Vigilancia correctiva o preventiva en las carreteras

textos de opinión No puedo comparar con otros paises, pero en el nuestro se conduce mal. Muy mal. Lo vemos todos los días y echarle la culpa a la normativa (que puede no ser buena pero que no provoca accidentes) o a las malas condiciones de las carreteras (algún caso habrá, pero ¿tantos?) es una forma de eludir nuestra responsabilidad en este hecho. Yo tengo casi claro que el principal problema que tenemos es de educación en general y de educación vial en particular.

Hoy todos los periódicos abren contando que, una vez pasados los primeros meses, ni el carnet por puntos ni el aumento de los radares de control funcionan como elementos disuasorios. En ese sentido me he acordado de una conversación que tuve hace ya muchos años con el jefe de seguridad de una gran superficie (Continente, ahora Carrefour). Este señor me comentaba que cuando abrieron los primeros centros en España comenzaron a usar los mismos sistemas que usaban en Francia: personal de seguridad de paisano que vigilaba de incógnito para coger a los eventuales ladronzuelos. Al poco tiempo se dieron cuenta de que ese sistema aquí no funcionaba: la proporción de robos en nuestro país era mucho mayor y la gente no se sentía intimidada a menos que la vigilancia fuera evidente. Si colocabas en distintos puntos a señores de uniforme de forma que fuesen visibles los resultados mejoraban.

¿Cual es el problema de esta segunda medida? Pues que necesitas a más personal pero que, al menos en el caso de un supermercado, no precisa estar tan bien formado: basta con que de el tipo luciendo el uniforme y tenga cara de pocos amigos. ¿Y es exportable este modelo a nuestras carreteras? Pues posiblemente no del todo (hay muchos más kilómetros que cubrir y un horario más amplio de servicio) pero viendo la prudencia con la que nos comportamos cuando avistamos a una pareja de guardias civiles de tráfico quizás esta sea la única medida efectiva mientras que, en paralelo, se educa mejor a las nuevas generaciones de conductores.

2 comentarios en “Vigilancia correctiva o preventiva en las carreteras”

  1. Aparte del hecho de que conducimos mal porque no nos enseñan a hacerlo bien (lo de las autoescuelas es de risa) a mí me parece que desde la DGT equivocan el tiro.

    Es notorio (lo dicen las cifras) que el mayor peligro está en las carreteras de doble sentido y no en las autovías y autopistas pero es en estas últimas donde hay más radares, más agentes, etc. mientras que en las primeras raramente ves un guardia civil.

    Además, porqué en una autovía o autopista la velocidad máxima es de 120 cuando puedes circular sin ningún peligo a 140-150 (excepto determinados tramos, por supuesto) y en una carretera de doble sentido la velocidad máxima es de 90 o 100 dependiendo del arcén? Para mí se debe al mero afán recaudatorio.

  2. Pues sí… una total falta de educación vial…

    Basta con ver a los conductores más jóvenes, con coches más o menos potentes, que conducen avasallando al resto… pegándose a ti mientras adelantas…

    O esos no tan jóvenes, cargados de prepotencia al mando de coches grandes de gran cilindrada, que circulan como si la carretera fuese suya y tú la hubieses tomado de prestado.

    O esos conductores inseguros, que se cambian de carril a velocidades reducidas sin pensar en quien circula por el mismo, y el peligro que conlleva irrumpir en un carril con vehículos que van más rápido…

    Todo apunta a lo que tú dices… falta de educación vial.

    La gente, la inmensa mayoría, se cree con derecho a circular como quiera, y nunca reconoce sus culpas o errores… siempre se excusan diciendo que el otro ha hecho algo mal… ‘no frenó cuando me vió cambiar de carril’… ‘venía demasiado deprisa’… ‘no tiene porqué adelantarme’…

    Pero esto, como bien has dicho, son cosas que no te enseñan en una autoescuela. En la autoescuela, como mucho, te enseñan a llevar el coche lo justo para salir a carretera y cumplir en el examen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *