Dos libros sobre el conflicto en Oriente Próximo

icono de comentarios sobre libros Durante los últimos meses me he leído un par de libros, uno de ficción y otro divulgativo, que, cada uno a su manera, tratan de ayudar a comprender el conflicto en Afganistán y Oriente Próximo. El primero de ellos, el más interesante, es un texto bien documentado editado por Lengua de Trapo que rompe con la idea de que esta crisis tiene origen en un conflicto de ideologías, religiones o civilizaciones y que ni siquiera tiene que ver con la erradicación del terrorismo. En el fondo no es más que una estrategia planificada desde hace tiempo para mantener el orden establecido de las cosas y la supremacía de occidente en general y de los EE.UU. en particular.

En los atentados del 11 de septiembre, 19 hombres – 15 de ellos de nacionalidad saudí- secuestraron cuatro aviones y estrellaron tres de ellos contra las Torres Gemelas, matando a cerca de tres mil estadounidenses. ¿Y eso qué tiene que ver con Afganistán? En el fondo la explicación oficial es tan absurda como si una persona, por ejemplo, de nacionalidad alemana, después de haber colocado una bomba en Francia y posteriormente haber ido a refugiarse en España provocase que el gobierno francés bombardease España como represalia, matara a continuación a decenas de miles de civiles e inocentes y ocupara el país con la excusa de estar buscando al supuesto terrorista.

Irak, Afganistán e IránPortada de El Afgano

El segundo se titula “El afgano” y está escrito por Frederick Forsyth. Hacía muchos, muchos años que no me leía un libro de él. “El cuarto protocolo” creo recordar que fue el último y si contamos con que es de 1984 y me lo compré en la edición de Círculo de Lectores que no suele retrasarse más de un par de años en la publicación de este tipo de libros, pues…

Para el que no lo conozca, Frederick Forsyth es un escritor poco prolífico y muy similar en sus temáticas a le Carré aunque, al menos en lo que yo le he leído, de tramas menos complejas que este. Pero tiene fama de documentarse muy bien de los temas que trata y por eso cuando “El afgano” salió editado en castellano lo puse inmediatamente en la lista de espera. Al final, y casualmente, me lo regalaron.

La trama de la historia es bastante “facilona” y predecible, pero lo más interesante del libro son las, aproximadamente, cien páginas durante las cuales y mientras va poniéndote en situación dentro de la historia se realiza un somero repaso de las que, al parecer del autor, son las causas del la actual situación política en la región y, por consiguiente, el origen del terrorismo islámico tal y como lo sufrimos en la actualidad. El intervencionismo occidental, la manipulación política y militar de la región realizada durante la guerra fría, el adoctrinamiento radical pagado con dinero Saudí… un cocktail en el que prácticamente todos lo que han colaborado están sufriendo las consecuencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *