Indignación

Opinión Me indigna sobremanera que desde el gobierno y de nuestros cuerpos de seguridad (porque imagino que en el momento de la detención no había nadie mas) cuenten que el etarra Aitzol Iriondo se orinó en los pantalones en el momento de su detención y que este hecho, absolutamente intranscendente y que no aporta nada a la noticia, se amplifique desde los medios de comunicación y se utilice como chiste fácil. ¿Qué se busca con esto?¿Humillarlo? No quiero un estado gobierno que busque la humillación de nadie, ni siquiera de un hijo de la gran puta capaz de matar a sangre fría y sin motivos aparentes. Quiero un estado gobierno justo, que aplique la ley con rigor y que me haga sentir orgulloso de sus actos y decisiones. Sobre todo en los momentos conflictivos y ante situaciones difíciles. Si la mejor forma que tienen de buscar la complicidad de sus ciudadanos es esta a mi que me borren de la lista que no quiero formar parte de estas miserables estrategias.

14 comentarios en “Indignación”

  1. Como suele hacerse ahora por los foros para apoyar un comentario, +1 a Josemaría (lo que se aprende…)

    Por último, sólo añadir que ojalá algún día las pobres victima del Terrorismo de Género (también llamado violencia de género o mayormente machista por que los hombres, desgraciadamente, en esto somos gran mayoría) tenga la misma politización, prensa, controversia, necesidad de condena previa antes de opinar, etc, etc, etc, que tiene el terrorismo de ETA.
    Otro gallo les cantaría, y no llegaríamos a las intolerables cifras en las que nos movemos…

  2. Gracias Rebeca. Gracias ?scar. Se me ocurre, y de esto vosotros seguro que sabéis más que yo, que un día de esto tenemos que charlar sobre los insultos. Los dos más usuales cuando quieres insultar a alguién suelen ser hijo de puta (lo hemos usado tanto tú, Rebeca, como yo) y cabrón ¿verdad? Sin embargo ninguno de ambos hace referencia a nada propio del individuo a insultar sino a causas ajenas a él porque ¿Qué culpa tiene alguién de que su madre sea una puta o de que su pareja le ponga los cuernos? En definitiva, también tienes razón: asesino es algo bastante más apropiado para calificar a los terroristas.

  3. A mí desde luego me parece denigrante leer artículos como éste de ABC http://www.abc.es/20081210/nacional-terrorismo/orino-detencion-20081210.html.
    Estoy totalmente de acuerdo con el autor de este blog en que uno puede pensar (como él y yo) que los etarras son unos hijos de puta (lo deja bastante claro), y alegrarse cada vez que se detiene a uno pues se impiden más asesinatos, pero no es necesario estar riéndose de cosas como las mencionadas, que tampoco demuestran nada y sólo ponen a quien lo hace a la altura de los zafios: a mí también me avergüenza leer estas cosas. Me parece francamente despreciable este tipo de editoriales o comentarios: no tenían por qué haberse filtrado esos datos sobre la detención. A nadie favorecemos humillando de manera tan burda a los demás.

  4. Opinión de un visitante habitual:
    1. Nadie tiene por qué rellenar un expediente moral antes de opinar sobre algo.
    2. No creo que nadie busque aquí tener credebilidad. Esto no es un periódico. Aquí se ha dado una opinión subjetiva.
    3. Ampliar la información en el sentido que aquí se exige es, para la idea de este artículo, irrelevante. Lo mismo daría que el etarra fuera un tipo sorprendido por la policía robando peras.
    4. El valor del artículo “Indignación” no reside en su subjetividad, sino en el acierto de su autor al tocar un tema evitando lo obvio, viendo lo que no todos ven.
    5. Si yo tuviera un blog, no insultaría a nadie. Ni a los etarras. Cuestión de estilo, y de civilización.
    6. (Y además no lo haría por si acaso alguien se piensa que estoy obligado a hacerlo.)
    7. “antes persona, que ciudadano, que profesional”: la frase que aquí se cita parece muy convincente: yo no creo que lo sea en absoluto, porque los conceptos que en ella aparecen no están jerarquizados (como, en esta brillante jerga que busca la “excelencia”-¿?-se pretende).
    8. Interesante, coherente y valioso punto de vista el del artículo de José María, que comparto.
    Salud.

  5. Ya pareces un profesor seguidor de la LOGSE y lo políticamente correcto.

    Si lo piensas un poco verás que tengo razón, pero allá tú. No todo en esta vida es relativo y menos la búsqueda de la excelencia. En este caso, completar la anotación, digo.

    En fin, creo que no demando tanto.

  6. En esta ocasión te equivocas claramente, al anotar sobre un asunto menor olvidado lo más trascedente: el asesinato.

    En bitácoras más o menos informativas (que no es el caso de ULM), sí considero que están obligados a anotar sobre los asesinatos terroristas. Hay ausencias notables por reiterativas.

    El resto de bitácoras, allá cada cual con su conciencia.

    En tu caso, ampliaría la anotación recordando los asesinatos últimos. Ahora queda coja.

  7. Es tú opinión, la de este señor que citas y probablemente la de mucha gente más maty, pero no la mía. No me siento obligado a escribir de nada y el hecho de que no lo haga no expresa ni mi rechazo ni mi aceptación. Te guste o no, es así.

  8. Que se orinase encima es noticioso, y del agrado de muchos lectores, de ahí que los medios se hicieran eco, resaltándolo en los titulares. Si ha de criticarse a alguien es a los redactores, que sólo buscan el mayor impacto posible, sin tener en cuenta cualquier otra consideración.

    Para mí es un tema menor (no lo sería si fuese falso) en comparación con los asesinatos etarras.

    Si hubieras anotado sobre ellos, tendrías más credibilidad.

    Somos responsables de nuestras palabras, pero también de nuestros silencios.

    Scriptor.org Eta mata de nuevo: hoy al empresario vasco Ignacio Uría. No hay excusas para el silencio cívico

    …Pero conste que no es el silencio inexcusable de quienes piensan que ya habrá “otros” que se encarguen de tratar de este asunto, porque piensan que su sección o especialidad periodística, o bloguera, “lo suyo” es muy específico, y no tiene que ver con un asesinato de Eta, incluso cuando se trata de asuntos profesionales de comunicación pública. Ni es el silencio de quienes se escudan pensando que al hablar de este nuevo e inhumano asesinato a sagre fría se hace el juego a Eta. Me parece que estos últimos silencios, a veces ensordecedores y clamorosos, no son humana ni cívicamente justos: porque no sólo somos “profesionales” de esto o aquello. Antes, primero, somos personas, y enseguida, ciudadanos. Y luego, profesionales de esto o aquello. No cabe el silencio ante el asesinato terrorista. Como personas y ciudadanos, no podemos acostumbrarnos al asesinato presuntamente “político”. Entre otras cosas, eso sería un desprecio a la política genuina.

  9. ?scar: tienes razón en la confusión entre Estado y Gobierno. Sorry 🙂

    Maty: no veo porqué. Tampoco escribo aquí sobre los asesinatos de mujeres por sus parejas y/o ex-parejas (muchos más que los que cometen los terroristas) ni de otras cosas que me preocupan o me producen desprecio o indignación ¿Me invalida esto para opinar sobre esos temas en un momento dado? Porque, si de alguna forma tratas de insinuar que el hecho de no hablar aquí ( y repito, no hablar AQUÍ) sobre algo expresa connivencia con ello me parece una maldad insidiosa.

  10. Estando de acuerdo contigo (es desagradable y es un dato que nada aporta) creo que hay que distinguir entre Estado, Gobierno y medios de comunicación. No creo que el Estado, como mecanismo que es, quiera humillar a alguien (sí las consecuencias del funcionamiento de este mecanismo, claro). Del Gobierno no sé qué parte tiene en este tema, y los “media” ya se sabe: en este país no se caracterizan ni por su elegancia informativa. (Pero que haya ciudadanos como tú que dejen clara su indignación, la verdad, anima bastante).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *