El (complicado) mundo de los derechos en la era de Internet

Opinión Ayer viernes almorzamos mientras que nos enterábamos que en el consejo de ministros se había aprobado el proyecto de la nueva ley de propiedad intelectual que, de seguir adelante, obligará a los buscadores y agregadores de noticias a pagar a los medios que enlazan. Como siempre, se ha armado un revuelto terrible entre opinadores, “gurús” y gente bien o mal intencionada que se deja llevar por los anteriores. Se acusa al gobierno de no entender como funciona Internet (lo cual es verdad) y volvemos a resucitar de nuevo los mismos tópicos enarbolados en defensa de “nuestros derechos” a prestarnos copias de material audiovisual a través de la red (derechos de los que, todo hay que decirlo, yo abuso bastante a menudo).

A mi me gustaría vivir en un mundo ideal y perfecto en el que todos tuviéramos derecho y acceso gratuito a lo indispensable. Cultura incluida. Pero ese mundo, por desgracia, no existe y mientras que lo inventamos (si llegamos a ello) tal vez merezca la pena tener en cuenta que defender la libertad implica también que un creador (o una empresa) es también libre de no querer regalar su trabajo. Y el hecho de que impedirlo sea difícil (o casi imposible) no lo hace menos injusto. ¿Que la medida perjudicará a los medios que recibirán menos visitas?¿Que realmente les sale rentable y se benefician de las visitas que reciben a través de los agregadores y buscadores? Bien, veámoslo y dejémoslos que se estrellen. También son libres de equivocarse ¿no?

No quiero que nadie me malinterprete con esto: yo soy un defensor a ultranza desde hace años de la cultura libre, pero no debería de ser algo que funcione por imposición. Quien no esté convencido, creo, no tiene porqué participar de ello.

ACTUALIZACI?N: Nada que objetar, por otro lado, a la respuesta de María González, directora jurídica de Google España, en esta entrevista:

“Todos los editores y las páginas web en general pueden elegir estar en Google News o no, pueden establecer los protocolos de exclusión que son estándares en la industria, los ??robots.txt??, y dar instrucciones a Google News para que Google News no les indexe. Nosotros nunca vamos a indexar noticias que el editor no quiera que se indexen. Es un tema voluntario. Si no quieres estar en Google News, no tienes por qué estar.”

Mi deseo friki: Sabina vs Ramoncín

¿Os imaginais un programa de Salsa Rosa con Joaquín Sabina y Ramoncín? El cruce de insultos y descalificaciones que han cruzado el los últimos días el cantautor y el cantamañanas (¿sabeis a quien me refiero con cada etiqueta? ;-)) me hace soñar con esa posibilidad…

Ya me imagino el formato y todo: Ramoncín entraría antes mientras que Sabina permanecería en una sala aparte escuchando lo que dice de él para luego entrar en el plató a hacer el típico careo de estos programas…

Si existe un patrón para los frikis y hoy está atento a las plegarias y peticiones este es mi deseo.

Joaquín Sabina vs Ramoncín

Pintan bastos para la SGAE

“El canon de copia privada es un sistema manifiestamente ineficaz e imperfecto”. Es la principal conclusión de un dictamen elaborado por la Comisión Asesora sobre la Sociedad de la Información del ministro de Industria. Presidida por Manuel Castells -uno de los mayores expertos mundiales en este campo-, esta comisión asesora al ministro José Montilla en las nuevas tecnologías, aunque actúa de forma independiente a él. Y en este caso ha querido hacer constar que el establecimiento de un canon sobre los soportes digitales es “injusto e indiscriminado, no frena la piratería y nos hace responsables a todos de ella”, en palabras de Castells, que añade: “El canon puede afectar seriamente al desarrollo de la sociedad de la información”.

Más en Diario El País: La comisión de expertos que asesora a Montilla exige el fin del canon.