Chuletillas (y XXXIV) – Incrustar subtítulos en un .avi con mencoder

chuletaPara los que preferimos ver el cine en versión original pero no tenemos la soltura suficiente para disfrutarlo sin subtítulos en castellano, resulta siempre mucho más fácil “obtener” el vídeo en versión original y luego bajarnos los subtítulos aparte ( Spanishred o Subdivx son buenos sitios para ello) que encontrar una copia con los subtítulos ya integrados y una buena traducción. Luego, casi todos los reproductores te permitirán abrir el archivo de subtítulos o, incluso, te lo abren de forma automática si ambos archivos se encuentran el el mismo directorio y el que contiene los subtítulos tiene el mismo nombre que el contiene el vídeo pero con una extensión propia de un fichero de este tipo (.ass o .srt, por ejemplo).

Pero si lo que quieres es incrustar los subtítulos de forma definitiva en el archivo AVI del vídeo, hacerlo usando mencoder es bien sencillo. El comando base que yo uso para ello es este:

mencoder -sub archivo_subtitulos.ass -subcp iso-8859-1 -ovc xvid -xvidencopts bitrate=14400 -subfont-text-scale 2.5 -oac copy -o video_final.avi video_original.avi

En el ejemplo, el archivo de subtítulos está en formato .ass y debe de estar codificado como iso-8859-1 (puedes cambiar el parámetro por utf-8 si lo tienes así o usar, por ejemplo, subtitle-composer para modificar la codificación, una herramienta que te será muy útil cuando quieras, además, corregir incorrecciones en la traducción o el tempo de los subtítulos).

Mediante el número que sigue al parámetro –subfont-text-scale puedes cambiar el tamaño del texto de los subtítulos. Un número mayor dará como resultado fuentes más grandes y a la inversa. Experimenta con pequeñas variaciones (en el rango de entre 1.8 y 3.5, por ejemplo) para que el resultado quede a tu gusto.

Por último, el ejemplo anterior supone que el .avi origen tiene una única pista de audio o es la primera de las que existen la que nos interesa conservar. Si la pista con el idioma original fuese, por ejemplo, la segunda, deberíamos de añadir el parámetro -aid 2

El parámetro bitrate merecería un estudio aparte para el solo. De el depende la calidad y el tamaño del vídeo resultante, sobre todo cuando estamos haciendo el “ripeo” o compresión original del vídeo desde un DVD. Si quieres leer un poco más sobre como se debería de calcular el óptimo puedes echarle un vistazo a este texto. Yo suelo usar 14400 y los resultados que obtengo son bastante buenos para vídeos en alta definición a 25fps y de entre 90 y 120 minutos que suele ser lo habitual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *