

Metro de Madrid Dentro de la reciente campaña publicitaria que Metro de Madrid ha lanzado en los últimos años hay algunos carteles y anuncios realmente buenos y divertidos, pero hay uno de ellos que me chirría particularmente. Este en concreto:

¿Lo habéis visto?¿Con detenimiento? Pues entonces os habréis fijado en una cosa: los únicos usuarios que se pueden identificar claramente como extranjeros son una pareja de orientales con aspecto de turistas. No hay subsaharianos, ni árabes, ni nadie claramente procedente del centro o el sur de América. Bueno si, si nos fijamos muy, muy bien, se ve alguno en planos de fondo, pero hay que buscarlo a propósito y, desde luego, no en el núcleo protagonista del spot. Acusarlo de racista sería, tal vez, demasiado. Pero, a mi al menos, me parece muy desafortunado. Mucho más con ese mensaje final de “La gente que el metro de cualquier lugar del mundo quisiera tener”.

Cancionero (y XXXII)

clave de solY es que no me la quito de la cabeza desde que Carmen me la puso en ella, hace ya unos meses… será que me hago viejo.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


25 años – Carmen Paris & Santiago Auserón

7 enlaces 7 (y XXXVIII)

enlaces rápidos

  • Ubuntu 9.10 Karmic Koala. La segunda entrega que Canonical publica anualmente de su distribución de Linux acaba de ver la luz y es la indiscutible protagonista del mundo del software libre de estos días. Los que prefieran a KDE como escritorio también tienen muchas novedades en su hermana Kubuntu. El resto de productos derivados pueden consultarse desde aquí.
  • Casi un máster en Wireshark. Desde Seguridad y Redes hace tiempo que nos deleitan con unos magníficos tutoriales sobre Wireshark y Tshark.
  • 20 consejos para securizar servidores Linux. Una lista muy práctica para convertir en obligado checklist cada vez que instalemos un nuevo servidor.
  • FatELF, una iniciativa para crear binarios universales para Linux.
  • Guía legal del blogger y podcaster y 11 años de Una al día. Dos libros gratuitos para descargar en PDF.
  • Firefox 3.6 beta 1. La próxima versión de Firefox, de nombre en clave Namoroka, acaba de entrar en fase beta con cierto retraso respecto a lo previsto en su roadmap inicial. Será una actualización menor pero, aún así, con novedades a las que merece la pena echar un vistazo.
  • Abicollab.net. Abiword presenta con su versión 2.8 un sistema de edición colaborativa de documentos online. No, no se trata de algo similar a Google Documents. Aquí es necesario tener instalado en local el programa Abiword y el servicio funciona como un repositorio de documentos compartido a través de Internet y que permite la edición por múltiples personas en tiempo real. Habrá que probarlo ¿no?

Cine en septiembre’09

icono con claqueta de cine

Gordos
Pozos de ambición Los edukadores Vicky, Cristina, Barcelona Hellboy II
Ché, el argentino World Trade Center La habitación de Fermat El tormento y el éxtasis

    Estrenos:

  • Gordos. 2009. Después de un estreno tan bueno como Azul oscuro casi negro vas a esta película temiendo decepcionarte… Pero no. Ni mucho menos. Todo es bueno en esta historia: los personajes, la interpretación, los diálogos… Si tuviera que quitar algo sería sólo el “momento Ghost” del final de la película (los que la han visto ya saben a que me refiero ¿verdad?) pero tampoco me molesta demasiado.
    Repescas:

  • Pozos de ambición (There will be blood). 2007. A pesar de la genial interpretación del señor Lewis con un personaje tan, tan difícil, la historia me decepcionó bastante… No se, esperaba algo menos predecible. Aún así, merece la pena verla.
  • Los Edukadores (Die fetten Jahre sind vorbei). 2004. Una pareja de jóvenes anarquistas alemanes se dedica a amedrentar a los ciudadanos de clase alta entrando en sus casas y, sin robar absolutamente nada, dejando huellas evidentes de su presencia y un mensaje rotundo: “Tienes demasiado dinero”. Pero un mal día uno de ellos mete la pata y se ven forzados a secuestrar a un millonario que participó en las revueltas del 68 en su juventud. Casi imprescindible, de veras.
  • Vicky, Cristina, Barcelona. 2008. Buffff… ¿de veras que esto lo ha hecho Woody Allen? Se trata de un bodrio infumable que presenta una Barcelona irreal, unos personajes imposibles y estúpidos y una historia absolutamente absurda. Lo mejor, sin duda, la interpretación de Penélope Cruz. Creía que no llegaría a ver la película en la que diría esto… Y ya ves.
  • Hellboy II: The golden army. 2008. ¡Me gusta este diablo rojo!. Fijaos que se trata de un heroe de comic al que conocí antes por su primera película que por el papel y se ha convertido en uno de mis favoritos.
  • Che, el argentino (Che: Part one). 2008. Lo cierto es que me aburrí de lo lindo. Tal vez porque no me interesa tanto el ya manido personaje del Ché como para aguantar esta especie de publi-reportaje sobre sus hazañas. Además la veo bastante maniquea ¿De veras que era tan, tan bueno y perfecto? Mucho me extraña.
  • World Trade Centre. 2006. Lo bueno de ver una película tan espantosamente mala es que ya sabes que es muy dificil que veas nada peor en lo que te queda de año. Mentalidad positiva que lo llaman.
  • La habitación de Fermat. 2007. ¡Menuda sorpresa! Un thriller español inteligente y con una trama interesante cercana al mundo de las matemáticas. Y no es que a mi no me guste el cine español. Ya sabéis que no es así. Lo que pasa es que, para que engañarnos, este género no es su punto fuerte… Ojalá cunda el ejemplo y haya más como esta.
  • El tormento y el éxtasis (The Agony and the Ecstasy). 1965. Volví de Roma dándole vueltas al carismático Miguel Ángel y recordando esta película que había visto hace más de 20 años. Ahora, con otros ojos, no me parece tan buena como la recordaba pero aún así la he disfrutado bastante y me ha sorprendido la forma tan solapada con la que refleja en algunos momentos la supuesta homosexualidad del artista.