Y ahora a esperar a Longhorn

icono para notas sobre microsoftY bueno. Ya está aquí Windows Vista y, como era de esperar, se está vendiendo muy bien. A la fuerza ahorcan. Ahora a esperar a “Longhorn”, Windows Server 2008 o como sea que vayan a llamarlo. En unas semanas se espera la Beta 3 y para final de año (si no hay nuevos retrasos) el producto final. Pero mientras tanto todo lo que se lee y/o tengo ocasión de probar de las funcionalidades que más atractivas me parecían inicialmente me resultan ahora bastante decepcionantes. Pongo sólo dos ejemplos para no aburrir.

PowerShell está disponible desde hace unos meses y puede usarse, previa descarga e instalación, en sistemas XP SP2, 2003 Server y ahora en Vista (que raro que no venga preinstalado con este…). Sin embargo no es lo que yo esperaba. Llevo unas semanas probándolo en una máquina virtual con XP y aprendiendo un poco de él a través del Script Centre y es cierto que amplía las posibilidades de administración sin depender del entorno gráfico y posibilitando la automatización de tareas. No obstante, tiene una terrible carencia para que pueda ser considerado una herramienta útil en entornos reales de producción: no permite una conexión remota a través de un canal seguro. Para solventar esta carencia existen al menos dos soluciones válidas (ambas externas a Microsoft), un tutorial para usar powershell a través de ssh mediante la intermediación de Cygwin y el proyecto PowerShell Remoting aún en fase beta. Estoy seguro de que Microsoft solucionará este problema en próximas versiones de la herramienta pero este “pequeño detalle” te da mucho que pensar acerca de las consideraciones de diseño que la empresa de Redmon está tomando a la hora de acometer este producto. ¿No hay administradores de sistema “reales” en el equipo para decirles que sin esta posibilidad no sirve absolutamente de nada?

pantallazo de windows server coreEl éxito de PowerShell es fundamental para que Windows Server Core, la segunda novedad que me resulta atractiva en Longhorn, tenga verdadera utilidad porque, si eliminamos el entorno gráfico y no tenemos las herramientas adecuadas para administrar la máquina en línea de comando (y, a ser posible, de forma remota y segura) ¿qué diablos vamos a hacer con él? Bueno pues la cosa no parece ya tan bonita como me la imaginába… En primer lugar no se trata de un windows sin entorno gráfico sino, como puede verse en los pantallazos que van circulando (como el de aquí a la derecha), de un windows con un entorno gráfico limitado. En segundo lugar, las funciones que podrán realizar este tipo de servidores estarán también muy limitadas. Inicialmente sólo estaba contemplado que podría funcionar como Directorio Activo, servidor DNS, DHCP y SMB. A finales de año se añadió también el IIS. Y nos podemos dar con un canto en los dientes porque hasta finales de noviembre pasado tampoco se aseguraba que el Framework de .NET (y por tanto PowerShell) estuviese soportado en este producto, es decir, habría que administrarlo localmente a través de las utilidades existentes para DOS o remotamente a través de los snap-ins.de MMC. Ridículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *