Literatura de hackers y para hackers

Josemaría | 21 de septiembre de 2005 | Comentar

blackhat El año pasado Fyodor (el creador de nmap, una de las más maravillosas herramientas que el software libre nos ofrece a los administrador de redes y responsables de seguridad) fue invitado a escribir uno de los capítulos de Stealing the Network: How to Own a Continent, un libro de ficción escrito por verdaderos hackers que recreaban el uso real de técnicas de intrusión para asaltar sistemas informáticos. El libro no se ha editado en castellano y es una lástima porque el inglés es para mi, al igual que para mucha gente de mi generación, la gran asignatura pendiente… pero aunque no me siento con fuerzas para comprarme el libro en inglés y leerlo, si pude disfrutar (aunque con esfuerzo, todo sea dicho) del relato escrito por Fyodor titulado Sendai’s Story y, posteriormente, de la traducción del mismo al castellano que hizo Sergio González: La Historia de Sendai.

Parece que el proyecto ha tenido el suficiente éxito como para editar una secuela (que en realidad es el tercer libro de la saga, puesto que en 2003 ya se publicó Stealing the Network: How to Own the Box) y este año se ha editado otro libro con la misma filosofía: Stealing the Network : How to Own an Identity. Aunque este año Fyodor no ha participado en el libro, ha recibido autorización de la editorial para publicar en su web uno de los capítulos y ha elegido el relato Bl@ckTo\/\/3r, escrito por Brian Hatch. Por el momento no hay traducción al castellano. Lo siento…

Y una última advertencia: no espereis en ningún caso maravillosos ejemplos de literatura. Olvidaros de eso por unos momentos: son hackers no escritores. Lo único que hay que hacer es dejarse fascinar por lo que unos cuantos privilegiados pueden hacer con un teclado. Y si, ojalá además de esto supieran escribir bien…

Compártelo:
    emailPDFPrintBitacoras.comIdenti.caTwitterdel.icio.usDiigoFacebookMeneameBarraPuntoNetvibes
Categorías: hacking, libros

Microsoft en el Congreso de los Diputados

Josemaría | 15 de septiembre de 2005 | 2 comentarios

windows A la vuelta de las vacaciones nuestros diputados se han encontrado un regalito inesperado: un ordenador!

Hemos tenido mucha información sobre esto, por ejemplo una nota de prensa de EFE publicada en Periodista Digital, una bonita animación en El Mundo que nos muestra el aspecto externo de los equipos (por cierto ¿no echais en falta un lector de smartcards que permita, por ejemplo, autenticación a través del futuro DNI digital?), los inevitables comentarios en Barrapunto, entradas en las bitácoras de algunos de los miembros de Hispalinux (Juantomas García, Benjamin Villoslada), etc.

No tenemos detalles (o al menos yo no los he encontrado) acerca de, por ejemplo, el hardware que usan. No sabemos por tanto si se trata de equipos DELL, HP o tal vez clónicos. Pero lo que si sabemos es el sistema operativo que usan: Windows XP

No voy a opinar sobre esta decisión sin saber como se ha llegado a ella. Esto es, precisamente, lo que me gustaría saber ¿cómo se ha llegado a decidir que este es el sistema operativo idoneo? ¿alguien ha hecho un estudio previo?¿ha habido un concurso público?¿qué criterios de valoración se han seguido para esta adquisición? Cualquiera que esté familiarizado con los procedimientos administrativos sabe que, por regla general, el valor económico suele ser el criterio decisivo para la adjudicación de cualquier producto o servicio ¿Quizás sus señorías necesitan usar algún software que no funciona en LINUX? En ese caso ¿Cual?

No, no me parece este un asunto trivial y me considero una persona comprensiva en estos asuntos (en todos, por regla general…). Puedo entender (con repararos y siempre pensando que se trata de una visión a muy corto plazo) a alguien que me argumente seguir con windows simplemente por no afrontar el coste de una migración a LINUX, pero no puedo comprender en absoluto a quien se plantea hoy por hoy una nueva instalación y decide comprarle las licencias a la empresa de Redmon sin estudiar otras posibilidades. Y menos cuando esa compra se hace con dinero público. No puedo comprenderlo sin que me expliquen detalladamente como se ha llegado a esa decisión y el motivo por el cual alguien ha decidido tirar mi dinero a la basura de esta forma…

Pero bueno: obviemos el asunto económico que tampoco vamos a ir a ningún lado por unos cuantos miles de euros. Ningún perro lamiendo engorda, que diría mi madre. Pero ¿y la seguridad?¿y la privacidad?¿y la apuesta por iniciativas propias?¿Se han valorado estos puntos a la hora de elegir?¿Es pública esa valoración?

Compártelo:
    emailPDFPrintBitacoras.comIdenti.caTwitterdel.icio.usDiigoFacebookMeneameBarraPuntoNetvibes

Google lo vuelve a hacer!

Josemaría | 2 de septiembre de 2005 | Comentar

google Y bueno… ha sido sacar estos chicos su propio programa de mensajería instantanea y ya está todo de nuevo patas arriba! En los últimos días he recibido tantas invitaciones para usar Goggle Talk que casi han llegado a superar a todas las ofertas de alargamientos de mi miembro viril y a las de productos maravillosos para que logre, al fin, satisfacer a mi esposa como Dios manda (sif).

Para los que hayais vivido en la luna en los últimos días un pequeño resumen: el producto se llama GTalk, está basado en un servidor Jabber, el cliente que ofrece Google funciona exclusivamente sobre windows (XP ó 2000) y permite una funcionalidad limitada sobre otros clientes Jabber. La propia empresa ofrece la información necesaria para configurar algunos de esos otros clientes y parece que los demás, como mi querido Kopete, tampoco ofrecen mucha resistencia…

En cuanto a la calidad del producto no se que pensar aún… aparentemente no aporta nada nuevo al panorama… más bien se queda corto porque no incluye soporte para webcams y se contenta fácilmente con meras llamadas de voz y sólo entre clientes originales. No, no creo que en este caso los chicos de Google se hayan lucido técnicamente. Lo que si podemos esperar es, quizás, un aumento de popularidad de los clientes jabber y una mayor difusión de este protocolo fuera de los entornos más técnicos: GMail será, al parecer, el soporte elegido para la difusión de esta herramienta y para ello se han duplicado las invitaciones (¿quiere alguien alguna, por cierto?) disponibles. El cliente original, además, te permite invitar automáticamente a todos tús contactos para facilitar la difusión.

En fin. Que sea para bien…

Compártelo:
    emailPDFPrintBitacoras.comIdenti.caTwitterdel.icio.usDiigoFacebookMeneameBarraPuntoNetvibes
Categorías: google, novedades