Segundas marcas (¿nunca fueron buenas?)

Nunca he creído que algo sea mejor exclusivamente porque venga avalado por lo que suele llamarse una “primera marca” y trato de seleccionar mis compras en función de las características que estoy buscando (y del precio, por supuesto) y no de la imagen de marca del fabricante. Lamentablemente hay veces que tienes que replantearte esto de forma seria porque, si bien es verdad que no todas las “segundas marcas” dejan de ser rigurosas con sus controles de calidad lo cierto es que a veces dejan mucho que desear en este aspecto (es una forma de abaratar costes como otra cualquiera) mientras que en las “primeras marcas” esto no suele ser tan habitual y aunque se den casos de partidas de equipos deficientes (como el reciente caso de las baterías de los portátiles de DELL) también la reacción para corregir el problema suele ser rápida y eficiente. Vaya por delante que no está en mi ánimo generalizar en este aspecto y que creo que el caso que os voy a contar no va a cambiar mi opinión sobre este asunto, pero ahí queda eso para quien quiera tenerlo en cuenta.

Llevaba meses buscando un chisme que me permitiera ver la TDT y grabar sobre disco duro. Estaba casi decidido a comprarme el Gigaset M7xx de Siemens pero me frenaban un par de cosas: también tengo que cambiar de reproductor de DVD’s (el actual se cae a pedazos y ni siquiera soporta Divx) y el Siemens no es capaz de grabar de fuentes externas ni tiene grabador de DVD (para, por ejemplo, cambiar de formato algunas cintas VHS que no me apetece volver a comprar… ya he pagado por los derechos de autor de esas pelis ¿no? ;-)). Siempre podría solucionarlo con otro chisme adicional pero, la verdad, no soy tan friki como para que me guste que mi salón parezca el “Expo Electrónica” de El Corte Inglés (y a mi mujer, que cuenta con derecho de veto, mucho menos) y ya que empieza a haber donde elegir entre equipos con disco duro, grabador de DVD, TDT y un euroconector de entrada empecé a estudiar los modelos que había en el mercado. Rápidamente me llamó la atención uno de ellos: el Woxter VDR-2000 HDD DVBT.

No voy a detallaros lo que hace el chisme. A quien le interese que lea su manual (en el enlace anterior) y la abundante información existente en este foro de usuarios. Digamos que está muy por delante de cualquiera de sus competidores y cuesta alrededor de 150,00? menos que el más barato de ellos. Eso si, en el foro antes señalado los usuarios lo advierten: está muy justito de calidad en algunos de sus elementos (el mando a distancia, los cables que lo acompañan, el diseño del chasis) y hay un elevado porcentaje de equipos que vienen defectuosos de fábrica… Esto último era lo que más me preocupaba sobre todo a la hora de comprarlo por Internet así que afortunadamente encontré una tienda en Madrid dónde lo vendían con tan sólo 15,00? de diferencia sobre el precio más barato que había encontrado en la red (una vez sumados gastos de transporte) y allí me fui a por el.

Me alegré de esta decisión en cuanto que me traje el primer equipo a casa: lo enciendo y se queda colgado en la pantalla de arranque sin responder al mando a distancia ni a los botones del frontal… Mala suerte pero contaba con ello, así que al día siguiente lo llevo a la tienda, cuento lo que me pasa y me traigo otro ¡al que le ocurre exactamente lo mismo! Esta vez, ya más frustrado, me planteo llevarlo inmediatamente a la tienda pero veo que al equipo le faltan todos los tornillos del chasis. Ya había leído en el foro antes señalado que a alguien más le había ocurrido algo similar así que no me sorprende pero me pica la curiosidad y pienso que tal vez se trate simplemente de algún conector suelto o algo similar y puedo arreglarlo yo mismo sin tener que volver a la tienda. La sorpresa mayúscula me la llevo al abrirlo cuando veo que tengo un grabador de DVD con disco duro… ¡pero sin disco duro!

No tenía intención de seguir dándome muchos paseos de este tipo hasta la tienda y más después de saber cual era el problema (que lógicamente no le comenté a los vendedores no vaya a ser que, encima, me acusen de habéselo quitado yo) así que en esta tercera ocasión insistí que o me lo probaban allí para asegurarme de que funcionaba o que me devolvieran el dinero. Y así es como me quedé sin el 🙁

Moraleja de todo esto: que por si a alguien le quedaba alguna duda la opinión de los usuarios en Internet es algo cada vez más valioso (si lo hubiera comprado a través de una tienda en Internet este mismo proceso me habría llevado más de 30 días en lugar de dos y muchos más quebraderos de cabeza) y que, como dice mi amiga Cristina “los pobres no podemos permitirnos el lujo de comprar barato”. A veces, al menos.

2 comentarios en “Segundas marcas (¿nunca fueron buenas?)”

  1. Pues yo tengo el mismo, pero no pude devolverlo, porque medio funciona, así que es suficiente para que lo envies a madrid y te lo devuelvan diciendo que está reparado tantas veces como quieras. yo lo mandé dos y acabé harto.
    Aqui lo tengo esperando que se me ocurra como hackearlo o que me sobren 300 euros para comprar algo medio decente ahora.

  2. Siento mucho que te saliera tan mal la compra.
    Pero yo he de decir que (hasta la fecha), he adquirido tres dvd´s de la marca Woxter y funcionan bien los tres.
    No son grabadores. Son lectores de divx-vcd-mp3-mpg…etc
    No hemos tenido problemas, ni yo ni mi familia con ninguno de ellos.
    Si faltaba el disco duro sospecho que en aquella tienda pasaba algo raro…

    un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *