Et pur si muove

Creo en el software libre. En lo que significa y en lo que representa. Pero hoy en día es absurdo pensar en como sería el mundo de la informática actual si el software privativo en general (y Microsof en particular) no hubiera existido. Mejor o peor pero indudablemente todo sería distinto. Mi vida personal también ha estado muy ligada a la empresa de Redmon desde que me compré, allá por el año 1988, mi primer AT-286 con el MS-DOS v.3.22. La famosa impresora Xerox de Stallman ya había hecho su ilustre aparición en escena pero por aquellos entonces me era totalmente ajena.

Y ahora un inciso:

So the question is, ??How do we use Linux to manage the exchange environment?? In the book we detail an approach that uses a front end Linux server that will, for free, scrub email, scan for viruses, and verify the delivery address for routing across backend mail servers (Exchange, sendmail, etc). You offload things that typically run on the Exchange server and bog it down. By using a Linux box to front-end Exchange, you get more horsepower out of your Exchange server so that you get better performance for what you’re paying for.

Aunque a la mayoría nos parezca increible esta párrafo (y otros similares) ha salido de una bitácora cuyo registro pagan los chicos de Redmod: Port 25 el laboratorio de Open Source de Microsoft. Es evidente que nunca llegarán a decir que existe software libre mejor que el suyo pero el hecho de que sean capaces de dibujar un escenario colaborativo en el que el software libre pueda aportarle un valor añadido a sus clientes y recomendarlo así desde sus páginas me parece un cambio radical y fascinante en el modus operandi de la gente de Microsoft.

Existen otros movimientos en la misma línea como, por ejemplo, el soporte a sistemas Linux en Virtual Server 2005 que hacen pensar en la posibilidad de un cambio de estrategia empresarial ¿Llegará Microsoft a distribuir sus principales productos bajo una licencia de fuente abierta? No, no creo que lleguemos nunca a tanto pero simplemente el hecho de que se preparen para un mundo de convivencia y entendimiento con el software libre ya me parece algo notable. Un logro.

Como ya he dicho creo firmemente en el modelo de software libre, pero no creo en una imposición de este modelo. No se puede imponer un modelo libre porque el propio hecho de hacerlo le hace perder legitimidad (y si no mirad Agfanistan, Irak…) y deben de ser las administraciones públicas, las empresas y la sociedad en general quienes se den cuenta de las ventajas de dicho modelo. Para ello puede que sea necesario corregir los desequilibrios introducidos por las prácticas comerciales abusivas y monopolísticas del pasado (y aún del presente) mediante una cierta “discriminación positiva”. Pero poco más. El resto hay que ganárselo.

Es previsible, por tanto, que el software libre conviva durante mucho tiempo junto al propietario. Posiblemente para siempre. Pero para que esta convivencia sea beneficiosa (para todos) es preciso que exista un clima de colaboración y mutuo entendimiento. Y por supuesto que nadie le ponga la zandadilla a nadie. No se si la iniciativa de Microsoft es sincera o esconde alguna trampa oculta pero, por el momento, no me parece un mal paso. Ya veremos.

Un comentario en “Et pur si muove”

  1. Estoy seguro de que habrás oido hablar del OpenSolaris de Sun Microsystems. Imaginate un OpenWindows, creado con la misma intención: una comunidad de usuarios que basicamente haran de beta-testers para productos mas acabados y comerciales, y que harán proselitismo, aparte de convertirse luego en usuarios de los productos comerciales para actividades de producción.
    El tema del estudio de la compatibilidad e interoperabilidad entre los productos de Microsoft y otros S.O me parece bastante lógico, dados los pasos en el sentido de trabajar sobre entornos *IX que están dando IBM, HP y Sun, sin ir mas lejos. O incluso Oracle.
    El avance de la compatibilidad puede suponer un problema: virus multiplataforma efectivos, fallos en cadena de servicios debido a alguna vulnerabilidad que pueda ser explotada en otros S.O. como consecuencia de la interoperabilidad con Windows.
    Uhm … Se abre un nuevo campo de posibilidades, pero claro, si harán bien o mal, es algo que se nos escapa a la mayor parte en este momento.

    No soy taliban del software libre. Uso el plugin de flash, el controlador de nVidia y juegos como el RTCW. Estoy de acuerdo contigo en que el software libre y el propietario han de ser alternativas para que exista una libertad real de elección. No una imposición. Pero en algunos ámbitos, como la Administración Pública o la Educación Pública, está claro que el Software libre es una necesidad real. El dinero público no es como para desperdiciarlo cuando hay otra alternativo con un rendimiento igual o superior y un coste menor. Sólo abogaría por la imposición en ese caso.
    Prefiero el dinero gastado en hospitales y escuelas que no en licencias de Windows y del MS Office.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *