Flores en los Pirineos

Montañas En los Pirineos existen censadas más de 3000 flores diferentes de las cuales aproximadamente unas 200 son endémicas de estos montes. El mejor momento para disfrutar de ellas son los meses de junio y julio durante los cuales se produce la mayor floración y alguno de sus valles se convierten en verdaderos espectáculos. Por aquí os dejo algunas de ellas:

GR-10: Mi segunda Transpirenaica

Montañas El próximo día 1 de julio viajaré a Hendaya con objeto de hacer mi segunda transpirenaica. La primera la hice en el verano del 95, con 26 años, y siguiendo el trazado español denominado como GR-11. Este año lo haré siguiendo el recorrido del GR-10 francés. Para quien no lo sepa, los Grandes Recorridos tienen numeración independiente en cada país y el GR-10 español es el que cruza la peninsula de forma longitudinal.

A continuación os dejo una tabla con la estimación que he hecho de las etapas que me gustaría realizar. Son más de 300 horas de marcha repartidas en 37 jornadas y con desniveles acumulados de subida y de bajada (ambos deberían de ser iguales puesto que se empieza y se termina a nivel del mar) muy próximos a los 50.000 metros. Y con una mochila a la espalda que, espero, no pase en exceso de los 15 kilos de peso. Si tengo aún algo de tiempo antes de irme dejaré Algo más gráfico en Google Maps.

Como os podréis imaginar, este sitio va a estar… digamos un tanto descuidado desde el día 1 de julio hasta el 7 de agosto. Probablemente mucho más porque luego “conecto” con tres semanitas más de vacaciones mucho más convencionales pero igualmente agradables y que, ojalá, me mantendrán alejado de un ordenador. Las fotos y las batallitas estarán, pues, para septiembre. Si no nos vemos/leemos hasta entonces, os deseo un buen verano a todos y a todas.

Por cierto, la bibliografía y cartografía que he usado para preparar la ruta ha sido el especial Las grandes travesías de El mundo de los Pirineos y, sobre todo, las excelentes guías de la federación francesa dedicadas a esta ruta.

¡Comienza la aventura!

Montañas Ya os daré más detalles pero por el momento creedme si os digo que este verano, de nuevo, hasta el mismísimo Giuseppe Bergman me tendrá envidia.

Billete de ida para Hendaya

Por cierto, he comprado el billete como hago sin problemas desde hace muchos, muchos años, usando el servicio web de renfe y con GNU/Linux y Mozilla Firefox. Con versiones beta de ambos, esta vez. Me he ahorrado en la compra, gracias a la tarifa web, casi 30?, más del 50% del valor nominal del billete normal. Lo digo pensando, con cariño por supuesto, en “uno de los blogs más influyentes de Europa”, en los “gurús” que amplifican este tipo de simplezas sin ningún fundamento, o en los medios de comunicación que se enganchan al carro por erosionar al partido político de la contra. Prometo tomarme algo a la salud de todos ellos con esos 30? que me he ahorrado 😉 .

¡Aterrizando!

viajes y memorias Si el señor Bin Laden no ha tenido nada que objetar al respecto, hace un minuto (a las 16.10 de allí) que hemos aterrizado en el aeropuerto JFK de la ciudad de New York y no volveremos por Madrid hasta el día 13, así que ya saben lo que les digo siempre: usen lo que necesiten de por aquí pero no revuelvan nada y luego déjenlo todo en su sitio.

New York Skyline
Foto de kennymatic

NOTA AL MARGEN: Una de las lecturas que me he llevado es El Planeta Americano de Vicente Verdú. Me lo recomendaron hace ya tiempo como un buen libro para tratar de llegar a comprender como piensan y sienten nuestros vecinos del otro lado del oceano y, por lo que llevo, doy fé de que es cierto.

Berlín

icono de vacaciones Con un poco de retraso, pero aquí tenéis algunas fotos de esa semanita que hemos pasado en Berlín a finales de agosto a ver si, los que no la conozcáis, os animáis a pasar unos días por allí. A nosotros nos ha gustado mucho.

Una semana no es nada para dictar juicio sobre una ciudad como esta pero, contando con ello, la nota que me apetece darle es bastante alta. El tráfico en Berlín es tranquilo y nada agresivo. Existen carriles bicis por todos lados (de los de verdad que te llevan a los sitios y no meramente deportivos como los de Madrid) y, sin llegar al nivel de Bruselas, hay mucha gente que usa la bici en sus desplazamientos cotidianos. Me gustó también que sea una ciudad sin miedos (vi poquísimos pisos bajos con rejas en las ventanas), que confía en su gente (los metros no tienen tornos de entrada ni vigilantes y los billetes se validan en el mismo anden), con poca o ninguna presencia policial salvo en edificios institucionales y muy, muy barata (hay muchísima oferta de comida rápida japonesa o turca por apenas tres o cuatro euros). En el lado más negativo, me pareció ver que había una parte de la población (¿tal vez procedente del antiguo lado soviético de Alemania?) cuya situación no correspondía con la capital de uno de los países más ricos del mundo: hacía años que no veía a tanta gente rebuscando en los contenedores de basura o “trapicheando” (por ejemplo revendiendo abonos de metro que pedían a los visitantes en el aeropuerto) en un país europeo. Estéticamente es una ciudad moderna. Queda muy poca “piedra vieja” que ver y, por el contrario, existen decenas de magníficos edificios vanguardistas de arquitectos de estos que salen en los dominicales de los periódicos. Los nucleos de los movimientos “contra-culturales” que visitamos parecían más un parque temático que otra cosa (normal, si vienen hasta anunciados en las guías de turismo) pero en el extrarradio, cuando hacíamos desplazamientos en tren, si que me pareció ver bastantes naves industriales “okupadas”. Me quedé con las ganas de asomarme por alguna a ver si aquello era más real.

Lo dicho: animaos que merece la pena.

Cancionero (y IX)

clave de sol
¿Adivináis a donde nos vamos de viaje dentro de un par de meses?

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

De camping por Pirineos

icono de vacacionesNada, que hasta ahora no he encontrado unos minutos para contar un poco de las vacaciones. Y dar envidia, que es de lo que se trata…

Cómo os contaba hace unas semanas hemos estado de camping en Pirineos. Concretamente en la franja entre Panticosa (Huesca) y Roncesvalles/Orreaga (Navarra). En el mapa de aquí abajo está la ubicación y datos de los campings donde hemos pernoctado (marcados con tiendecillas verdes) más otros dos (en amarillo) que teníamos en mente pero en los que no hemos dormido (aunque si los hemos visitado pensando en otras ocasiones) por estar cerrado por obras (en el caso de Canfranc) o porque teníamos otra alternativa (el de Osate en Otsagabia/Ochagavía).

Para quien no haya salido de camping y tenga sus reparos le diré que es una de las formas más flexibles de viajar que existe, sobre todo por ciertas zonas. No tienes que preocuparte (salvo contadísimas excepciones) de reservas ni necesitas estar semanas, quincenas o fines de semana completos en ningún sitio: llegas cuando te apetece y te largas cuando te da la gana. Las tiendas de hoy en día son comodísimas (con porches, dormitorios separados, etc.) y las instalaciones de los campings de primera y segunda categoría de nuestro país son fabulosas: piscinas (algunas cubiertas, otras naturales aprovechando una poza en el río), campos de tenis, minigolfs, parques infantiles, etc. Dos de los campings por los que hemos pasado, de hecho, contaban hasta con zona wi-fi.


Ver el mapa en Google Maps

El camping de Jaca es el único que no nos ha dejado del todo satisfechos, más que nada porque no es lo que andábamos buscando. En realidad queríamos quedarnos en el de Canfranc, mucho menos urbano, pero lo encontramos cerrado por obras y no queríamos dejar de pasar al menos un par de días por esa zona, así que no hubo más remedio.

Durante estos días hemos alternado alguna que otra caminata medianita (de más de seis horas), con muchos paseos más asequibles y visitas turísticas y culturales. Hemos estado, por ejemplo, en la selva de Irati (uno de los parajes naturales más espectaculares que conozco), el valle de Aguas Tuertas, Saint Jean Pied de Port y Biarritz en la vecina Francia, el monasterio de San Juan de la Peña , en muchísimos pueblos encantadores (como por ejemplo Echo/Hecho del que volvemos profundamente enamorados) y un largo etcetera.

Sirva esto para abrir boca. Las fotos en unos días.