Spin

librosSpin cover book Imagina por un momento que una noche, de forma repentina, desaparecen todas las estrellas y nunca mas vuelven a brillar. Imagina que al día siguiente el Sol sale con un aspecto extraño y que todos los satélites de comunicaciones han desaparecido o caído durante la noche. Imagina que los científicos, tras algunos años de estudiar el fenómeno, llegan a la determinación de que alguien o algo inteligente ha cubierto nuestro planeta con una especie de membrana que modifica el transcurso del tiempo, de forma que un segundo en la Tierra equivale a algo más de tres años fuera de ella. Y ahora ponte a hacer cuentas: 1 minuto serían aproximadamente 190 años, 1 día casi 274.000 años y 1 año terrestre equivaldría a casi 100 millones de años en el exterior, aproximadamente el tiempo total desde que la vida salió de los mares hasta el momento actual. Piensa que bajo esas condiciones en 40 años de vida en la tierra el Sol se extinguirá y con él toda la vida en nuestro planeta…

Este es el inquietante punto de partida de Spin, escrita por Robert Charles Wilson. Una novela de ciencia ficción compleja y bien construida que nos introduce en el relato a través de las vidas de sus tres protagonistas: Jason, un pequeño genio que juramenta su vida a estudiar el Spin, más interesado en saber qué es y cual es su finalidad que en encontrar una solución para la raza humana, Diane, su hermana gemela que busca refugio y consuelo en la religión y Tyler, amigo de la infancia de ambos hermanos y narrador en primera persona de la historia.

La novela mezcla características de la ci-fi dura de los años de la edad de plata (Heinlen, Pohl, etc.) con un tratamiento más cercano y, a ratos, sentimentaloide de los personajes que intervienen en ella, muy al estilo de los best-sellers actuales. Pero a pesar de esto último, se lee con interés y facilidad desde la primera página hasta la última y es uno de los libros de ciencia ficción que más he disfrutado en los últimos años.

Spin tiene una secuela, Axis, que aún no ha sido editada en castellano (y sobre la que el autor se queja en su blog de no haber tenido una buena acogida) y un desenlace, Vortex, que está a punto de publicarse en los EE.UU.

The Surrogates: más allá de Second Life

icono de yellow kidPortada de The SurrogatesAño 2054. Los surrogates (sucedaneos, literalmente) son una suerte de super-prótesis concebidas originalmente para los disminuidos físicos pero que rápidamente son asumidas para otras muchas labores, incluido el ocio. Porque ¿para qué salir de casa arrastrando nuestras imperfecciones y debilidades si podemos quedarnos en la cama controlando mentalmente a un sucedaneo de nosotros mismos pero diseñado casi a nuestro antojo? Se acabaron las muertes y enfermedades en las profesiones de riesgo, y en los accidentes de trabajo. Los asesinatos en la vía pública pasan a convertirse en simples delitos contra la propiedad privada. Las cifras de muertos en accidentes de tráfico son ahora de meros daños materiales. Adios a los complejos, a los problemas de identidad de género, al racismo e, incluso, a las enfermedades de transmisión sexual y a los embarazos no deseados…

¿Se trata de un mundo mejor o nos hemos dejado algo en el camino? Eso es lo que exploran Robert Venditti y Brett Weldele en este espléndido comic que, a través de una investigación policiaca, nos lleva a un mundo que está un paso más allá de Second Life: la posibilidad de una vida virtual tan real que apenas se le pueden poner objecciones. ¿O si?

Los autores la han rodeado de material de ambientación que la hace más creible (recortes de prensa, dossieres, publicidad de los nuevos modelos de surrogates) y la edición en español por parte de Glénat reune en un único volumen los cinco capítulos que componen la historia además de un interesante “make off” de su realización. En definitiva, una pequeña joya y la historia más original y atrevida que he leído en un comic de ci-fi desde hace mucho, mucho tiempo.

Nancy Kress: Mendigos en España

icono de comentarios sobre librosSi hay algo que me gusta de los buenos libros de ciencia ficción es que se trata de un medio maravilloso para ayudarnos a reflexionar sobre problemas reales transportándonos a un mundo lejano dónde nos sintamos mucho menos implicados. En este aspecto mis favoritos son los que abordan temáticas sociales, antropológicas, éticas, políticas… O todas ellas como hace Nancy Kress en “Mendigos en España”.

portada del libro Mendigos en EspañaLa novela retrata una sociedad inicialmente muy parecida a la nuestra (la historia se extiende temporalmente a lo largo de todo el siglo XXI) salvo por dos detalles: los Estados Unidos han patentado un tipo de energía limpia, económica e inagotable (energía Y) que ha resuelto definitivamente los problemas energéticos del mundo y, de paso, ha enriquecido fabulosamente a esta nación. Paralelamente los avances en ingeniería genética permiten de forma comercial que, quien lo desee y pueda permitírselo, elija ciertas aptitudes y características físicas para sus hijos. La revolución en este aspecto la causa una mutación que permite al ser humano liberarse de la necesidad de dormir. Y así nacen los Isomnes, una super raza que liberada de “esta carga” resulta mucho más productiva que la de los seres humanos normales que pasan a autodenominarse los Durmientes.

La autora plantea en este escenario una nueva lucha de clases pero con los mismos parámetros de siempre. La igualdad de nuestra sociedad es irreal porque siempre hay quien parte con ventaja: quien ha heredado riqueza de sus padres, quien ha recibido una buena educación, quien ha nacido en un determinado entorno o, sencillamente, quien tiene ciertas habilidades especiales. A partir de esta situación la novela nos obliga a plantearnos muchas preguntas ¿Es necesaria la solidaridad entre “los que tienen” y “los que no tienen”? Y esta solidaridad ¿debe de ser una obligación o se trata de algo voluntario?¿Sirve de algo esta solidaridad o debe de interpretarse meramente como un tipo de impuesto?

El mendigo al que le das un dolar hoy podría cambiar el mundo mañana. O convertirse en el padre del que lo cambie. O abuelo. O bisabuelo.

Hay un par de vueltas de tuerca finales en la novela que hacen la reflexión aún más enriquecedora y que me gustaría comentar, pero no voy a hacerlo para no joderle la lectura a quien se anime. La edición de Biblos cuesta 5 euros (¡adoro los libros de bolsillo!) así que si os interesa no teneis muchas excusas. A quien no le importe que le revelen algunas claves adicionales del desarrollo de la historia (avisados quedais) hay una buena crítica en el archivo de Nessus.

Y para quien resulte chocante el título del libro, este tiene su origen en una metáfora que “los Insomnes” usan poniendo a España como ejemplo de un país donde los mendigos callejeros asaltan por doquier a los turistas adinerados. “Mendigos” es el nombre despectivo con que “los Insomnes” hacen referencia a los humanos corrientes. No se si nace de una mala experiencia de la autora en nuestro país o de alguna otra cosa pero, como comenta Miquel Barceló en su prólogo del libro, “Mal que nos pese, así es como se nos ve todavía en gran parte del mundo desarrollado…”. La novela se escribió hace algo más de 15 años, así que espero que esto haya cambiado bastante.

Inspirada por el éxito del libro la autora lo convirtió después en una trilogía (de hecho Barceló cuenta que originalmente se trataba de un cuento corto extendido posteriormente como libro) pero, la verdad, por el momento no se si quedarme con el buen sabor de boca de este volumen y no arriesgarme a continuar con un par de libros editados con objeto de hacer caja. Para los “aventureros” los otros dos volúmenes son “Mendigos y Opulentos” y “La cabalgata de los mendigos“.