Albóndigas de choco y gambas

Atención señores y señoras que la receta de hoy requiere de un poco más de elaboración que a las que os tengo acostumbrado pero os prometo que los resultados merecen la pena y, gracias a ella, enamorareis a la madre de ese amor que se os resiste. Ahí vamos:

  • 1 Kg. de choco picado
  • 300 grs. de gambas picadas
  • 3 huevos
  • 2 cebollas
  • 2 pimientos verdes
  • 1 tomate
  • 6 dientes de ajo
  • 3 cucharadas soperas de tomate frito
  • unas hebras de azafrán
  • 1 vaso de agua y otro de vino blanco
  • aceite, perejil, pimienta negra molida y sal
  • pan rallado

Echamos en un bol el choco y las gambas picadas, los huevos y unos 40 grs. de pan rallado y lo mezclamos bien.
En otro bol aparte echamos media cebolla, 2 dientes de ajo y un poco de perejil, todo ello picado. Añadimos una pizca de pimienta negra molida y 50 cl. de vino blanco y lo pasamos con la batidora hasta hacer un puré que mezclamos con el contenido del primer bol hasta hacer una masa homogenea.

Con esa masa hacemos las albondigas y las freimos en freidora y sin harina. Os advierto: hay que armarse de paciencia porque la masa es muy, muy blanda y cuesta mucho trabajo tanto hacer las albóndigas como que no se desbaraten al freirlas. Ayuda, además de la paciencia, que tengamos siempre las manos bien húmedas y limpias, que el aceite esté bien caliente y que las vayamos friendo de muy poco en poco.

Una vez fritas las albóndigas cocemos en agua las cabezas y los desperdicios de las gambas hasta que hiervan. Hacemos un refrito con la cebolla y el ajo restante, los pimientos verdes y el tomate. Añadimos las 3 cucharadas de tomate frito, el agua cocida y colada de las gambas, las hebras de azafran previamente ‘desleidas’, el vaso de vino blanco y ajustamos de sal. Dejamos hervir dos o tres minutos y lo pasamos todo con el chino.

La salsa anterior se añade a las albóndigas y se cuece todo durante tres o cuatro minutos justo antes de servirlas para que no se ’empapuchen’. Acompañan muy bien de patatas fritas y, si queremos seguir con los localismos, de un Barbadillo o cualquier otro vino blanco de Sanlucar de Barrameda.

El choco congela muy mal (se pone ‘chicloso’ enseguida), así que nada de guardarlo en ‘tapers’ para otro día: hay que consumirlo en un par de días como mucho.

El libro de Las tapas de Pedro

Esta receta, típica de Cádiz típica de Huelva y muy popular en Cádiz, está ligera y libremente adaptada de una extraida del libro Las 100 Tapas de Pedro escrito por el propietario de El Giraldillo, uno de mis bares favoritos en Sevilla sito en la calle Cabo Noval y por el que no debes de dejar pasar si quieres ver lo que es un bar de tapas tradicional:

Plano calle cabo noval

15 comentarios en “Albóndigas de choco y gambas”

  1. Yo NUNCA he comido las albóndigas de choco, pero estoy buscando la receta porque mi hermana vive en Sevilla y le encantan.
    Cierto es que son tradicionales de Huelva, donde no cabe duda alguna de que tienen la mejor materia prima para elaborarlas: chocos y gamba blanca.
    Pero donde me apetecería muchísimo ir a probarlas es a TOMARES (SEVILLA), concretamente a la casa de la madre de Enrique (o de su abuela)…
    Estoy convencida de que deben estar de rechupete!!!!

  2. Bueno, como esto es un concurso de ver quién mea más lejos, me apunto: las mejores albóndigas de choco se hacen en Tomares, Sevilla. Las hace mi madre, choquera de nacimiento, y aprendió de mi abuela, también choquera. Y, para más inri, hace también una papas con choco IM-PREZIONANTES, y el cazón en amarillo, la sopa de cebolla (sin premio) y los boquerones en vinagre (de Jerez, of course). Pero eso sí, el material, del nuestro, de Andalucía.

    Un saludo a todos :D.

  3. Las mejores albóndigas de choco se comen en HUELVA, de donde son los mejores chocos y las mejores gambas y donde tenemos el mejor arte y tradición al cocinarlas. Ni Giraldillo ni historias; en Punta, en Ayamonte, en Isla Cristina, en el Rompido… y en toda Huelva.

  4. Edu: Creo que, o bien no tienes ni idea de lo que estás diciendo o te estás confundiendo de sitio. Hay pocos bares en Sevilla con la relación calidad/precio de El Giraldillo. Además, ¿de donde te sacas que es un bar para extranjeros? La prueba de que no es así la tienes en sus horarios: de noche cierra prontísimo y sábados tarde y el domingo todo el día está cerrado. Yo más bien diría que se trata de un bar destinado a la gente que se escaquea durante el horario de trabajo.

  5. El Giraldillo es sólo un bar para extranjeros,donde las tapas cuestan el triple que en otros bares de Sevilla, y son mil veces peor.
    Si quereis disfrutar del tapeo sevillano este no es el lugar adecuado.

  6. Bueno… tampoco es para ponerse así compañero: los irlandeses también inventaron el whisky pero seguro que tu también aprecias mucho más el escoces 😉
    Bromas aparte, las mejores albondigas de choco me las he comido siempre en Cádiz o en bares de gaditanos… pero admito (y corrijo) la posible imprecisión.

  7. Las albondigas de Choco es una receta típica de Huelva, a ver si nos informamos mejor. Es como la Manzanilla, que ahora es conocida por Sanlucar de Barrameda, cuando la cepa es originaria de la provincia de Huelva, precisamente de la misma Manzanilla.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *