Pollo con alcaparras

Josemaría | 17 de marzo de 2006 | 4 comentarios

Tenía muy olvidada la sección de recetas de cocina, así que vamos allá de nuevo. Hoy os dejo una cazuela muy sencillita de preparar pero sabrosa y muy peculiar. Eso si, abstenerse completamente los paranoicos de la gripe aviar ;-)

El pollo se salpimenta al gusto y se mantiene en reposo unos 30 o 40 minutos. Luego se saltea con un buen chorreón de aceite y a fuego medio, dandole vueltas de vez en cuando para que se dore por igual.

Cuando está a nuestro gusto (es recomendable que ni muy crudo ni demasiado quemado y yo, particularmente, prefiero dejarlo poco hecho) se aparta en un plato y, en el mismo aceite y grasa que ha sudado el pollo, se echa el puerro, la cebolla y la zanahoria cortados en rodajas.

Una vez que la verdura está pochada se vuelve a echar el pollo en la cazuela, se vierten las alcaparras (con el vinagre con el que vienen en el tarro) y un par de vasos (de los de agua) de vino blanco. Se deja consumir a fuego medio y se retira cuando el vino se haya evaporado casi por completo.

Compártelo:
    emailPDFPrintBitacoras.comIdenti.caTwitterdel.icio.usDiigoFacebookMeneameBarraPuntoNetvibes
Categorías: recetas de cocina