Cine en noviembre’11

icono con claqueta de cine

megamind kick-ass inside job
x-men first class un cuento chino sunshine thor
stone

Sunshine (2007) sería una buena candidata a lo mejor del mes si no fuera por un final terriblemente malo y forzado. La peli parte de que nuestro sol ha entrado en un ciclo que acabará por enfriarlo causando la extinción de la vida en nuestro planeta y nuestra única esperanza de supervivencia reside en una peligrosa misión y en los ocho astronautas que van a llevarla a cabo. El clima de tensión y claustrofobia a bordo de la nave espacial y entre los diferentes tripulantes de la misma está muy bien logrado pero al final se inventan un noveno pasajero que está como una puta regadera y que se ha subido como polizón y es el responsable de todas las cosas raras que ocurren en la nave. Un truño como la copa de un pino, vaya.

X-Men First Class (2011) tampoco está mal. Las pelis de los hombres X han ido mejorando con el tiempo y aunque son muy repetitivas en sus planteamientos, no exprimen todas las posibilidades de muchos secundarios (y hacen un poco de daño a los puristas que no entendemos bien a que obedecen esas mezclas entre las distintas generaciones de hombres X), se dejan ver con facilidad. La estropea el ridículo personaje del profesor Xavier y que se echa (mucho) de menos a Ian McKellen como Magneto. Inside Job (2010) tiene un ritmo cansino y aburridísimo que, a mi parecer, estropea el mensaje que quiere hacernos llegar. Y es que debe de ser que ya estamos acostumbrados al trato desenfadado de los documentales denuncia de Michael Moore y lo echamos de menos.

Y así, finalmente, llegamos a mis dos grandes favoritas de este mes: Megamind (2010) y Kick-Ass (2010), dos divertidas parodias del cine de superheroes. La primera, con un estupendo trabajo de animación detrás, plantea la llegada simultanea a nuestro planeta de los dos últimos representantes de sus respectivas razas, ambos dotados de superpoderes. Uno aterrizará en el salón de la casa de una familia modelo americana y el otro en el patio de una carcel. La segunda es una adaptación del cómic del mismo nombre de Mark Millar y Romita Jr. Es dura y violenta (aunque bastante menos que el cómic original) y cuenta la historia de un adolescente completamente normal (bueno, es un decir…) que decide comprarse un traje de latex y saltar a la calle a hacer el superheroe. No, no tiene nada que ver con los Watchmen. Y si, está Nicolas Cage y eso casi siempre es un punto negativo, pero la peli está tan bién parida que ni él logra estropearla. De veras.

Un cuento chino (2011) cuenta con la extraordinaria interpretación de Ricardo Darín. Y ya. Por lo demás la historia se hace aburrida enseguida y el final es absolutamente insípido e intranscendente. Una pena.

Lo peor del mes es, sin duda, Stone (2010), una historia que a pesar de estar pilotada por tres grandes monstruos de la interpretación y tener un arranque que te pone el corazón en un puño. se pierde luego con personajes muy poco creibles ¿Alguién es capaz de tragarse la extraordinaria y rápida evolución que sufre el personaje interpretado por Edward Norton?

Y el premio a la gran decepción se lo lleva Thor (2011), una peli que esperaba con expectación y cariño y que lo único bueno que tiene es que, muy a ratos, adapta estupendamente la psicología del personaje de algunos de los cómics de los 70, con un Thor belicoso y desenfadado que sólo piensa en hazañas y en jaranas. El resto es lamentable. En particular, Asgard me parece un enorme decorado de Eurovisión en lugar de la ciudad residencia de los dioses nórdicos y prescindir del personaje lisiado dentro del cual Odín destierra a su hijo me parece un lamentable error.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *