…pero algunos somos más iguales que otros

Leo otra de tantas en Las penas del Agente Smith. SIGPAC, la herramienta web de información geográfica de política agraria del Ministerio de Agricultura y Pesca desarrollada por TRAGSATEC (una empresa privada de capital público) ha pasado a utilizar la versión 8 de macromedia flash dejando sin posibilidad de usarlo a todos los usuarios de GNU/LINUX (la última versión de flashplayer disponible para este entorno es la 7). Otro fabuloso ejemplo de como la administración pública se salta los derechos de una parte de sus contribuyentes.

Los señores de TRAGSATEC y del Ministerio de Agricultura deberían de darle un repasito a la Guía para la edición y publicación de las páginas web de la Administración General del Estado (aprobada en la resolución de 9 de marzo de 2005 de la Secretaría General para la Administración Pública) y que en su punto 2.3 (Criterios de accesibilidad) comienza diciendo esto:

La accesibilidad en un sitio Web consiste en garantizar el acceso a la información y a los servicios de sus páginas sin limitación ni restricción alguna por razón de discapacidad de cualquier carácter o condicionantes técnicos, debiendo tener en cuenta que muchas personas que acceden a la información incluida en páginas web lo hacen desde diferentes dispositivos y contextos.

Lo siento por la parte que te toca José.

8 comentarios en “…pero algunos somos más iguales que otros”

  1. Mi opinión, como ya dije antes, es que es más lógico mirar por el beneficio de la inmensa mayoría aunque esto pueda perjudicar a algunos. Tratar de mantener un sistema en el que absolutamente todo el mundo pueda acceder me suena un poco útópico (piensa en la gente que todavía utiliza Windows 98, o incluso 95, que la hay) y conduce al inmovilismo y a la falta de innovación. Flash 8 se lanzó al mercado en agosto de 2005, y no ha sido sino hasta un año después cuando se ha exigido su uso para SIGPAC. Creo que se ha esperado un tiempo razonable, tampoco es cuestión de pedir a todo el mundo que esté a la última.

    Evidentemente, cuanta menos gente quede fuera mejor, y me alegro de que los linuxeros podáis volver a acceder al servicio.

  2. Lo siento pero no puedo estar más en desacuerdo Totxo. Una empresa privada puede hacer lo que le de la gana y si quiere “despreciar” a parte de sus clientes potenciales obrando como tu indicas es libre de hacerlo. Ahora bien, la administración pública no debe (porque evidentemente puede, y lo hace, como en este caso) discriminar a nadie ni obligarlo a que acceda a sus servicios exclusivamente con determinados sistemas.

    Este diálogo es, en este momento, obsoleto porque ya si contamos con una beta de la versión 9 de Flash para sistemas GNU/Linux pero sigo insistiendo en que no es la forma correcta de proceder. No en la administración pública. El Corte Inglés que haga lo que le parezca.

  3. No confundamos términos, nada tiene que ver que haya programadores en C# “a patadas” con que se use la versión 8 de Flash. La razón detrás del cambio hay que buscarla en las peticiones de mejora que llegan por parte de los usuarios, y que no podían llevarse a cabo con la versión anterior. Aquí hay que buscar un balance entre la posibilidad de introducción de mejoras y el número de usuarios que se pueden ver afectadas por el cambio, y aquí hay que reconocer que el número de usuarios de Windows sigue siendo muy superior al de otras plataformas. Es más, muchos de los que utilizan Linux tienen también montadas máquinas con Windows para casos como éste, por lo que, en términos generales, seguramente van a ser muchos más los beneficiados por las mejoras que los perjudicados. Y que aparezca una versión actualizada del Flash player para Linux es cuestión de tiempo.

  4. estoy por montar una empresa nueva que todavía estoy muy despistada que no se que hacer y no se si alguna empresa de construcción me podra contratar como autonoma osea ofrecerme faena para poder tener mas o menos una idea.muchas gracias.un saludo

  5. Ya sabes que la parte que me toca a mí es hacer funcionar lo que está debajo no lo que se ve.
    Si me dicen que lo que tiene que haber debajo es M$ o Adobe o Macromedia pues se pone.
    Si me dicen que ponga Suse o RedHat o FreeBSD (aunque te parezca mentira tenemos de los tres) pues se pone también (aunque estos casos son más por iniciativa propia que porque lo pidan).

    En fin, ya sabes, programadores de VB (o reconvertidos a c#) hay a patadas por 4 perras.

  6. Eso no es del todo así. Efectivamente el proyecto RHODAS (llamado ISENGARD en sus orígenes) se inició durante el gobierno del Partido Popular (concretamente en el año 2001), pero TAMBI?N se tomó la decisión de suspenderlo indefinidamente en noviembre de 2002, durante la misma legislatura de este gobierno y sin ningún tipo de anuncio ni justificación oficial. En el año 2005 y ya durante el gobierno de los socialistas, es cuando se hace pública esta suspensión a través de un informe del tribunal de cuentas en el que se denuncia este abandono (lee el informe, en el título II y capítulo B). La falta de información tras el abandono del proyecto es lo que ha propiciado que de forma inverosimil mucha gente relacione la denuncia del tribunal de cuentas del 2005 con el abandono del proyecto.

  7. La verdad es que desde el Gobierno central no se está haciendo mucho por el software libre. Hasta se cargaron el proyecto Rhodas con el cambio de gobierno: no sé si oiste hablar de él. Era un proyecto para migrar los ordenadores del Ministerio de Administraciones Públicas a Linux. Se inicio con el PP. Pues … si, volvió al poder el PSOE y lo deshicieron. :S

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *