Ensalada Nicoise

recetas de cocinaEnsalada Nicoise Muy a mi pesar, va siendo el momento de abandonar los guisos de olla y comenzar con las ensaladas. El tiempo manda. Vamos, pues, a comenzar hoy con la Nicoise, un clásico de origen gabacho y buen ejemplo de esas ensaladas contundentes que sirven como primer plato y que casi te dejan sin apetito para el segundo.

  • 150 grs. de judías verdes.
  • 3 tomates.
  • 1 pimiento rojo.
  • 3 cebolletas.
  • 3 huevos.
  • Una latita (50 o 75 grs. aprox.) de anchoas.
  • Un par de latas (150 o 200 grs. aprox.) de atún al natural.
  • 100 grs. de hojas de lechuga fresca, escarola rizada o, mejor, de una mezcla de ambas de estas que se venden envasadas.
  • 4 cucharadas soperas de aceite de oliva.
  • 1 cucharada sopera de vinagre.
  • Media cucharadita de mostaza antigua o de Dijon.
  • 1 cucharada sopera de zumo de limón.
  • Albahaca.
  • Perejil fresco.
  • Sal fina y pimienta negra molida.

Cocemos los huevos en agua con una cucharada de sal (los echamos en el momento en que empieza a hervir el agua y los mantenemos durante unos 12 minutos) y las judías verdes troceadas convenientemente (ocho minutos en olla express o algo menos si nos gustan algo crujientes). Escurrimos y dejamos enfriar ambas cosas. A continuación preparamos el aliño. Echamos en un recipiente adecuado el aceite de oliva, el vinagre, la media cucharadita de mostaza, una pizca de albahaca, sal y pimienta negra molida al gusto y un poco de perejil bien picado. Lo removemos todo a conciencia y lo dejamos reposar entre tres y cuatro horas en el frigorífico. En una ensaladera grande echamos las hojas de lechuga, el tomate troceado, el atún desmigado, el pimiento rojo sin semillas y cortado en rodajas bien finas, las cebolletas también en rodajas finas. y las judías verdes ya enfriadas. Removemos un poco, mezclamos con el aliño y volvemos a remover. Finalmente adornamos con los huevos duros (sin cáscara, claro, y troceados al gusto) y con las anchoas.

NOTA: La Nicoise original suele añadir pepino y aceitunas negras, pero yo no soy demasiado amigo de ninguno de ambos ingredientes en una ensalada.

2 comentarios

  1. Impresionante… ya solo la foto anima a hincarle el diente. 😀

    La verdad es que sí, empieza a ser momento de pasar de los guisos a las ensaladas, y es que apetece mucho más con el calorcito.

Responder a Manuel Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies