Chuletillas (y XXXXII) – Eliminar paquetes huérfanos y dependencias no utilizadas en Archlinux y derivadas

chuleta Hace ya años que sólo uso Archlinux o derivadas en mis equipos de escritorio, ya sean estos portátiles o equipos de sobremesa. Empecé con la propia Archlinux para luego pasar a Chakra y, por último, a Manjaro que es actualmente mi favorita.
El siguiente comando nos permite eliminar todos los paquetes huérfanos y dependencias no utilizadas de forma equivalente a como haríamos en una Debian o derivada con apt-get autoremove:

pacman -Rcns $(pacman -Qdtq)

La segunda parte del comando (pacman -Qdtq) es la que realiza el listado de dependencias inútiles mientras que la primera (pacman -Rcns) las recibe y elimina después de mostrárnos la lista en pantalla y pedirnos confirmación.

NOTA: Por aquí dejé hace algún tiempo una chuleta con los primeros pasos a dar con pacman y ccr que sigue siendo válida. ccr es el gestor de paquetes realizados por la comunidad de usuarios (no oficiales, por tanto) de Chakra. En Archlinux y Manjaro se usa yaourt en lugar de ccr pero el funcionamiento de ambas es bastante similar.

Instalación y gestión de paquetes en Chakra Linux

chakra linux Hace ya meses que uso Chakra Linux en mis escritorios y me parece una de las mejores distribuciones Linux que he probado jamás ¡Y os aseguro que he probado muchas! Es limpia y muy sobria, deriva de la potente Archlinux pero introduce un instalador mucho más completo y sencillo para facilitar la puesta en marcha a los usuarios perezosos o poco experimentados. Y lo más importante para mi: está centrada en ofrecer un escritorio KDE bien depurado y libre de dependencias de GTK. Ahora bien, tiene un inconveniente que me impide recomendarla “universalmente” a cualquier tipo de usuario: la gestión de paquetes resulta bastante complicada e, incluso, podríamos decir que en algunos casos engorrosa. Aquí va mi granito de arena para el que se encuentre perdido en este lío.

El motivo de este pequeño caos es doble: por un lado Chakra trabaja en su propio sistema de gestión de paquetes que se llamará Akabei para reemplazar a pacman (y Shaman para reemplazar a Apper) y mientras lo terminan trabajan con lo que pueden. Por otro, la separación de toda la paquetería dependiente de GTK del core de la distribución obliga a realizar ciertas filigranas. Pero el resultado es que quién llega por primera vez a la distribución y no sabe de que va la cosa se encontrará con un revoltijo de herramientas desde las que instalar y desinstalar software y, lo que es peor, que no siempre se ve lo mismo desde todas ellas. En el entorno gráfico tenemos dos herramientas: Apper, una de las herramientas de gestión de software más populares del entorno KDE, y Bundle Manager. Desde la línea de comandos tenemos pacman y ccr. Vamos a tratar de aclarar un poco de que va cada una de ellas y que uso darles.

En los repositorios base de la distribución no nos encontraremos jamás con ningún paquete que precise de las librerías GTK. Este es el software que podemos instalar usando pacman desde la línea de comandos o Apper desde el entorno gráfico. El problema es que, hoy por hoy, tratar de trabajar con una distribución Linux que no use las GTK es casi del todo imposible porque nos impediría usar GIMP, Firefox, Thunderbird, Wireshark… Así que Chakra incorpora para ello dos soluciones no excluyentes. Las aplicaciones GTK más populares votadas por los usuarios se introducen en paquetes especiales llamados “bundles” que se “instalan” sin privilegios de root en el sistema de archivos del propio usuario y sin introducir ninguna librería adicional en el sistema. Estos “bundles” se instalan cómodamente desde el Bundle Manager. Por otro lado, cualquier usuario puede dejar a disposición de la comunidad cualquier programa que no se encuentre ni en los repositorios oficiales ni en entre los “bundles” en los llamados CCR (Chakra Community Repositories). El sistema, en este caso, consiste en construir un script llamado PKGBUILD con toda la información necesaria para obtener los fuentes y dependencias del programa y compilarlo en local. En este caso si el programa introduce dependencias de GTK, estas si “contaminarán” nuestro sistema. Los programas que la comunidad deja en los CCR se instalan mediante el comando del mismo nombre.

El gestor de paquetes pacman es muy similar a tantos otros de otras distribuciones Linux. Tenemos un archivo de configuración (/etc/pacman.conf) donde, entre otras cosas, especificamos los repositorios que usaremos y una serie de opciones para buscar paquetes, intalarlos, desinstalarlos, actualizar el sistema, etc. Veamos algunas de las más comunes:

pacman -Sy sincroniza la base de datos de paquetes
pacman -Syy sincroniza forzando a descargar de nuevo la base de datos de paquetes aunque considere que están actualizadas.
pacman -Syu sincroniza las bases de datos de paquetes y actualiza todos aquellos para los que existan nuevas versiones
pacman -Qs cadena_texto busca entre los paquetes instalados aquellos que coincidan con la cadena especificada
pacman -Ss cadena_texto Idem, pero ahora la búsqueda se realiza en la base de datos de paquetes, estén estos instalados o no
pacman -S paquete_del_repositorio instala, reinstala o actualiza el paquete indicado si existe en los repositorios de pacman
pacman -U ruta_a_paquete_local instala el paquete que se encuentra en la ruta indicada y no en un repositorio remoto. Los paquetes de pacman son archivos con extensión .tar.xz o tar.gz
pacman -R paquete_instalado elimina el paquete indicado si no rompe con ello ninguna dependencia
pacman -Rs paquete_instalado elimina el paquete indicado y todos los que dependan de él

Todos los paquetes instalados con pacman quedan dentro del alcance de las notificaciones de actualización que recibiremos en nuestro escritorio a través de Apper, herramienta que podemos usar para algunas de estas opciones (buscar, instalar, actualizar, eliminar, etc.) de forma gráfica aunque, como casi siempre ocurre, de forma más básica y con menos flexibilidad y potencia.

bundle manager en chakra linux Bundle Manager es una aplicación con un interfaz muy sencillo que podéis ver aquí a la izquierda. En la parte superior se encuentran las aplicaciones instaladas y en la inferior la que tenemos disponibles. Las instaladas disponen de dos botones a su derecha (eliminar y ejecutar) y eventualmente, cuando se requiere, un tercero (actualizar). Las no instaladas tienen un sólo botón (instalar). Las aplicaciones instaladas a través de Bundle Manager también aparecerán en el menún de KDE correspondiente y podemos poner atajos a las mismas en el panel, escritorio, etc. La instalación se hace siempre en un directorio llamado .cinstall dentro del home del usuario y sin necesidad de privilegios de root. Lo que ocurre realmente es que el bundle manager descarga allí los paquetes (con extensión .cb) y un launcher que lo que hace es llamar a la aplicación cinstall que los desempaqueta y ejecuta de forma instantanea cada vez que los necesitamos. Si lo prefieres, puedes descargar directamente los “bundle” desde aquí y ejecutarlos manualmente con cinstall y la opcion -b (por ejemplo, cinstall -b /directorio/filezilla-3.5.3-1-x86_64.cb)

Este sistema cumple con lo que se pretende (no contaminar el sistema base con librerías GTK) pero no es perfecto, la verdad. Las actualizaciones no se integran con Apper (se supone que si lo harán con Akabei) y, por tanto, hay que entrar en el bundle manager para ver si hay alguna disponible. Además, puesto que el nombre del launcher incluye también la versión del paquete cada vez que actualizamos una de ellas que, por ejemplo, está configurada como aplicación predeterminada en el sistema o dentro de las preferencias de otra aplicación, hay que hacer estos cambios manualmente o trabajarse algún script intermedio que lo haga por ti. Hay programas que apenas reciben actualizaciones, pero otros como Firefox o Thunderbird…

Por último disponemos de los CCR, repositorios donde cualquier usuario puede dejar sripts de compilación de cualquier programa que crea interesante, tenga o no tenga dependencias GTK y que, por lo general, no están incluidos dentro del core de la distribución.

Las opciones más comunes de esta herramienta son:

ccr -S nombre_paquete, instala el paquete indicado.
ccr -Syu sincroniza las ccr y los repositorios del core de la distribución y actualiza todos los paquetes
ccr -Ss nombre_paquete busca ese paquete en los repositorios de las CCR y de los repositorios del core de la aplicación

La petición de actualización de los paquetes que provienen de las ccr con el argumento -Syu realiza también una actualización de los repositorios del core con lo que es la opción más cómoda para mantener al día todo lo que tenemos instalado en el sistema (salvo lo que hemos instalado a través del bundle manager). Igual ocurre con las opciones de búsqueda e instalación que realizan su trabaja en ambos grupos de respositorios:
buscando paquetes con ccr

Además, así como pacman necesita ser ejecutado como root (como casi todos los gestores de paquetes), ccr no puede ejecutarse como root y será el propio gestor quién nos pedirá la contraseña de root si la operación que va a realizar lo requiere.

La instalación de un paquete con ccr es, realmente una variante de la compilación de toda la vida con el ./configure, make y make install. De hecho, en uno de los pasos se nos da siempre la oportunidad de editar manualmente el script de configuración por si queremos realizar algún cambio en las rutas de descarga de los paquetes o similar
instalando paquetes con ccr

Tenemos otra opción más “manual” para hacer esto mismo. Todos los paquetes que los usuarios dejan en los CCR pueden buscarse y consultarse desde aquí y para cada uno de ellos tenemos disponibles un archivo llamado PKGBUILD que es el script de instalación. Si nos descargamos este archivo y ejecutamos makepkg en el mismo directorio donde lo dejemos nos creará el paquete (un archivo con extensión tar.gz) que, posteriormente, podremos instalar con pacman -U nombre_paquete.tar.gz

Los paquetes instalados a través de ccr se integran en la base de datos del sistema de forma que aparecerán en una búsqueda o podrán desinstalarse usando pacman o Apper, pero no se actualizan a través de estos. Por otro lado, ccr no dispone de ningún argumento para desinstalar paquetes, así que la desinstalación de algo instalado con ccr hay que realizarla siempre con pacman o Apper

Cuatro distribuciones Linux con Asterisk y FreePBX para montar una centralita VoIP

asterisk Me gusta la línea de comandos, ya lo sabéis. Pero no se me caen los anillos por decir que hay dos tipos de configuraciones que evito hacer “a pelo” siempre que puedo por complicadas y tediosas: las de iptables y las de Asterisk. Para cualquiera de ambas prefiero utilizar algún tipo de herramienta que automatice y simplifique la tarea desde un interface gráfico guiado. En el caso de Asterisk, el panorama ha cambiado muchísimo en los últimos cuatro años. Por aquel entonces Trixbox era la reina absoluta e indiscutible y AsteriskNOW una prometedora aspirante pero, a mi juicio, demasiado verde para llevarla a una instalación en producción. ¿Cómo está esto ahora?

A la hora de plantear hoy en día una instalación cómoda con Asterisk existen cuatro opciones bastante interesantes a considerar y Trixbox es, a pesar de su veteranía, la última que yo escogería. Todas ellas están basadas en la rama 5.x de CentOS y usan FreePBX (o un fork de este, en el caso de Trixbox) como interface para la configuración. Vamos a echarles un vistazo rápido a cada una de ellas:

 kernel linuxversión CentOSversión FreePBX (2.10)versión Asterisk (1.8.11)versión DAHDI (2.6.1)versión libpri (1.4.12)
Trixbox 2.8.0.42.6.185.8---1.6.02.3.0.11.4.10
AsteriskNOW 2.0.22.6.185.82.101.8.112.6.01.4.11
FreePBX Distro 1.8112.6.185.72.101.8.112.6.11.4.12
Elastix 2.3.02.6.185.82.8.11.8.112.4.1.21.4.12

Trixbox
Consola inicial de Trixbox
Como ya adelantaba, la antaño bien valorada Trixbox no es ahora ni una sombra de lo que era. Hace casi dos años que la version comunitaria no se actualiza (posee una versión Pro de pago que tampoco parece estar mucho mejor atendida) y la impresión tras la instalación es nefasta: problemas de dependencias al actualizar los cerca de 199 Mbytes de paquetes obsoletos, ninguna indicación clara acerca del usuario/password de administración inicial (maint/admin, por si google trae a alguién aquí buscándo esto 😉 ) y versiones muy, muy obsoletas de Asterisk y de Dahdi (la librería de drivers para tarjetas Digium VoIP que sustituyó hace algunos años a Zaptel). Como también adelantaba, desde hace años no usa ya freePBX como GUI de configuración de Asterisk, sino un fork de esta que, intuyo, llevará al menos los mismos dos años sin actualizar que su última distro. Lo dicho: no te deja buen sabor de boca como para usarla en un sistema en producción.

AsteriskNOW
Consola inicial de AsteriskNOW
AsteriskNOW ha mejorado mucho durante estos años. Ya de entrada ha abandonado su planteamiento inicial basado en el sistema de gestión de paquetes rpath + conary y ahora es ya una distro mucho más asequible basada en CentOS. Durante la instalación inicial realiza una actualización automática de forma que tras el primer arranque no hay ningún paquete desactualizado. En la parte negativa, el menú principal en javascirpt no parece estar bien resuelto como puedes ver en el pantallazo de aquí arriba y tiene toda la pinta de que a alguien se le ha olvidado meter unas hojas de estilo en la última compilación de la distro, puesto que se trata del aspecto normal y sin ninguna personalización de FreePBX (como veremos más adelante). El correcto, según se ve en sus tutoriales, debería de ser así:
Detalle del menú principal de AsteriskNOW tal y como deberíad de verse
Sorprende, además, que siendo la distribución “oficial” de Digium no sea la que tenga las versiones más actualizadas de Dahdi y libpri, los dos pilares fundamentales de Asterisk.

FreePBX Distro
Consola inicial de FreePBX
Las Distribución propia de FreePBX tiene un aspecto inmejorable: una instalación limpia y fácil tras la cual apenas hay que actualizar 138kbytes y lo que parece ser un estupendo soporte tras ella: viene con las versiones más actuales de Dahdi y de libpri (por supuesto también de Asterisk y de FreePBX), y en las dos semanas que he estado haciendo pruebas con ella ha lanzado una nueva versión estable (la 1.812) y una beta (la 1.1004). Por decir algo negativo de ella, se echa de menos el panel de operadora que viene de serie con Trixbox. Su propuesta es usar iSymphony, un módulo externo para FreePBX con una versión reducida gratuita pero que hay que instalar de forma adicional.

Elastix
Consola inicial de Elastix
Si te gustan las cosas minimalistas, ciertamente esta no es tu opción. Ahora bien, si tienes un jefe impresionable por las primeras apariencias y quieres ganártelo, ni lo dudes. Elastix va más alla de ser un mero servidor VoIP destinado a hacer de centralita: es un completo centro de comunicaciones con servidor de correo imap, servicio de webmail, servidor de fax, mensajería instantanea, etc. Su problema, a mi juicio, es que en ningún momento de la instalación básica se te permite elegir que servicios quieres y cuales no y, o bien cargas con todos, o te toca posteriormente parar servicios, desinstalar paquetes, etc. La última versión, la 2.3.0, es de hace apenas un mes pero tras la instalación inicial es preciso hacer una actualización que “pesa” cerca de 250Mbytes.

NOTA: para ver las versiones que tienes instaladas de asterisk, dahdi y libpri puedes usar los siguientes comandos (el último sólo funciona en un Linux basado en paquetes rpm como es CentOS):

asterisk -v
dahdi_cfg -vv
rpm -qa | grep libpri

Chuletillas (y XXXI) – Actualizando a Fedora 15 (Lovelock) con preupgrade

chuleta Fedora 15 lleva ya unos días disponible para descarga (en su versión oficial con Gnome o en la de cualquiera de sus Spin) y, como siempre, aporta muchas y arriesgadas novedades.

Si ya trabajas con Fedora y quieres actualizar a la nueva versión tal vez la forma más sencilla sea usar preupgrade, un asistente gráfico que te permitirá saltar a las nuevas versiones disponibles tanto estables como beta o alpha, si las hubiera en este momento. El asistente se instala simplemente con ejecutar yum install preupgrade (o instalar el programa preupgrade desde tu gestor de paquetes favorito), ejecutar el comando preupgrade con privilegios de root desde la línea de comandos o cualquier lanzador, y seguir las sencillas instrucciones.

Y, para los que quieren ir un paso por delante, ya hay Roadmap para Fedora 16.

Meego 1.0 para netbooks

Meego laptops Meego, el resultado de mezclar a Moblin (de Intel) y Maemo (de Nokia) libera su versión 1.0 para netbooks y lo que ha salido de ahí parece bastante bueno…

Lo he probado sólo como versión Live, sin realizar una instalación, y el sistema resultante es ágil, estéticamente agradable y muy intuitivo para su uso. Echo de menos algunas aplicaciones imprescindibles (para mi) en su repositorio pero imagino que eso se irá arreglando con el tiempo.

En Phoronix lo han enfrentado a algunas de las distribuciones Linux más populares y a Moblin, su predecesor, y parece que su punto más débil es el rendimiento de OpenGL.

Jolicloud Prebeta

opinion Durante las navidades he estado probando de nuevo alternativas para mi netbook (UNR 9.10, Fedora Moblin, etc.) pero al final he vuelto a Jolicloud y, sinceramente, a pesar de sus carencias y defectos (que los tiene) no creo que haya ahora mismo en el mercado nada que pueda hacerle la competencia. Desde hace un mes, además, abandonaron la fase alpha para la que eran precisas invitaciones y están en un periodo que llaman de pre-beta y ya permiten la descarga de forma libre. Mantienen el instalador a traves de una memoria USB del que hablamos por aquí hace ya unos meses y añaden uno nuevo al que llaman Jolicloud Express y que parece ser un derivado de Wubi que, al igual que este, permite realizar la instalación directamente desde Windows creando un doble arranque para ambos sistemas. Una opción muy inteligente para llegar al gran público ahora que parece que hemos vuelto a lo de siempre y ya prácticamente nadie ofrece netbooks con Linux preinstalado salvo a través de Internet y en contadas ocasiones.

Hay pocas novedades que puedan apreciarse a simple vista en esta nueva versión respecto a la anterior alpha aunque en su blog prometen haber mejorado el rendimiento para el chipset GMA500 que es el que traen de serie más del 95% de los netbooks actualmente en el mercado. Lo que si ha seguido creciendo es la oferta de aplicaciones de su particular App Store que ahora incluye cosas como DimDim, Boxee o Quake Live y que tenemos disponibles tras un sólo click y haciendo del todo transparente al usuario si se trata de una aplicación de escritorio convencional o una “en la nube” que se instala mediante Prism y, en ocasiones, algún plugin especial para Firefox.

Boxee en JolicloudQuake Live en Jolicloud

Pero ¿cuáles son sus puntos débiles? Por un lado esconder lo que para mi es una de sus grandes ventajas: ser un híbrido perfecto entre el concepto en el que se basa Google Chrome OS, (un sistema basado en exclusiva en la ejecución de programas en Internet a través de un navegador) y un Linux convencional con un gran soporte para netbooks. Aunque por debajo tenemos una Ubuntu Jaunty plenamente funcional el icono de synaptic no aparece en el menú de administración (aunque esta aplicación viene instalada por defecto) y, quién no esté familiarizado con Linux, verá limitadas las aplicaciones que puede instalar y usar a las disponibles en la App Store de Jolicloud mientras que tiene a su alcance, aunque “ocultas”, las centenares de otras muchas del repositorio de Ubuntu Jaunty. Imagino, claro, que en el fondo es de esto de lo que se trata, claro, pero no me parece “jugar limpio” con el usuario.

App Store de Jolicloud

Torpe aproximación a las redes sociales de JolicloudLa posibilidad de conmutar a un escritorio convencional tampoco viene disponible “de serie” y eso que puede arreglarse rápidamente con sólo instalar la aplicación desktop-switcher a través de apt-get en la línea de comandos o del ya mencionado synaptic.

Y por último, otra cosa que no acabo de ver clara es ese tímido intento de darle funcionalidades de red social permitiéndote añadir contactos que usan esta distribución y que lo único que te permite compartir con ellos (al menos por el momento) son las aplicaciones que cada uno instala en su equipo. Pobre competencia en el sofisticado mundo de las redes sociales del momento, la verdad. Imagino que en un futuro añadirán algo más pero ¿Merece la pena?¿No sería mejor una aplicación que centralizara la información de otras redes como hace Moblin?

Google Chrome OS. Instalación y primeras impresiones

google El sistema operativo de Google se presentó la semana pasada y, como era de esperar, casi todo el mundo quiere echarle un vistazo por si mismo, así que antes de dejaros mis impresiones os pongo unas notas acerca de la forma más sencilla de instalación y arranque.

Los fuentes y las instrucciones para que lo compiles por ti mismo son bastante asequibles, pero la forma más fácil de probarlo es descargar una de las múltiples imágenes que ya circulan por ahí. El enlace al torrent que yo he usado finalmente es este. Se trata de una imagen creada en VMware pero que es perfectamente utilizable, como he hecho yo, desde VirtualBox. Yo estoy usando la beta de la versión 3.1 de este gestor de máquinas virtuales, pero me consta que también funciona con las versiones 3.0. El único problema se presenta en el arranque de la máquina: necesita reconocer la conexión de red y hacer login mediante una cuenta de google/gmail y esto no siempre funciona. El procedimiento que a mi me ha resultado para entrar ha sido este:

  • Dile a tu máquina virtual que trabaja con el cable desconectado
  • Haz login con el usuario chronos (el sólo te añadirá el @gmail.com) y contraseña en blanco.
  • Una vez dentro, dile a la máquina virtual que conecte el cable de red.
  • Ve a la pestaña principal del navegador, pulsa el enlace de refrescar y, ahora si, haz login usando tu cuenta de gmail para ver el menú principal

Por cierto: recuerda a la hora de introducir contraseñas que la configuración del teclado que espera encontrarse es americana, así que nada de “simbolejos” raros o, en todo caso, aprende a ubicarlos.

Google Chrome OS. Pantallazo

¿Mi impresión? Muy negativa, la verdad. No por el sistema en si, sino por el concepto. Chrome OS es un Linux “capado” que sólo cuenta con un navegador y que no sirve casi ni para jugar al buscaminas sin una conexión permanente a Internet. Bueno, vale, algo se podrá hacer sin conexión a través de Gears, pero estoy convencido de que los que realmente estarán frotándose las manos para que este proyecto salga adelante con éxito son los operadores de telefonía móvil. Y es que a mi toda esta historia de la nube me parece muy bien, pero siempre como complemento y no lo concibo como sistema único, la verdad. Las tarifas móviles de conexión siguen siendo abusivas y aún hay muchos rincones y situaciones donde te apetece llevarte el portátil para trabajar un poco y la conexión a Internet es pobre o inexistente. Además, GoogleDocs está bien, si, pero yo prefiero OpenOffice. No hay ninguna herramienta web que sustituya a Gimp o a Scribus. Prefiero trabajar con el interfaz de Thunderbird antes que con el de Gmail, quiero poder seguir usando Filezilla antes que ningún cliente web para hacer una transferencia por ftp y a veces me resulta del todo imprescindible abrir un terminal para hacer una conexión por ssh. Crome Os no es para mi, desde luego, pero hoy y en este país me resulta difícil pensar en un público objetivo para él.

Jolicloud

Jolicloud USB creator Portátiles y Netbooks Jolicloud es, posiblemente, la mejor alternativa que he visto hasta el momento para quien quiera una distribución atractiva, cómoda y funcional en su netbook, orientada a un usuario común (sin conocimientos técnicos), muy centrada en usar aplicaciones “en la nube” pero sin renunciar a otras posibilidades.

El aspecto básico de la distribución y su procedimiento de instalación ya nos indica claramente que es un derivado de Ubuntu Netbook Remix que usa aún el modelo de escritorio que acompañaba a las versiones anteriores a Karmic (está, de hecho, basada en Jaunty), pero todo en Jolicloud está personalizado para hacerlo más cómodo para el usuario profano: desde su propia y sencilla utilidad para crear una memoria USB de arranque e instalación hasta los icónos y ventanas de diálogo principales.

Jolicloud

La principal aportación de Jolicloud la tenemos en una aplicación propia desde la que se nos permite seguir las actualizaciones pendientes y el historial de las mismas pero, sobre todo, un cómodo instalador de aplicaciones que nos permite, con un sólo click de ratón, instalar algunas de las aplicaciones y utilidades más habituales o demandadas (Dropbox, Spotify, Adobe Air, Skype, Google Chrome…) y, usando la extensión Prism de Firefox, nos crea la ilusión de instalar como aplicaciones independientes un sin fin de servicios web como Facebook, Twitter, Netvibes, etc. Además, al estar basada en una Ubuntu siempre tenemos la posibilidad de instalar cualquier paquete .deb de esta distribución. O de Debian.

Jolicloud

El rendimiento es muy bueno y en los pocos días que llevo probándola la estabilidad también lo es, así que nada de asustarse con lo de “alpha”. Lo que si es recomendable es que consultes la tabla de compatibilidad hardware antes de lanzarte a instalarlo en tu netbook.

El único punto “conflictivo” es que para poder hacer uso del panel de instalaciones y actualizaciones antes mencionado es preciso registrarse y crearse una cuenta en la web del producto. De hecho, para acceder a esto y, posteriormente, a la ISO de instalación es preciso solicitar una invitación. La mía llegó en apenas un par de horas después de pedirla, así que imagino que no deben de estar tan demandadas como Wave 🙂 . Si alguien tiene problemas para conseguirla que me pida una que tengo 10 disponibles.

Kubuntu Karmic Koala para netbooks

Este es el aspecto que presenta la edición especial para netbooks que Canonical lanzará junto con la familia de versiones 9.10 de su distribución de Linux. Aún es muy inestable (como puede suponerse por la proporción de los pantallazos, estos son de una instalación sobre máquina virtual y no sobre un netbook real) pero ya empieza a verse lo que pretenden.

Kubuntu Karmic edición para netbooks
Kubuntu Karmic edición para netbooks

Quién quiera evaluarlo por si mismo tiene el archivo ISO aquí.

Canonical sigue apostando por los netbooks

Portátiles y Netbooks La familia de Ubuntu sigue creciendo con nuevas distribuciones y en lo relativo a los netbooks son tres las líneas de desarrollo que mantienen en estos momentos: la ya clásica Ubuntu Netbook Remix (que cambia ligeramente su interfaz para la versión 9.10), una nueva edición basada en Moblin y la que más ilusión me hace y que voy a probar inmediatamente: Kubuntu Netbook que, imagino, no usará el nuevo KDE para netbooks prometido para la versión 4.4 pero que me apetece ver en acción.

La última distribución que he probado en mi Aspire One ha sido Kuki Linux. Está basada en Xubuntu, es muy ligera y tras la instalación ejecuta un script que permite realizar de forma automática los cambios más frecuentes recomendados para optimizar el acceso a discos de memoria sólida y acelerar el arranque de tu netbook.