Un camaleón en mi escritorio

El pasado día 16 de diciembre, seis días antes de lo previsto en el roadmap oficial, vió la luz la versión alpha 4 de OpenSuse 10.1. Si nada extraño ocurre tendremos la muy esperada (al menos por mi) versión 10.1 a finales de febrero. La compra de Suse por parte de Novell y la creación del proyecto OpenSuse le ha proporcionado a esta distribución un valor añadido que, unido a su indudable robustez y calidad, la ha convertido en una de las más populares del mercado. Para muestra, no hay más que ver las estadísticas de los últimos años ofrecidas en Distrowatch:


Por el momento en mis servidores sigue habiendo una Debian. Eso, al menos para mi, no tiene discusión alguna. Ahora bien, en el escritorio prefiero una distribución más, digamos, ‘cómoda’, dónde exista un cierto compromiso entre la estabilidad que proporciona y la actualidad de los paquetes que proporciona. Y todo ello sin exigirme demasiados esfuerzos. En esta categoría tenemos, así de primeras, a Mandrake, Fedora, Ubuntu y Suse. Yo he pasado en algún momento por todas y cada una de ellas y siempre me ha gustado más Suse, pero me limitaba a mirarla por el rabillo del ojo y me echaba para atrás su ferrea estructura comercial. Ahora, con OpenSuse, esto ya no es problema. Lo que menos me gusta de Suse es la utilidad de instalación y actualización de paquetes, muy poco funcional y por debajo de yum, urpmi o, por supuesto, de apt-get (¿para cuando un soporte completo en línea de comando?). Pero para eso existe ya apt2rpm y espero que muy pronto klik ‘de serie’. La primera versión de OpenSuse (la 10.0) no es redonda todo hay que decirlo, pero tampoco lo esperábamos: desgraciadamente el “time to market” también es algo que afecta a los proyectos de software libre y no olvidemos que la sombra de Novell está detrás de este proyecto. No obstante, la tengo instalada en dos de mis principales ordenadores de escritorio en el trabajo y en casa y tengo muy pocas quejas y casi siempre por ‘experimentaciones’ con paquetes ajenos a la distribución, cosas que en un ambiente controlado y corporativo jamás deberían de transcender.

4 comentarios en “Un camaleón en mi escritorio”

  1. OpenSuSE sólo contiene software completamente libre y tampoco incluye paquetes que puedan violar algunas patentes de ciertos países; pero esto no es un problema, sólo hay que investigar un poquito para tenerlo todo, en la página del proyecto se incluye la información para añadir las fuentes de instalación necesarias para poder tener una instalación idéntica a la versión comercial, y también indican por encima las fuentes de instalación no oficiales, a destacar las del packman, para así poder instalar ciertos programas como el amule y ver toda clase de películas con el kaffeine una vez que descarguemos los codecs propietarios y alguna librería necesaria para el motor Xine.

  2. Yo he usado Mandrake durante mucho tiempo, pero me parece una distribución bastante irregular. Desde luego si te gusta estar ‘a la última’ una Mandrake (me niego a usar eso de Mandriva) con el urpmi apuntando a los repositorios del cooker es la mejor elección, pero si buscas una distribución estable Mandrake te da demasiados sustos… a mi esa etapa ya se me paso y prefiero algo intermedio: con las ‘penultimas’ versiones de todo y con mucha estabilidad. En ese terreno yo creo que Suse es la número uno.

  3. La primera SuSE con la que trabe contacto fue una 8.0, al poco de iniciarme en el mundo de Linux: me parecio alucinante la cantidad de software que traía, pero no me funcionaba la tarjeta de sonido, así que duro poco tiempo.

    Luego fui probando con las ediciones de evaluación y personales de la 9.1 y la 9.2 pero vamos, ya me había hecho a Mandriva y me daban problemas con el monitor. Pero da una impresión muy buena, de facilidad, sencillez, integración, de ser algo bien hecho.

    Al tiempo que salia la 10.0 OSS me llego el DVD de la 9.3, por lo que no probe esta última.

    La 10.0 OSS me sorprendio gratamente excepto en el tema multimedia (totalmente capado): es muy bonita, el YaST es la leche, el instalador esta muy bien, pero bueno, la tuve unos días, y como no encontre mucho del software que empleo (como el acidrip o el amule -que aparecio dias despues-), segui con Mandriva. xD

    Pero bueno, como decía, SuSE es una distribución sencilla de manejar, robusta, estable, elegante. Creo que en otras circunstancias sería idonea para mí. 🙂

    P.D.: Si, Mandriva es como una secta. XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *