Lo humano y la mierda

icono con pluma para frases brillantes

Odio el humanitarismo ñoño. Lo que separa a los individuos de nuestra especie de los animales salvajes (…) es que son capaces de matar por gusto, no por supervivencia; que fabrican armas de aniquilamiento indiscriminado; que explotan a sus semejantes para obtener de ellos mucho más de lo que su supervivencia reclama; que, llegando a los extremos más aberrantes de la depravación y la barbarie, pueden incluso apoyar electoralmente a Acebes y a Zaplana.
Nada de lo que tópicamente se califica de humano es realmente propio de la raza humana. Suele aludirse a gestos excepcionales, nada representativos.
Lo humano no es una mierda, porque la mierda puede reutilizarse y servir para algo.

Lo dice hoy Javier Ortiz en sus Apuntes del Natural y lo suscribo por completo (incluido el “chiste” electoral) e incluso lo ampliaría con algunas estupideces más cotidianas (aunque, afortunadamente, menos dañinas) con las que los humanos tenemos la “sana” costumbre de maltratarnos entre nosotros a diario.

(Se que no es una nota muy optimista para volver de este pequeño retiro de casi una semana, pero es lo que hay… Procuro arreglarlo en unas horas. Palabra.)

3 comentarios en “Lo humano y la mierda”

  1. Poco, o nada, se puede objetar…

    Vivimos en un mundo totalmente deshumanizado, donde muchos trabajamos para que otros pocos tengan mucho más de lo que necesitan, y necesitarán, para vivir de lujo toda su vida… mientras otros muchos más, se mueren de hambre y viven en la miseria…

    Y a esta mierda, le llaman ‘Progreso’…

  2. Discrepo: Hay animales que sí que son capaces de comportarse humanitariamente. Los chimpancés, por ejemplo. Se han detectado casos de manadas que planean emboscadas a otros grupos de simios por el simple momento de caza. Una vez descuartizada ritualmente la pieza, la abandonan a los carroñeros.

    ¿no es bonito, lo que llegan a parecérsenos?

    Lo bueno de la politica de las manadas de simios es que después de una buena pelea que decide al jefe, el resto de conflictos de dominio se deciden sexualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *