Se ha escrito un crimen

Bruce Schneier, uno de los grandes genios de la criptografía de nuestro tiempo, publica hoy en su bitácora una entrada digna de un guión cinematográfico. En ella nos cuenta que ha recibido un extraño correo electrónico donde (traduzco como buenamente puedo) le dicen lo siguiente:

Sé que esto va a sonar como el guión de una película. No lo es. Linda Rayburn, una buena amiga mía, y su hijo Michael Berry fueron brutalmente asesinados por el marido de ella que era, a su vez, el padrastro de sus hijos.

El asesinato ocurrió el 3 de febrero de 2004. El asesino fue encontrado ahorcado en el sótano de la casa entre algunos inquietantes objetos.

El más intrigante de todos ellos es un criptograma manuscrito en papel que utiliza letras, números y símbolos de un teclado de ordenador. Jenn, la otra hija de Linda, fue quién encontró los cuerpos y me ha pedido que haga todo lo que esté en mi mano para ver si este criptograma posee realmente una información valiosa o si es una macabra broma del asesino para mantenernos eternamente intrigados acerca de su significado.

Y este es el criptograma que acompañaba al correo (el recuadro que enmarca algunos de los símbolos en la parte superior de la nota no fue hecho por el presunto asesino sino por uno de los familiares de la víctima):

Schneier, preguntándose acerca de la veracidad de lo que le cuentan, encontró una nota acerca de este suceso en una web donde se denuncian casos de violencia doméstica:

2 de Febrero: Linda Rayburn, de 44 años, y Michael Berry, de 23, fueron asesinados en su casa. De acuerdo a las informaciones de la policía, el marido de Linda, David Rayburn, asesinó a su mujer y a su hijastro con un martillo. Sus cuerpos fueron encontrados en camas adyacentes. David Rayburn dejó una nota de suicidio y se ahorcó en el sótano.

Increible ¿verdad? Es como los viejos cripto-juegos que se publicaban antaño en Kriptópolis, pero ahora en serio… ¿Se anima alguien a echarle una mano a Miss Marple… digooooo… al señor Schneier para resolver este caso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *