Las políticas de la mordaza

icono de amnistía internacional

Cuando los periodistas y los profesionales de la comunicación son silenciados, ellos no son las únicas víctimas de las leyes y las prácticas represivas; también lo son todas las personas que se ven privadas de su derecho a la información. El periodismo es una profesión, no un delito y la libertad de expresión es una de las herramientas de defensa del resto de derechos humanos. La situación de los periodistas que sufren abusos por ejercer su profesión preocupa especialmente a Amnistía Internacional, ya que la libertad de expresión es una herramienta fundamental para la defensa de otros derechos humanos.

Amnistía Internacional dirige durante los días 9 y 10 de julio el curso: ??Libertad de expresión: las políticas de la mordaza? dentro de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense. El curso, sin olvidar cómo este derecho básico puede verse limitado en nuestro propio entorno, pretende acercar la realidad de la situación en algunos lugares del mundo en los que más se sufren estas violaciones, mediante el testimonio directo de profesionales que han sido víctimas de estas prácticas en países como los del Norte de África, China, Rusia y Colombia.

Más información e inscripciones aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *