En bici por Madrid (y II): la nueva M-10

Hace casi exactamente siete años que, después de traerme mi bici a Madrid, escribí estas tristes líneas. La entrada se ha convertido en una de las 5 más vistas del blog con una media de cerca de 1.000 visitantes distintos mensuales. Esto demuestra dos cosas: que Google es bastante más malo de lo que nos pensamos y que en Madrid existe un gran interés ciudadano por poder usar la bici en el día a día.

En estos siete años las cosas han cambiado poco. Madrid sigue siendo una ciudad incómoda para usar la bicicleta como medio de transporte. El tráfico es demasiado agresivo y no existe cultura de bici ni apoyo institucional para que las cosas cambien. Aún así, algo (aunque poco) hemos avanzado. Por ejemplo, el propio ayuntamiento tiene un servicio GIS basado en Google Maps donde podemos ver los carriles bici que existen en la ciudad: en verde el anillo ciclista, en rojo los demás.

GIS Municipal con información de carriles bici en Madrid

Como se aprecia claramente, el anillo ciclista (ya casi totalmente construido) vale como circuito deportivo pero, salvo casualidades, no para servir de vía de desplazamiento al trabajo. El resto de carriles bici son francamente escasos y no están bien estructurados. La normativa de la red de Metro tampoco ayuda a planificar un desplazamiento mixto: salvo que tengas una plegable, los días laborables sólo puedes acceder al metro con tu bici entre las 10 y las 12.30 y a partir de las 21.00 hasta cierre del servicio. O sea, olvídate de ir al trabajo. Además, la práctica totalidad de los carriles bicis se ha construido robando espacio al peatón y no al tráfico rodado cosa que, según muchos estudios, es contraproducente e incluso aumenta el riesgo de accidentes.

En los próximos meses tenemos un par de elementos que pueden hacer cambiar un poco este panorama: el ayuntamiento de Madrid ha decidido, por fin, cumplir un par de promesas electorales que ya nadie esperaba: la llamada M-10 (un anillo ciclista alrededor del centro de la ciudad) y un servicio municipal de alquiler de bicis al estilo del que existe desde hace años en Sevilla y otras ciudades.

La M-10 será un anillo que circunvalará el centro de Madrid y que se construirá reservando un carril de la calzada para uso preferente de los ciclistas. Los automóviles podrán circular también por este carril pero siempre a una velocidad inferior a 30 kmh. La construcción comenzará inmediatamente y está previsto que concluya antes de finalizar el año puesto que la inversión es mínima y apenas consistirá en la señalización horizontal y vertical necesaria. Durante el año que viene está prevista la construcción de otros 60 kms de carriles bicis en el centro de Madrid para complementar esta medida.

Plano del proyecto de la M10 en Madrid

Además, MyBici, el servicio municipal de alquiler de bicis de Madrid debería de empezar a funcionar el 1 de mayo de 2014 y contará inicialmente con más de 1.500 bicicletas repartidas entre 120 aparcamientos, todos ellos en en el centro de Madrid. El servicio será muy similar al que ya existe con gran éxito en muchas capitales europeas y españolas salvo en un punto muy polémico: además del coste anual de abono de 25? habrá que pagar desde el primer minuto de utilización. El coste de la primera media hora será de 0,5? mientras que en la mayoría de las ciudades estos primeros 30 minutos son gratuitos.

Veremos, pues, como evoluciona todo esto. Y si quieres seguir informado de estos temas con mucho más rigor y asiduidad que en este blog o ponerte en contacto con el “universo ciclista” de Madrid te recomiendo las siguientes fuentes:

ACTUALIZACI?N: Se me olvidó incluir el calendario ciclista de Madrid que mantienen actualizado gracias a sus lectores desde las páginas de enbicipormadrid.es