Los lenguajes de programación más populares

Llego a través de una referencia en un libro de java a este ranking de los lenguajes de programación más populares. La lista se elabora mensualmente en función de las referencias a dichos lenguajes en en Google, Yahoo y MSN. Está claro, dado el procedimiento usado, para el cálculo que no se trata de una categorización ni del mejor lenguaje ni del más usado sino simple y llanamente del más popular. Los detalles acerca de cómo se calcula el ranking están aquí. Y para los perezosos que no quieran entrar en la página original, esta es la tabla correspondiente a este mes de noviembre:

Los tres primeros puestos no me sorprenden en absoluto pero si lo hacen, por ejemplo, la elevada popularidad aún hoy de Visual Basic, lo escaso de C# (por debajo de Python y prácticamente la mitad de popular que Perl) y los fuertes ascensos de Ruby y, sobre todo, del lenguaje D que yo suponía en la más completa marginalidad.

ACTUALIZACI?N: Hay otro ranking complementario a este que ha confeccionado O’Really en función de las ventas de los libros de su editorial. Visto en Déjame ser.

¿Qué es más seguro? ¿Oracle o SQL Server?

bugs y virusLa semana pasada David Litchfield envío un correo a la lista especializada en seguridad Bugtraq con un escueto ‘paper’ de apenas 10 páginas:

Which is more secure? Oracle vs. Microsoft
Forum: SecurePoint – BUGTRAQ Archive
Date: Nov 21, 11:52
From: David Litchfield
Hey all,
What started out as a fun project for me turned out some serious results – “Which is more secure? Oracle vs Microsoft” is a paper I put together looking at the number of security flaws in the Oracle and MS database offerings. For those that are interested, you can grab a copy of the results here: http://www.databasesecurity.com/dbsec/comparison.pdf
Cheers,
David

A pesar de que el documento, presenta un aspecto informal hay motivos suficientes para tenerlo muy en cuenta: Litchfield es un reputado experto en seguridad especializado en encontrar bugs en gestores de bases de datos, cofundador de NGSSoftware y entre cuyos “honores” parece encontrarse la publicación del código que fue usado como base para crear el SQL Slammer, uno de los peores gusanos informáticos que hemos conocido y sufrido. Suficiente ¿no es cierto? Eso si: en el mundo de los blogs parece llevar poco tiempo y no tomárselo demasiado en serio :-).

Los chicos de Hispasec, siempre al pie del cañón, le dedicaron casi inmediatamente uno de sus boletines diarios avalando y aclarando este trabajo que nadie en la posterior discusión abierta en Bugtraq ha rebatido de forma adecuada. Quod erat demonstrandum. Para mí al menos.

¿Qué es lo único que yo añadiría? Pues que se trata de un análisis cuantitativo (número de errores) y no cualitativo (criticidad de los mismos): Oracle jamás ha sufrido un ataque como el que supuso el Slammer. Pero a pesar de estas consideraciones lo que si está claro es que hace ya más de un año que no se conocen problemas de seguridad para SQL Server 2005, la última versión del gestor de bases de datos de Microsoft y todos podemos imaginarnos que se estarán buscando y mucho. Al menos hay un equipo de trabajo que está haciendo las cosas bien en Redmon.

¡Viva la France!

El parlamento francés reemplazará Windows y Office por GNU/Linux y OpenOffice en los ordenadores de los diputados a partir de la próxima legislatura (verano del 2007). Lo contaban hace unos días en Barrapunto y ayer en El País. En el artículo de El País se menciona, entre otros, el ahorro económico que supone esta medida pero a mi esta me parece la más trivial de todas las ventajas: el coste de las licencias de software (windows+office+algún antivirus) de mil y pico de ordenadores rondará como mucho los 800.000 euros y esto, aunque a ti y a mi nos parezca una barbaridad, es algo insignificante dentro del presupuesto de un estado como Francia. La visibilidad de la medida es lo que realmente me parece impagable. Todos esos diputados enviando y solicitando recibir documentos en formato ODT, navegando sin Internet Explorer por las páginas de organismos públicos y empresas privadas y exigiendo que sean accesibles de forma correcta… ¡Casi orgasmos me provoca!

Ojalá aquí cundiera el ejemplo.

¿Sobrevivirá Zune?

Apenas unos días después de su puesta a la venta en los EE.UU. se acentuan las críticas a Zune, el reproductor MP3 de Microsoft lanzado a la arena a competir contra el iPod de Apple. La lista de enlaces críticos en la wikipedia es mayor que su lista de características y sólo parece faltar que alguien haga una porra para ver cuando lo retiran del mercado… ¿Cómo se puede tener tan poca memoria? Microsoft jamás se ha caracterizado por sacar buenas primeras versiones de absolutamente nada y casi siempre comienza la carrera unos kilómetros por detrás de su competencia. Recordad, por ejemplo, a Windows 3.11 frente a OS/2, Windows NT 3.5 Server frente a Novell 3.11, Excell frente a Lotus 123, Word frente a WordPerfect… De hecho creo que terminamos antes si señalamos a la XBox como el único producto de Microsoft que despertaba buenas vibraciones desde antes de su lanzamiento.

Lo que no hay que subestimar en absoluto es la potencia del gigante de Redmon en el campo de la publicidad, el márketing y la distribución para inundar el mercado de ‘Zunes’ ¿Que pasará, por ejemplo, cuando los fabricantes de primer orden como DELL o las grandes superficies los ‘regalen’ (más bien incluyan el precio en el conjunto, ya sabemos como funcionan estas cosas…) junto con el portatil, el ordenador de sobremesa o la XBox?

Retazos de la semana (y II)

Árida semana en cuanto a contenidos propios… Además, el problema de “comprometerse” a hacer algún tipo de entrada periódica como esta es que te das cuenta de estas cosas. Llegará el día en que, incluso, coincidan dos retazos semanales de estos uno detrás de otro. En cualquier caso y como he dicho otras veces me gusta más leer que escribir, así que ahí va la lista de las cosas que más me han llamado la atención esta semana en la ‘blogosfera’:

Segundas marcas (¿nunca fueron buenas?)

Nunca he creído que algo sea mejor exclusivamente porque venga avalado por lo que suele llamarse una “primera marca” y trato de seleccionar mis compras en función de las características que estoy buscando (y del precio, por supuesto) y no de la imagen de marca del fabricante. Lamentablemente hay veces que tienes que replantearte esto de forma seria porque, si bien es verdad que no todas las “segundas marcas” dejan de ser rigurosas con sus controles de calidad lo cierto es que a veces dejan mucho que desear en este aspecto (es una forma de abaratar costes como otra cualquiera) mientras que en las “primeras marcas” esto no suele ser tan habitual y aunque se den casos de partidas de equipos deficientes (como el reciente caso de las baterías de los portátiles de DELL) también la reacción para corregir el problema suele ser rápida y eficiente. Vaya por delante que no está en mi ánimo generalizar en este aspecto y que creo que el caso que os voy a contar no va a cambiar mi opinión sobre este asunto, pero ahí queda eso para quien quiera tenerlo en cuenta.

Llevaba meses buscando un chisme que me permitiera ver la TDT y grabar sobre disco duro. Estaba casi decidido a comprarme el Gigaset M7xx de Siemens pero me frenaban un par de cosas: también tengo que cambiar de reproductor de DVD’s (el actual se cae a pedazos y ni siquiera soporta Divx) y el Siemens no es capaz de grabar de fuentes externas ni tiene grabador de DVD (para, por ejemplo, cambiar de formato algunas cintas VHS que no me apetece volver a comprar… ya he pagado por los derechos de autor de esas pelis ¿no? ;-)). Siempre podría solucionarlo con otro chisme adicional pero, la verdad, no soy tan friki como para que me guste que mi salón parezca el “Expo Electrónica” de El Corte Inglés (y a mi mujer, que cuenta con derecho de veto, mucho menos) y ya que empieza a haber donde elegir entre equipos con disco duro, grabador de DVD, TDT y un euroconector de entrada empecé a estudiar los modelos que había en el mercado. Rápidamente me llamó la atención uno de ellos: el Woxter VDR-2000 HDD DVBT.

No voy a detallaros lo que hace el chisme. A quien le interese que lea su manual (en el enlace anterior) y la abundante información existente en este foro de usuarios. Digamos que está muy por delante de cualquiera de sus competidores y cuesta alrededor de 150,00? menos que el más barato de ellos. Eso si, en el foro antes señalado los usuarios lo advierten: está muy justito de calidad en algunos de sus elementos (el mando a distancia, los cables que lo acompañan, el diseño del chasis) y hay un elevado porcentaje de equipos que vienen defectuosos de fábrica… Esto último era lo que más me preocupaba sobre todo a la hora de comprarlo por Internet así que afortunadamente encontré una tienda en Madrid dónde lo vendían con tan sólo 15,00? de diferencia sobre el precio más barato que había encontrado en la red (una vez sumados gastos de transporte) y allí me fui a por el.

Me alegré de esta decisión en cuanto que me traje el primer equipo a casa: lo enciendo y se queda colgado en la pantalla de arranque sin responder al mando a distancia ni a los botones del frontal… Mala suerte pero contaba con ello, así que al día siguiente lo llevo a la tienda, cuento lo que me pasa y me traigo otro ¡al que le ocurre exactamente lo mismo! Esta vez, ya más frustrado, me planteo llevarlo inmediatamente a la tienda pero veo que al equipo le faltan todos los tornillos del chasis. Ya había leído en el foro antes señalado que a alguien más le había ocurrido algo similar así que no me sorprende pero me pica la curiosidad y pienso que tal vez se trate simplemente de algún conector suelto o algo similar y puedo arreglarlo yo mismo sin tener que volver a la tienda. La sorpresa mayúscula me la llevo al abrirlo cuando veo que tengo un grabador de DVD con disco duro… ¡pero sin disco duro!

No tenía intención de seguir dándome muchos paseos de este tipo hasta la tienda y más después de saber cual era el problema (que lógicamente no le comenté a los vendedores no vaya a ser que, encima, me acusen de habéselo quitado yo) así que en esta tercera ocasión insistí que o me lo probaban allí para asegurarme de que funcionaba o que me devolvieran el dinero. Y así es como me quedé sin el 🙁

Moraleja de todo esto: que por si a alguien le quedaba alguna duda la opinión de los usuarios en Internet es algo cada vez más valioso (si lo hubiera comprado a través de una tienda en Internet este mismo proceso me habría llevado más de 30 días en lugar de dos y muchos más quebraderos de cabeza) y que, como dice mi amiga Cristina “los pobres no podemos permitirnos el lujo de comprar barato”. A veces, al menos.

1,20? + IVA

O, lo que es lo mismo, 232 pesetas para quien aún le cueste percibir correctamente el verdadero valor de las cosas con esta nueva moneda con la que todo parece que cuesta menos. Esto es lo que se cobra por cada uno de los “mensajitos” que se envían para votar que el o la impresentable de turno salga de la casa de los zánganos, para que el niñato o la niñata de turno siga haciéndose estúpidas ilusiones en una de esas academias de artistas varios o simplemente para que un mensaje chorra aparezca durante un par de segundos en uno de los muchos programas de telebasura que salpican la parrilla de la programación. ¿De verdad que no se les ocurre nada mejor que hacer con ese dinero?

Publicidad en Un lugar en el mundo…

Desde hace un par de meses hay publicidad en este blog. El 21 de septiembre coloqué aquí a la derecha un botón haciéndole propaganda a Dreamhost, la empresa de hosting donde tengo alojadas estas y otras páginas. Un mes después, el 20 de octubre, decidí suscribirme al programa Adsense de Google.

El de Dreamhost es el único anuncio del que espero sacar algún beneficio económico personal. Los promocodes, como ya expliqué en su día y casi todos sabeis, funcionan de forma que Dreamhost te deja repartir libremente una cantidad (97,00$ concretamente) entre un descuento a los nuevos clientes que les envías y una reducción en tu próxima cuota de renovación. Yo usé en su día un código que me reportó 90$ dolares de descuento a mi y 7$ a mi ‘benefactor’ y me vino de perlas. Es el mismo reparto que he decidido usar yo y dos meses después llevo acumulados 23,97$ 80,97$ a descontar de la renovación del servicio del año que viene. Cuando llegue ese momento os contaré exactamente cuanto me voy a ahorrar para que sea totalmente transparente… y para daros envidia, claro.

Lo de Adsense me costó un poco más de trabajajo: realmente no quería meter publicidad indiscriminada (sigo sin querer hacerlo) pero me intrigaba y mucho la forma de funcionamiento de este servicio y los blogeros son, por regla general, un tanto “opacos” a la hora de reportar sus beneficios económicos… así que finalmente lo he hecho aunque de forma controlada. La única referencia “fija” es el botón de firefox con la barra de Google (también aquí arriba a la izquierda) que viene a sustituir a la antigua referencia al mismo producto pero no patrocinada que existia antes. El resto, unos bloques de Adsense y una referencia al Google Pack, se gestionan a través del plugin MoreMoney (¡qué nombre tan horrible!”) de forma que sólo aparecen cuando llegas aquí a través de un buscador (o del agregador RSS de Google…esto trataré de corregirlo). El dinero que obtenga a través de este servicio irá destinado de forma íntegra a incrementar mis cuotas trimestrales de Médicos sin Fronteras y Amnistía Internacional (de los que soy colaborador desde hace más de ocho años) y al programa llamado “de mujer a mujer” de la fundación Vicente Ferrer.

Y para el que se sienta molesto con esta decisión, vayan por delante mis más sinceras disculpas y un par de recomendaciones: Firefox y AdBlock Plus.