Potaje de soja verde

Potaje de soja verdeicono distintivo de los textos de recetas de cocina

  • 500 gr. de soja verde
  • 1 pimiento verde.
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 cebolla.
  • 1 zanahoria
  • 2 dientes de ajo.
  • 125 ml. de tomate frito.
  • 1 chorizo.
  • 1 morcilla
  • sal y pimienta negra molida.
  • aceite de oliva.

Si sabes hacer unas lentejas casi que no tienes que seguir leyendo esto: un potaje de soja verde se hace casi igual con la importante salvedad de que, si no la has tenido en remojo, la soja requiere mucho más agua durante la cocción que sus otras primas y tienes que echar más agua en el guiso o estar pendiente de añadirla durante la cocción si no quieres que se te quemen o resequen en exceso.

Picamos a nuestro gusto la cebolla, el pimiento y los dientes de ajo y lo sofreímos en la misma olla donde vamos a hacer el guiso. Luego añadimos el tomate frito, le damos un par de vueltas y a continuación incluimos también la soja, la zanahoria cortada en rodajas finitas el chorizo y la morcilla. Cubrimos de agua, añadimos sal y la pimienta molida y dejamos cocer vigilando que no falte agua. Si hemos tenido la soja en remoja durante 12 o 20 horas antes del guiso bastaran con 20 minutos de cocción a olla abierta y fuego medio-bajo. En este caso conviene que ablandemos previamente la zanahoria metiéndola en el microondas con un poquito de agua durante unos minutos. Si no hemos tenido la soja en remojo el guiso tardará alrededor de una hora y la zanahoria tendrá tiempo de guisarse correctamente así que la añadiremos cruda.

No abuses con el chorizo y la morcilla: la soja es, de por si, una legumbre muy, muy grasa y eso se nota mucho. De hecho se puede prescindir totalmente de la carne y seguro que está igualmente rico.

11 comentarios en “Potaje de soja verde”

  1. Pingback: @PenamefecitJaen
  2. Versión express para madres ocupadas: poner todos los ingredientes en crudo, más pimentón, más un buen chorreón de aceite de oliva quince minutos en la olla rápida. No debe de estar tan bueno como el tuyo, pero Julen se ha comido dos platos 😉

  3. Mujer, no seas así, que hay gustos para todo. Empezamos por vetar a los vegetarianos y acabamos marginando a los que no beban vino… Que a lo mejor se lo merecen, porque mira que eso si que es de ser “rarito” 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *