Internet Explorer en GNU/LINUX: nunca había sido tan fácil

Durante muchos años he tenido en casa un equipo con doble arranque LINUX/Windows por varios motivos: de vez en cuando sentía ‘mono’ de algún juego que no funcionaba en LINUX (o que no me merecía la pena partirme los cuernos para ver si lo conseguía hacer funcionar), por algún programa que me costaba mucho abandonar (6 años trabajando a diario con Quark XPress y Photoshop marcan mucho), por algún dispositivo hardware que nunca fui capaz de hacer funcionar (mi viejo scanner ACER) y, sobre todo, por que de vez en cuando necesitaba usar el internet explorer para determinados trámites que no admitían otro navegador.

Hace ya más de dos años que decidí prescindir totalmente de ese windows, concretamente cuando terminé un master cuya herramienta de evaluación exigía usar el explorer. Fue ‘el último retraso’. Ahora cuando un juego no funciona en LINUX ni lo miro, he cogido tanta soltura con The GIMP como para hacer las mismas cosas que hacía antes con Photoshop, me he enamorado de Scribus, he comprado un nuevo scanner para el que Jonathan Bravo Lopez acaba de tener la gentileza de dar soporte en SANE (lo compré pensando que ya lo tenía pero me bailaron las letras del nombre y he estado más de un año sin usarlo) y ahora no echo absolutamente nada en falta del mundo windows…. salvo, en ocasiones, el Internet Explorer.

Y no es por que me guste, es evidente que no, sino porque por desgracia a veces es imprescindible para hacer un trámite, comprar unas entradas o consultar una información importante… es algo muy desafortunado pero es así. ¿Os imaginais si para entrar en ciertas autovías os exigieran hacerlo con un Ford y no os permitieran entrar con ningún otro coche? A veces esa es la sensación que me producen estos casos

La estrategia que sigo en estas ocasiones es siempre la misma: repito intencionadamente los accesos cambiando de IP para que si consultan las estadísticas de acceso vean que existe más volumen de tráfico procendente de máquinas con otros navegadores y envío correos desde todas mis cuentas protestando… pero luego si el trámite es imprescindible, me toca esperar al día siguiente para hacerlo desde el trabajo.

Ayer, y gracias a un post en Meneamé descubrí ies4linux, un script que te instala internet explorer en tu LINUX de forma fácil, rápida y aséptica.

ies4linux

El único requisito es tener Wine (logico) pero eso no suele ser inconveniente. Para instalar el explorer basta con descargar un fichero comprimido (tar.gz) de apenas 300 Kb, descomprimirlo y ejecutar un script. Eliges la versión de explorer que necesitas (6.0, 5.5, 5.0 o las tres) y pulsas intro. Y listo. Te coloca hasta un icono en el escritorio como si se tratase de un diabólico producto de los de Redmon. Hasta mi madre podría hacerlo.

Ojalá pueda dejar de usarlo muy, muy pronto pero, por el momento, ahí está.

Un comentario sobre “Internet Explorer en GNU/LINUX: nunca había sido tan fácil”

  1. Lo que echo de menos realmente de Windows son los putos juegos: si, he logrado hacer funcionar algunos juegos en Linux mediante Cedega o bien con binarios, pero, bueno, he tenido que recurrir a instaladores para los mismos (sabrás por qué si has tenido que instalar con wine algun programa que necesite cambiar de disco durante la instalación).

    Hay un número muy limitado de juegos comerciales, y sinceramente, si, me puedo entretener un rato con los juegos de bolitas o cartas, pero echo de menos el Galactic Battlegrounds o el Emperor Battle for Dune, el Stronghold. :_(

    Las DirectX van pesimas con el Cedega, pero vamos, los juegos con OpenGL van mas o menos bien.

    Juegos, quiero juegos … :_(

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *