Haciendo visibles en la red máquinas con VirtualBox en Fedora 11

herramientas Configurar las máquinas virtuales de VirtualBox en modo bridge para que sean accesibles cómodamente entre si o con las máquinas “reales” de nuestra red local es ahora un poco más fácil (desde la versión 2.2.2) de lo que contábamos aquí puesto que ahora aparece un casillero específico para esta opción en la configuración de red de la máquina virtual:

Virtualbox bridge en Fedora 11

Pero, ya puestos vamos a darle un repaso y así vemos como se hace en Fedora 11.

Antes de nada debemos de instalar el paquete bridge-utils (yum install bridge-utils).

Luego editamos el fichero de configuración del interfaz de red de la máquina anfitriona (en mi caso /etc/sysconfig/network-scripts/ifcfg-eth0) y añadimos, al final, la siguiente línea:

BRIDGE=br0

A continuación creamos un nuevo fichero de configuración (/etc/sysconfig/network-scripts/ifcfg-br0) para el bridge:

DEVICE=br0
TYPE=Bridge
BOOTPROTO=dhcp
ONBOOT=yes
DELAY=0
STP=off

Por último reiniciamos los servicios de red (service network restart) y ya sólo nos queda configurar la red de la máquina virtual como se muestra en la imagen de aquí arriba. Con esto la máquina virtual tomará una dirección de forma dinámica del servidor DHCP disponible en la red de la máquina anfitriona y será perfectamente visible tanto por cualquier otra máquina conectada a dicha red como por otras máquinas virtuales configuradas de igual forma en el mismo anfitrión.

Virtualbox bridge en Fedora 11

ACTUALIZACI?N: Si has llegado aquí a través de Google, olvídate de ello. Virtualbox tiene ya un modo bridge de forma automática con sólo escoger la opción adecuada en la configuración de red. Lo hemos contando aquí.

Declaración de la Renta 2008 con el PADRE desde Linux Fedora 11

icono hacienda Y este mes comenzamos con un clásico. Hacienda sigue ofreciendo la utilización de una conexión Citrix contra sus servidores como única alternativa al PADRE para los usuarios de sistemas operativos diferentes a los de Microsoft. La ayuda que proporcionan es pésima y, además, está desactualizada desde hace años, así que vamos a redactar algo un poco más decente para ese otro que, al igual que yo, insiste todos los años en hacer estas cosas desde su Linux. El año pasado el tutorial estaba orientado a usuarios de Ubuntu. Este año toca desde Fedora 11. Y empezamos.

Lo primero que necesitamos es instalar las librerías de OpenMotif. Fedora no las incluye desde hace años entre sus paquetes base por, al parecer, cierto problema con las licencias, y hacer funcionar el cliente Citrix con lesstif, la implementación de Motif que Fedora ofrece como alternativa, parece demasiado complicado para el tiempo que puedo dedicarle en estos momentos. Puedes descargar el paquete desde aquí. La versión más adecuada en estos momentos es la 2.3.2.1 para fedora 10. Antes de instalarla y por problemas de dependencias yo he tenido que instalar también las librerías libXp. Ambas cosas como root, claro:

[root@localhost josemaria]# yum install libXp
[root@localhost josemaria]# rpm -Uhv /tmp/openmotif-2.3.2-1.fc10.i386.rpm

A continuación ya podemos instalar el cliente Citrix. Descargamos desde aquí la versión 11 en formato rpm y la instalamos:

[root@localhost josemaria]# rpm -Uhv /tmp/ICAClient-11.0-1.i386.rpm

Y aquí es donde tenemos que hacer una pequeña “chapucilla”. El paquete rpm de OpenMotif que hemos descargado parece tener algún problema con los “locale” en UTF-8 que trae Fedora 11 y al cargar cualquier aplicación que usa Motif las fuentes no se visualizan. Para “rodear” este problema basta con ejecutar las aplicaciones desde un terminal en el que, previamente, hayamos cambiado los “locale” a ISO-88591. Por ejemplo, para ejecutar el configurador del Cliente Citrix ejecutamos (ya con un usuario normal y no como root) lo siguiente:

bash-4.0$ LANG=es_ES.iso88591
bash-4.0$ /usr/lib/ICAClient/wfcmgr

Configurando el cliente ICA de Citrix en Fedora 11 Seguro que hay soluciones más elegantes para hacer esto, pero ahora mismo no se me ocurren… ¿Alguna sugerencia? Bueno, claro, hacer un script. Pero bueno, mientras tanto así funciona, así que seguimos…

El comando anterior nos lanzará el Citrix Receiver donde tenemos que hacer un pequeño cambio en la configuración: pulsamos en la opción Tools del menú superior, Elegimos la opción de Drive Mapping, habilitamos la unidad Z:, permitimos la escritura en ella y configuramos un directorio dentro de nuestro sistema de archivos donde nuestro usuario común tenga permisos de escritura como, por ejemplo, vuestro home. Aplicamos los cambios y salimos de la aplicación.

Y ya casi estamos. Desde el mismo terminal (para que siga teniendo efecto la configuración de locales que hemos hecho antes) y con los privilegios de nuestro usuario corriente, lanzamos firefox con la URL de conexión al cliente ICA de Hacienda:

bash-4.0$ firefox https://aeat.es/prentai.ica

No olvidad que debemos de tener el navegador cerrado porque si no tratará de abrir la página en la misma sesión que ya está abierta y que, probablemente, usa UTF-8 con lo cual ni siquiera nos lanzaría la ejecución del cliente de Citrix.

El programa padre en Fedora 11

Sólo una última cosa. El padre ejecutado de esta forma no cuenta con la opción de descargar directamente los datos fiscales para incorporarlos automáticamente a la declaración, sino que tendríamos que descargar dichos datos previamente, salvarlos en un fichero e importarlos cuando se nos ofrece esta opción. La descarga, recordad, se hace desde aquí previa validación con nuestro certificado de usuario. Como resultado del proceso nos generará un fichero con extensión .df que debemos guardar en un directorio accesible desde la unidad Z: que hemos “mapeado” en la configuración del cliente Citrix.

Buena suerte y, si os lo merecéis, que os salga a devolver.

Chuletillas (y XIV) – Soporte para mp3 en Fedora 11

chuleta Las distribuciones de Fedora vienen por defecto sin soporte para mp3 debido a que se trata de un formato sujeto a patentes y su uso no es legal para el usuario (profesional o doméstico) en los EE.UU. sin el pago de los correspondientes royalties. Para poder usar este formato tenemos que instalar los plugins correspondientes a la plataforma de audio donde queremos hacerlo. Xine y Gstreamer son, hoy en día, las dos más extendidas y con ellas tendremos soporte para Amarok, Totem, Kaffeine, Rhythmbox, Songbird, Sound Juicer, JuK, Banshee, etc.

Para instalar soporte mp3 en xine instalaremos los siguientes paquetes:

[root@valeria josemaria]#yum install xine-lib-extras xine-lib-extras-freeworld

Y para hacer lo propio con gstreamer los siguientes:

[root@valeria josemaria]# yum install gstreamer-plugins-bad gstreamer-plugins-ugly gstreamer-plugins-good

ACTUALIZACI?N: Y, se me olvidaba, el soporte para grabar CD’s de audio a partir de ficheros mp3 con K3B se logra instalando el siguiente paquete:

[root@valeria josemaria]# yum install k3b-extras-freeworld

Configuración de red en Fedora 11

Fedora Una de las cosa más frustrantes a la hora de cambiar de distribución de Linux es que, de pronto, hay algunas cosas que ya no están donde esperas encontrarlas. ¿Dónde diablos se ha metido ahora mi fichero /etc/network/interfaces? Normalmente los cambios son mínimos, pero los hay y no hay más remedio que saber cuales son. Para configurar manualmente la red en una máquina con Fedora, los ficheros que hay que tocar estan en la tabla siguiente. Pongo a su lado los equivalentes en una Debian/Ubuntu para que le resulte más intuitivo a quienes, como yo, venimos de largos años con estas distribuciones:

Debian/UbuntuFedora
Dirección IP y máscara de red/etc/network/interfaces/etc/sysconfig/network-scripts/ifcfg-ethx
Router por defecto/etc/network/interfaces/etc/sysconfig/network
Servidores DNS/etc/resolv.conf/etc/resolv.conf
Nombre del host/etc/hostname/etc/sysconfig/network
Daemon del servicio de red/etc/init.d/networking/etc/init.d/network

La configuración básica está, como veis, en un fichero denominado ifcfg-ethx (donde ethx es el interfaz de red por ejemplo eth0, eth1, etc.). La configuración por defecto de Fedora configura el interfaz de red con una dirección obtenida de forma dinámica por DHCP. Para configurar una IP fija el contenido debería de ser parecido a este:

# Marvell Technology Group Ltd. 88E8053 PCI-E Gigabit Ethernet Controller
DEVICE=eth0
HWADDR=00:16:e6:50:45:e2
BOOTPROTO=static
IPADDR=192.168.1.5
NETMASK=255.255.255.0
ONBOOT=yes

En el archivo /etc/sysconfig/network configuramos el nombre del host y el router por defecto. Más o menos así:

NETWORKING=yes
GATEWAY=192.168.1.1
HOSTNAME=valeria.isf-apd.org

Por último, el fichero /etc/resolv.conf:

nameserver 87.216.1.65
nameserver 87.216.1.66
nameserver 62.14.2.1
search isf-apd.org

He leído, pero ho he llegado a probarlo, que tanto los servidores DNS y el dominio de búsqueda por defecto como el router predeterminado, pueden asociarce a la interfaz de red en el fichero ifcfg-ethx correspondiente mediante la siguiente sintaxis:

GATEWAY=192.168.1.1
DNS1=87.216.1.65
DNS2=87.216.1.66
DNS3=62.14.2.1
DOMAIN=isf-apd.org

Y, para esos a los que esto de la línea de comandos no les convence, existe también un asistente gráfico para todo ello: system-config-network.

system-config-network en Fedora 11

ACTUALIZACI?N: Ya he probado la configuración de servidores DNS y router por defecto en el fichero ifcfg-ethx y funciona perfectamente.

Chuletillas (y XII) – Instalar Adobe Air en Fedora 11

chuleta Si, tratas de instalar Adobe Air en Fedora 11 te puede aparecer un mensaje como el que sigue a pesar de que estés ejecutando el instalador con privilegios de root:

Sorry, an error has occurred.

An error occurred while installing Adobe AIR. Installation may not be allowed by your administrator. Please contact your administrator.

El problema, en mi caso, no era por falta de privilegios como parece indicar taxativamente el mensaje, sino de la ausencia de ciertas librerías. Y se soluciona instalándolas previamente:

[root@localhost josemaria] yum install gtk2-devel nss libxml2-devel libxslt gnome-keyring rpm-devel

Instalar VirtualBox en Fedora 11

Fedora Contar de nuevo con VirtualBox ha sido más fácil de lo que pensaba, pero como existe algún detallito fuera de lo habitual lo dejo aquí por escrito y a ver si así le ahorro un par de horas de sufrimientos a algún otro early-adopter como yo. Pues vamos allá.

Lo primero es lo primero: descargar la versión adecuada de virtualbox. Yo me he bajado la genérica para cualquier distribución y arquitectura i386. La última versión, en el momento actual, es la 2.14.

Lo segundo: preparar el entorno adecuado para compilar los módulos necesarios. El equivalente a nuestro hasta ahora habitual apt-get build-essentials kernel-headers se vería así de feo en Fedora:

[root@localhost downloads]# yum install make automake autoconf gcc kernel-devel dkms

Tres: aplicamos permisos de ejecución al .run que nos hemos bajado (chmod +x VirtualBox-2.1.4-43001-Linux_x86.run), y lo ejecutamos con privilegios de root.

Cuatro: necesitamos meter nuestro usuario dentro del grupo habilitado para conceder permisos de ejecución de maquinas virtuales:

[root@localhost downloads]# usermod -a -G vboxusers josemaria

El quinto paso, y el único arcano dentro de todo el proceso, es que para que funcione de forma adecuada a partir de la versión 2.6.29-rc5 del kernel hay que editar el fichero /usr/src/vboxdrv-2.1.4/Makefile y descomentar la siguiente línea:

# VBOX_USE_INSERT_PAGE = 1

Imagino que en las próximas versiones se solventará con un ifdef, pero de momento hay que hacerlo así. Es lo que tiene esto de querer probar las cosas antes que nadie 🙂 Ah, y no, no soy un gurú del kernel ni nada parecido. Sólo se donde buscar.

Y ya casi estamos. El sexto y último paso es ejecutar, también como root, el proceso que construirá los módulos adecuados para nuestro kernel:

[root@localhost downloads]# /etc/init.d/vboxdrv setup.

Virtualbox en Fedora 11

Ala, a seguir trabajando.

ACTUALIZACI?N: Al cambiar a la beta de Fedora 12 me he dado cuenta de que ya no es necesario siquiera esto. La gente de VirtualBox mantiene ahora un completo directorio con paquetes para, incluso las versiones beta más populares. En estos momentos la última versión de Virtualbox es la 3.08 y mirad que muestrario.

Chuletillas (y XI) – Resolver dependencias circulares con rpm

chuleta El problema de las dependencias circulares en las distribuciones basadas en rpm es un verdadero coñazo que, por desgracia, se presenta bastante a menudo. Ocurre cuando la desinstalación de la versión antigua de una librería no es posible y bloquea la instalación de una nueva versión y, por tanto, la instalación de los paquetes que la requieren como imprescindible. El último caso que se me ha presentado, y que me ha hecho recordar esto, ha sido con las pruebas de la versión alpha de fedora 11 y concretamente con las liberías glibc. La versión glibc-common-2.9.90-2.i386 me bloqueaba la instalación de glibc-common-2.9.90-8.1.i586 y no me dejaba instalar el compilador gcc que dependía de esta última.

La solución es tan sencilla como instalar el paquete manualmente usando la opción --nodeps. Los paquetes rpm de Fedora están disponibles para su descarga directa y ordenados según la versión de la distribución en estas páginas. En el caso que os cuento, las glibc-common-2.9.90-8.1.i586 están aquí. Una vez descargadas se instalan así:

[root@localhost downloads]# rpm -Uhv glibc-common-2.9.90-8.1.i586 --nodeps

Y listo. Ya puedo seguir con la instalación del gcc para, luego, volver a tener disponible VirtualBox. Pero esto es ya una historia que merece ser contada en otra ocasión 😉

Fedora 11: primeras impresiones

Fedora Dicho y hecho. Ya estamos por aquí probando la alpha de Fedora 11. Y en lo de alpha es en lo primero que quiero hacer hincapié: no es un producto final, no está acabado, no es para quién no sepa manejarse bien con un Linux por delante, ni para quién no pueda interrumpir durante unas horas su trabajo para resolver problemas con su ordenador. Si a pesar de todo queréis echarle un vistazo, podéis pasar por aquí,

Particionado en la instalación de Fedora 11 El procedimiento de instalación es sencillo aunque no tanto como instalar una Ubuntu. Hay un reinicio entre la copia de ficheros y la configuración de los parámetros finales (creación del primer usuario, etc.) que te recuerda a las instalaciones propias de los windows de escritorio y la herramienta para gestionar la creación o edición de particiones de disco, si bien es más sencilla que la que viene con las distribuciones de Canonical, tiene un aspecto bastante más feo que estas y eso, estoy seguro, la hace más distante para el usuario poco avezado.

El principio ha sido desalentador. Hacía ya tiempo que no recordaba eso del Infierno de las Dependencias y ha sido terminar de instalar y comenzar a experimentarlo de nuevo… ¡Ay! Superado esto, he de decir que tiene muy buen aspecto y, sobre todo, algo que echo en falta desde hace tiempo en las distribuciones de Canonical: ¡estos chicos de Fedora arriesgan! Nada más que hay que echar un vistazo a las versiones que manejan en esta Alpha (kernel 2.29, firefox 3.1, thunderbird 3.0, openoffice 3.1, …) y comparar con las que aparecen en el último snapshot de Ubuntu Jaunty. La lista completa con las principales características que aportará Fedora 11 está aquí.

Lo malo, ahora, es volver a adaptarse a otras rutinas, descubrir la forma de usar software para mi imprescindible pero que no está soportado por fedora (como virtualbox, por ejemplo), etc. Pero bueno, en cierto modo esto también forma parte de la distracción, así que no voy a quejarme mucho por ello… ya os iré contando por aquí.

Fedora 11 Alpha KDE

La imagen de aquí arriba no presenta ya el aspecto de recien instalada. El tema de KDE4 es Rapshody y la imagen de fondo de pantalla Emotion.

Tengo que decir, además, que esto para mi es como una vuelta a los orígenes. Red Hat (ahora Fedora en su versión comunitaria) fue la primera distribución de Linux que instalé y usé allá por la segunda mitad de los años 90. No recuerdo bien si fue una versión 4 o la 5… Después de un par de años con esta distribución, la cambié por Debian Potato y nunca he vuelto a usarla en un ordenador personal, aunque si he tratado con algún Red Hat Enterprise Server y con algunos otros derivados (CentOS, Linpus, etc.) por exigencias del guión de turno.