Problemas de postgrey y las listas grises con los servidores de correo de outlook y hotmail de Microsoft

correo Hace ya años que contamos por aquí en que consisten las listas grises a la hora de validar como bueno un correo y combatir contra el spam y enseñamos a configurarlas en un servidor con Debian y postfix. Recientemente he tenido muchos problemas con los correos que vienen de servidores de Microsoft (¡como no!) que provocaban retrasos de hasta algunos días o pérdida de correos en algunas ocasiones. Vamos a contar que es lo que ocurre y como solucionarlo.

El problema que tenemos con los servidores de correo de Microsoft es que el reintento de envío del correo que exige el sistema de listas grises no se realiza desde el mismo servidor que realiza el envío original con lo que nuestro sevidor toma el reintento como un correo diferente al original y no lo valida como correcto. La solución es fácil y seguramente estará “parcheada” en un futuro en nuestras Debian, pero por el momento tienes que solucionarla por ti mismo. Vamos a verlo.

En el directorio /etc/postgrey tenemos dos ficheros: whitelist_clients y whitelist_recipients. En ellos podemos incluir manualmente los servidores y direcciones de correo (respectivamente) que queremos validar automáticamente sin pasar por el sistema de listas grises. No obstante, hacerlo es una mala idea: en estos ficheros (sobre todo en el primero) es donde los mantenedores de Debian incluyen los servidores de correo que ya saben que dan problemas con el sistema de listas grises pero son servidores válidos. Posiblemente nuestro problema se resolverá en un futuro próximo cuando la gente de Debian incluya los servidores de Microsoft en este fichero pero mientras tanto tenemos que buscarnos una solución. Postgrey admite incluir en este mismo directorio dos nuevos ficheros con la misma funcionalidad pero donde podamos incluir nuestros propios servidores y direcciones de correo sin miedo a perder actualizaciones: whitelist_clients.local y whitelist_recipients.local.

Ahora ya sólo nos hace falta saber cuales son las direcciones de los servidores de correo de Microsoft. Afortunadamente están casi todas publicadas aquí. En algún foro he leído que es interesante añadir un par de líneas adicionales para validar los servidores de los servidores de Office 365. Al final, mi fichero whitelist_clients.local ha quedado así:

23.103.132.0/22
23.103.136.0/21
23.103.144.0/20
23.103.156.0/22
23.103.191.0/24
23.103.198.0/23
23.103.198.0/24
23.103.199.0/24
23.103.200.0/22
23.103.212.0/22
40.92.0.0/14
40.107.0.0/17
40.107.128.0/18
52.100.0.0/14
65.55.88.0/24
65.55.169.0/24
94.245.120.64/26
104.47.0.0/17
104.212.58.0/23
134.170.132.0/24
134.170.140.0/24
157.55.234.0/24
157.56.110.0/23
157.56.112.0/24
207.46.51.64/26
207.46.100.0/24
207.46.163.0/24
213.199.154.0/24
213.199.180.128/26
216.32.180.0/23
2a01:111:f400:7c00::/54
2a01:111:f403::/48
104.47.0.0/17
40.107.0.0/16
/.*outbound.protection.outlook.com$/
/outlook/

Ahora sólo queda reiniciar los daemons de postgrey y postfix para que los cambios tomen efecto y listo

Extender el tiempo de evaluación de productos Microsoft

windows Me suele incomodar bastante llegar a un instituto y encontrarme que las licencias de los sistemas operativos y programas de Microsoft (ya sea en máquinas virtuales o reales) son piratas. A veces, incluso, que algún profesor instruya a sus alumnos acerca de como crackearlas o, en algún caso, que le pida consejo de como hacerlo al espabilado de la clase. En su casa cada uno puede hacer lo que le plazca, pero en un centro de enseñanza donde se supone que estamos preparando a la gente para salir al mundo laboral no me parece una buena práctica en absoluto. No me gusta la política de licencias de Microsoft, pero siempre que he trabajado en una empresa me he negado a piratear licencias (aunque no siempre he podido mantener esta postura, para que negarlo). Pero mi idea en este sentido es que el que las quiera que las pague, y quien no quiera pagarlas, tiene buenas alternativas a todos sus sistemas y productos.

Además, si necesitas usar licencias Microsoft (y en ciclos formativos de Informática, como comprenderéis, es imprescindible) existen la posibilidad de usar licencias gratuitas de evaluación. Se pueden descargar desde aquí previo registro y suelen tener una validez inicial de entre 90, 120 o 180 días. Las licencias de evaluación son plenamente funcionales, pero una vez transcurrido el plazo estipulado suelen reiniciar el equipo sin previo aviso tras cada hora de funcionamiento.

Aunque los equipos en los centros educativos suelen “reformatearse” todos los años estos tiempos son insuficientes para un curso, pero pueden extenderse usando el Server License Manager. Una vez concluido el período de evaluación solo hay que ejecutar lo siguiente:

slmgr /rearm
Ejecutando un intérprete de comandos con privilegios reales de administrador en Windows 8.1IMPORTANTE: Recuerda que en los nuevos windows de escritorio aunque tu usuario tenga perfil de administrador no trabaja normalmente con esos privilegios (¡afortunadamente!), así que si no estás usando el verdadero administrador del sistema debes de ejecutar estos comandos forzando privilegios reales de administrador. Para ello, busca el icono del intérprete de comandos y pulsando sobre el el botón derecho del ratón elige la opción de “ejecutar como administrador”. Si no lo haces así, el comando dará un error diciendo que no puede ejecutarse.

Tras ejecutar esa instrucción y reiniciar el equipo la licencia se renovará por un tiempo igual al que tuvimos una vez instalada. Pero cuidado, no son tiempos acumulativos. Me explico: si instalamos un windwows 2008 server con 180 días iniciales de evaluación y transcurridos los primeros 100 días ejecutamos esa orden no nos encontraremos con un equipo al que restan 260 días para finalizar la evaluación, sino 180. Igual que recien instalado. Así que es importante que no “renovemos” la licencia hasta que esté agotado el periodo inicial. Esto es fácil puesto que Microsoft nos informa cuando el tiempo expira, pero si quieres hacerlo de forma más eficiente la propia Microsoft te explica como automatizar este procedimiento mediante un script. También dispones de opciones para comprobar los días que restan hasta la expiración (/dlv) y el número de renovaciones que has consumido y que aún te restan (/dli):

Y ahora lo mejor: esta renovación puede hacerse varias veces. Habitualmente al menos tres veces, pero no es una regla fija: A veces sólo permite una renovación adicional a los 90 días base, lo que nos da un período total de pruebas de 180 días (6 meses) mientras que otrs se nos permite hasta cinco o siete renovaciones de 180 días cada una (¡48 meses!¡Más que la vida útil de muchos equipos!

NOTA: El Server License Manager da mucho más juego de lo que he contado por aqui. Échale un vistazo a este texto si quieres ver otras utilidades para extender aún más la vida de tus licencias de evaluación 😉

Windows 8, el ocaso de los dioses.

windows Mucho se ha hablado por ahí del desastre en las ventas iniciales de windows 8. A día de hoy (tres meses después de su puesta a la venta general), Netmarketshare le da una cuota de 1,72% durante el mes de enero y Statcounter global tiene registrado que el 2,45% de visitas de este mes provienen de máquinas con este sistema. En este blog apenas han llegado al 0,6%.

Yo llevo unas semanas trasteando con él en una máquina virtual e, independientemente de que me parece un sistema poco afortunado en su rediseño y enfoque, no creo que esta mala acogida en los mercados se deba sólo a esto, sino al cambio de paradigma en el que estamos inmersos. La venta de PC’s y portátiles ha descendido y en el mundo de las tablets y dispositivos móviles Microsoft está aún dando sus primeros pasos. Estoy lejos de pensar, como muchos aseguran, que la era del PC haya acabado. No me imagino que, aún durante bastantes años, la gran mayoría de empresas y trabajadores decidan prescindir de sus PC’s de escritorio o portátiles para sustituirlos por un dispositivo táctil. Por mucho que nos quieran vender la burra no es algo productivo. Todo el mundo que entiende algo de este mercado sabe que, salvo contadas excepciones, es mucho más productivo el trabajador que usa los accesos rápidos de teclado y apenas toca el ratón. No me imagino ya el “despiporre” de pérdida de tiempo si encima tienes la posibilidad de estar toqueteando la pantalla cada dos por tres. Y no, os pongáis como os pongáis, el teclado de una tablet no es ni la mitad de cómodo que el de un equipo “como Dios manda”. En cualquier caso, muchas de las ventas del usuario que quería un equipo para ocio doméstico se han derivado a este nuevo mercado y se han perdido definitivamente.

Ha habido, creo, otra razón que ha propiciado estas malas ventas y ha sido la mala acogida por parte de los fabricantes. Si te has paseado durante las navidades por algún centro comercial te habrás dado cuenta de que la gran mayoría de equipos se distribuían aún con windows 7. Esto cambiará mas pronto que tarde y cuando los fabricantes agoten sus stocks actuales y el gigante de Redmon corte el grifo y decida suspender la distribución de licencias de Windows 7 las ventas subirán un poco. Sin embargo en la implantación en empresas, el otro gran caladero de Microsoft, lo veo bastante más difícil. Sinceramente: no es un sistema que se me antoje productivo. Lo veo más orientado al ocio y al escritorio de un equipo doméstico que a uno profesional y eso no creo que se le escape a nadie con dos dedos de frente. Y si aún hay muchas empresas que siguen trabajando con XP por no cambiar a Windows 7, me da a mi que el salto a esta nueva versión va a estar bastante difícil…

Pasando a mi experiencia personal con windows 8, como ya he dicho me resulta incómodo para las tareas habituales y poco intuitivo hasta para las funciones más nimias. Me considero un usuario experimentado (llevo trabajando con PC’s desde que existen y conozco windows desde su versión 1.0, cosa que no muchos pueden decir 😉 ) y, por poner un ejemplo, me costó trabajo hasta encontrar la forma de apagar el equipo (¡De hecho, aún no se si existe alguna forma de hacerlo sin antes cerrar la sesión de usuario!). El escritorio ha perdido su botón de inicio que ha sido sustituido por un mosaico de botones y que, inevitablemente (creo, o al menos tampoco he visto como hacerlo) será lo primero que veas tras cada arranque. Uno de los botones de este panel te da acceso al escritorio convencional. Existe un panel de configuración escondido en la parte derecha de la pantalla y otro que parece realizar las funciones de administrador de pantallas a la izquierda.
Nueva pantalla de inicio de Windows 8

No me meto con la solidez del sistema. Eso es algo que no se puede evaluar en el tiempo que le he dedicado. Pero en cuanto a diseño, el principal error, a mi juicio, ha sido tratar de unificar en un único producto muy poco personalizable un sistema operativo que sirva para PC’s y portátiles convencionales y dispositivos móviles y/o táctiles. No lo entiendo, además, viniendo de un fabricante que en su producto anterior disponía de siete versiones diferentes de windows algunas de las cuales eran difícilmente diferenciables entre si. El resultado ha sido un producto que no creo que deje muy contentos a los usuarios de PC’s de sobremesa y portátiles, su principal mercado, y que resulta más enfocado a un sector, el de los tablets y dispositivos móviles, donde lo tendrá muy crudo para competir. Y, aún en este sector de los móviles, lo veo muy limitado a los dispositivos de gama media alta con pantallas relativamente grandes. En un móvil con 4″ de pantalla o menos debe de verse realmente espantoso…
Escritorio de Windows 8 con el panel lateral izquierdo desplegado

Insinuar siquiera que una empresa como Microsoft va a desaparecer del mapa es algo aventurado. Ya ha metido la pata otras veces (Windows Me, Vista…) y ha sabido reaccionar en su siguiente versión. Pero dejando de lado el sector en el que se desenvuelve bien y con una apuesta tan débil como esta para el mercado de los móviles lo tendrá bastante, bastante difícil para levantar cabeza.

ACTUALIZACI?N: Un año después, Microsoft recula definitivamente y reconoce (a su manera, eso si) los errores de diseño y concepción de su nuevo escritorio.

La nueva ofensiva antilinux de Microsoft

windows

“El modelo de producción en software de código abierto consiste básicamente en proyectos que se estructuran orgánicamente en forma de capas. La capa exterior la constituyen los usuarios finales. La siguiente son aquellos familiarizados con el software y su uso avanzado los cuales informan sobre cualquier problema detectado a nivel de uso del software. La tercera capa son programadores que pueden llevar a cabo parches que solucionan problemas relativos al software. La cuarta capa son los denominados desarrolladores reconocidos.

El núcleo de Xfree86 no llega a la docena de personas, el núcleo del proyecto Apache apenas sobrepasa la veintena (…) Microsoft comienza a delinear su nueva estrategia para la guerra contra el software libre: la de controlar sus proyectos, muchos de los cuales tienen muy pocos participantes y escasos medios materiales. Nada mejor para desintegrar un movimiento social como el del software libre que una estrategia que desarticule la estructura social de producción de software que lo sostiene. La nueva estrategia de Microsoft se basa en tomar control sobre los grupos sociales que impulsan los principales proyectos de software libre, mediante la adquisición y firma de acuerdos con las principales empresas y grupos que desarrollan software libre.”

El texto completo aquí.

¡Aguanta Yahoo!

YahooMicrosoft ha fracasado a la hora de posicionarse en Internet. Ha llegado tarde y mal y le ha faltado frescura y capacidad de innovación. Pero no creo que la compra de Yahoo! pueda ayudarle a estas alturas a solucionar su problema. Yahoo! está un poco mejor colocado en este entorno pero aún a años luz del todopoderoso Google. Ni siquiera ha sido capaz de lanzar su plataforma de publicidad fuera de los EE.UU. y tampoco destaca por ser demasiado original en sus planteamientos. Si obviamos Pipes, sus otras grandes bazas (del.icio.us y flickr) han sido comprados prácticamente tal cual están (no, no me olvido de Answers: siempre me ha parecido apenas un foro remozado). Pero lo que más me desagrada de esta operación es que rompe con esa pequeña esperanza de que en algún momento dieran un golpe de timón y plantearan una verdadera alternativa ante el monopolio de Google. Porque no hay más opciones: esperar que aparezca alguien nuevo a librar esa batalla es ridículo.

El panorama resultante se me antoja desalentador: un monopolio en el software de sobremesa y otro en el de los servicios en Internet, y ambos con intereses contrapuestos. Una alianza entre Yahoo! y Google nos llevaría al mismo sitio sólo que un poco más rápido. Miedo me da.

ACTUALIZACI?N: Parece que por el momento no hay de que preocuparse

Las ventas de Vista

money, dineroEl viernes pasado merendamos con la noticia de que Microsoft incrementó sus ganancias en un 47,3% en el último semestre. Gracias a las ventas record de Windows Vista, decían. Imagino que a quien no trabaje en este sector la noticia no le despertará ningún recelo pero a mi, francamente, me parece algo absolutamente escandaloso. No porque Vista no se esté vendiendo, eso no lo dudo, sino por las circunstancias que rodean a la forma en la que se producen estas ventas y que reflejan la forma en que Microsoft sigue dominando ferreamente al mercado de forma que un producto del todo impopular, como ha resultado ser Vista, se vende por cojones narices.

Sólo tenemos que echarle un vistazo a informes y estadísticas. Por estas páginas, por ejemplo, y durante el segundo semestre del año pasado de entre las visitas que usaban Windows sólo el 6,69% usaban el nuevo Vista. Echadle un vistazo a las vuestras a ver que os encontráis.

Las estadísticas de vista en el segundo semestre de 2007

Echando mano de fuentes de mayor solvencia que las que están a mi alcance, InformationWeek publicó el mes pasado, basándose en informes de Gartner, que tan sólo el 0,9% de los PC’s empresariales habían migrado a Vista.

¿Qué es lo que está pasando entonces? Lo que si se ha incrementado durante el año 2007 es la venta de PC’s: un 17,6% durante 2007 en España (según IDC) y entre un 13,1 y un 15,5% en el cuarto trimestre del año a escala mundial (según Gartner e IDC respectivamente). Para el usuario doméstico corriente, protagonista de una parte importante de ese incremento de ventas, resulta ya prácticamente imposible comprarse un PC o portátil con algo que no sea Vista. Pero es tremendamente cínico decir que el usuario elige Vista. Compra Vista porque es lo que hay y apenas tiene elección. Si Microsoft decidiera en un ataque de esquizofrenia suicida que “tocaba de nuevo” windows 95 se volverían a vender miles de licencias de este sistema. ¡Qué si no!

En cuanto al mundo empresarial la cosa me parece aún mucho más grave: de forma habitual se compran equipos con licencias de Vista OEM y luego se reemplaza dicha licencia por otra de XP para cumplir con las normas corporativas. Yo llevo un año viendo esta práctica continuamente en multitud de empresas que, por otro lado, es lo mismo que durante muchos años antes se ha venido haciendo pasando a windows 2000 las máquinas que había que adquirir con XP. Lo normal, además, es que muchos de los grandes organismos (públicos y privados) que realizan estas prácticas estén apuntados al programa de Software Assurance con lo cual están pagando dos veces (o más según lo perezosos que sean para afrontar las migraciones) por lo mismo. Conozco de forma directa varios casos de esto pero solo os voy a referir uno especialmente doloroso para mi. Durante tres años trabajé en una empresa pública de implantación nacional y con centenares de puestos de trabajo. Los equipos se compraban de forma casi exclusiva a DELL y/o HP con licencias OEM de windows XP y, adicionalmente, se pagaba a Microsoft el software assurance. A finales del año 2005 aún continuaban con windows 2000 como escritorio corporativo y sin intención alguna de migrar a XP. Con las licencias de Office pasaba otro tanto y así suma y sigue. ¿Podéis haceros una idea del dinero procedente de las arcas públicas que se le está regalando de esta forma a Microsoft? En su día hice números y, la verdad, escandaliza un poco.

Y por supuesto que no es culpa de la multinacional americana que algunos directivos y responsables de compras sean un poco lerdos, pero la falta de elección provocada por el monopolio de facto de esta empresa tiene mucho que ver con que se generen este tipo de ridículas situaciones.

Y si, Windows Vista se vende. Qué remedio. Pero luego no se usa.

Carta abierta a Steve Ballmer

icono para los ladronzuelos Traducción de la carta abierta que François Bancilhon, Presidente de Mandriva Linux, hace a Steve Ballmer de Microsoft con referencia al presunto soborno al gobierno Nigeriano después de que Mandriva ganara un concurso de suministro de equipos y software para las escuelas de ese país.

Estimado Steve,

Hola, soy François de Mandriva.

Estoy seguro de que somos demasiado pequeños para que tú nos conozcas. Ya sabes, somos una de esas pequeñas compañías de Linux que se esfuerza por ocupar un sitio en el mercado. Producimos una distribución de Linux, Mandriva Linux. La última edición, Mandriva 2008, es una buena versión y estamos orgullosos de ello. También estamos felices de ser una de las compañías de Linux que no hemos firmado ningún acuerdo con vuestra empresa (nadie es perfecto).

Recientemente hemos cerrado un acuerdo con el gobierno de Nigeria. Quizás hayas oído algo al respecto Steve. Ellos buscaban una solución conjunta de hardware y software para sus escuelas. El pedido inicial era de 17.000 unidades. Nosotros teníamos una buena oferta para ellos: un CMPC de Intel con una solución personalizada de nuestro Mandriva Linux. Presentamos nuestra oferta al gobierno local y a ellos les gustó la máquina, les gustó nuestro sistema, les gustó lo que les ofrecíamos, el hecho de que era un sistema abierto, que podrían personalizarlo para su país…

En esto vuestra gente entró en el juego y lo hicieron de forma muy competitiva. No querría decir que también de forma sucia, pero seguro que podría llamarse así… Vuestra gente peleó y peleó por el contrato pero el cliente aún estaba contento con nuestra oferta del CMPC y Mandriva.

Así que firmamos el contrato, hicimos el pedido, preparamos el software, enviamos las máquinas. En otras palabras, hicimos nuestro trabajo. Entiendo que las máquinas estarán siendo entregadas ahora mismo.

Pero entonces, hoy, escuchamos del cliente algo totalmente diferente: “Pagaremos por el software de Mandriva tal y como estaba acordado, pero luego lo reemplazaremos por Windows”.

¡Wow!¡Estoy impresionado Steve!¿Qué les habéis hecho a estos chicos para que cambien de idea de esa forma? Para mi está bastante claro y creo que también lo está para cualquiera. ¿Cómo se llama a lo que habéis hecho en el sitio donde tú vives, Steve? Por aquí recibe varios nombres. Estoy seguro de que los conoces.

¿Cómo te sientes al mirarte en el espejo por las mañanas Steve?

Naturalmente que seguiremos peleando por este contrato, y por el siguiente, y por el siguiente… Vosotros tenéis el dinero, el poder y un sentido de la ética bastante distinto al nuestro, pero yo creo que el buen trabajo, la tecnología y la ética pueden derrotaros.

Salud

François

P.D.: Un mensaje a nuestros amigos de Nigeria: aún están a tiempo de hacer las cosas bien, tomar la elección correcta y continuar con nuestro soporte y con un excelente servicio.

Visto en menéame.

Microsoft Software Assurance: ¿Un servicio de valor añadido o el timo de la estampita?

money, dinero Allá por, creo recordar, la primera mitad del año 2001, Microsotf realizó un cambio en su política de licencias y lanzó el Software Assurance o seguro de software, una especie de servicio de subscripción que permite, a cambio de una cuota bianual un derecho de actualización inmediata a cualquier nueva versión del producto licenciado. Como en todo lo que se mueve alrededor de Microsoft hubo fuertes críticas y grandes alabanzas. Hoy, cuatro años después de su lanzamiento, podemos hacer numeros y ver quien tenía razón y quien no. Para ello nada mejor que un ejemplo práctico. Como en la escuela, primero el enunciado:

Supongamos el caso de una empresa pública que, por renovación tecnológica, decide cambiar todo su parque de ordenadores (1500). Estamos en mayo de 2001 y deciden retirar todo su hardware ya obsoleto y cambiar a la versión de Windows 2000 que su departamento de informática, después de una minuciosa evaluación, ya considera suficientemente estable. Necesitarán, además, la versión Profesional de Office. En el año 2003 su parque informático ha crecido en 300 puestos. El departamento de informática decide que la versión de Windows XP aún no es suficientemente madura ni les aporta mejoras como para considerar el elevado coste de la migración. Finalmente en 2005 la empresa ha crecido en 200 puestos más y, por fin, se decide acometer la migración a Windows XP Professional que con el Service Pack 2 ya les aporta la confianza suficiente. Para no complicar el ejemplo obviaremos las licencias necesarias en servidores, las de conexión etc. y nos centraremos en exclusiva en los puestos de trabajo aquí mencionados.

No es un caso rebuscado ¿verdad? seguro que, quien esté metido en esto, conoce muchas empresas que, variando los números, puedan ajustarse más o menos a esta realidad… Pero antes de empezar, introduciremos una nueva variante en nuestro problema:

Cuando nuestra empresa está buscando un proveedor de hardware para unificar sus equipos varios proveedores le ofrecen PC’s a precios realmente muy competitivos pero que ya incluyen en versión preinstalada (y con su licencia pagada) el sistema operativo (una versión de Microsoft Windows, por supuesto…). El precio del equipo es bueno, el soporte que da la compañia también y, cuando se le insiste al proveedor de hardware que las licencias las vamos a comprar aparte porque somos una empresa pública, tenemos condiciones preferentes y, además, estamos valorando entrar en el modelo de software assurance la empresa proveedora nos dice que si nos descuenta el precio de las licencias no puede mantenernos el precio de los equipos porque se trata de configuraciones cerradas.

También os suena ¿verdad? Pues continúamos…

En la primera solución a este problema, nuestros aguerridos informáticos tras recibir la visita del comercial de Microsoft que les comenta los pingües beneficios económicos que van a obtener con el nuevo modelo de licencias deciden apuntarse a ello. Es una lástima que no puedas subscbirte al modelo salvo al comprar las licencias (que ellos ya han adquirido con los equipos) pero el comercial les insiste que aunque en realidad es como si pagaran dos veces el precio de la licencia el resultado será favorable… ellos dudan pero al final deciden aceptar. El comercial les regala a los responsables una camiseta, un bolígrafo y un bonito llavero (una vez finalizado el acuerdo para que nadie se piense que es un cohecho ¿eh?) y asunto resuelto… Nada que añadir a lo ya dicho en el enunciado

En la segunda solución que vamos a dar a este problema nuestros informáticos no se dejan convencer por el comercial. Son conscientes de que lo que realmente necesitan es un entorno de trabajo estable y no necesitan estar a la última. A poco que hacen números, tampoco les convence lo que les dice el comercial de que el coste de propiedad de las licencias será menor con este nuevo método y deciden usar el tradicional.

Para hacerlo más simple he utilizado las mismas tablas de precios de software para todas las compras, las correspondientes a 2001-2002 para la modalidad GOLP:

A continuación tenemos las tablas de costes de las licencias durante estos cuatro años para ambas soluciones:


Como se puede observar, la solución en la que se decide dejar de lado el modelo de Software Assurance proporciona un ahorro al cabo de los cuatro años de ¡más de un millón de euros!, es decir, un ahorro de alrededor del 32% del importe total de la operación ¿sorprendidos?

Llegados a este punto más de uno pensará “Eh, ¡este linuxero mal intencionado y tendencioso nos pone un ejemplo que no está muy claro!¡los números serían distintos si hubieran actualizado antes a Windows XP!” Evidentemente, esto no es así: los números serían EXACTAMENTE los mismos. Sólo he querido introducir un toque de realidad que será reconocible por muchos de los que trabajamos en estos entornos para ilustrar que, al margen de que este modelo resulta perjudicial para las empresas, muchas de ellas ni siquiera se benefician de las ventajas que supuestamente aportan…

En cualquier caso y para el que crea que si utilizamos la ventaja de actualización preferente este modelo si es conveniente, dejo como ejercicio para casa que hagais vosotros mismos los números para un entorno con Microsoft SQL Server 2000. ¿Cómo?¿Qué desde el año 2000 aún no ha salido ninguna nueva versión de SQL Server?¿Y estais pagando desde entonces el Software Assurance de vuestras licencias? Pero que mala suerte…

Eso si, que sepais que alguién se está comprando unos bonitos manuscritos de Leonardo Da Vinci con vuestro dinero…