GR-10: Mi segunda Transpirenaica

Montañas El próximo día 1 de julio viajaré a Hendaya con objeto de hacer mi segunda transpirenaica. La primera la hice en el verano del 95, con 26 años, y siguiendo el trazado español denominado como GR-11. Este año lo haré siguiendo el recorrido del GR-10 francés. Para quien no lo sepa, los Grandes Recorridos tienen numeración independiente en cada país y el GR-10 español es el que cruza la peninsula de forma longitudinal.

A continuación os dejo una tabla con la estimación que he hecho de las etapas que me gustaría realizar. Son más de 300 horas de marcha repartidas en 37 jornadas y con desniveles acumulados de subida y de bajada (ambos deberían de ser iguales puesto que se empieza y se termina a nivel del mar) muy próximos a los 50.000 metros. Y con una mochila a la espalda que, espero, no pase en exceso de los 15 kilos de peso. Si tengo aún algo de tiempo antes de irme dejaré Algo más gráfico en Google Maps.

Como os podréis imaginar, este sitio va a estar… digamos un tanto descuidado desde el día 1 de julio hasta el 7 de agosto. Probablemente mucho más porque luego “conecto” con tres semanitas más de vacaciones mucho más convencionales pero igualmente agradables y que, ojalá, me mantendrán alejado de un ordenador. Las fotos y las batallitas estarán, pues, para septiembre. Si no nos vemos/leemos hasta entonces, os deseo un buen verano a todos y a todas.

Por cierto, la bibliografía y cartografía que he usado para preparar la ruta ha sido el especial Las grandes travesías de El mundo de los Pirineos y, sobre todo, las excelentes guías de la federación francesa dedicadas a esta ruta.

Probando Ubuntu One

logo de canonical Llevo ya unos días probando Ubuntu One, el servicio propietario a través del cual Canonical pretende introducirse en esto del Cloud Computing al tiempo que le da un valor añadido a su distribución de Linux e incluso, si tiene la suficiente aceptación, le proporcionará una fuente de ingresos.

Ubuntu One se presenta como un servicio de almacenamiento remoto, sincronización y compartición de archivos con dos modalidades: una gratuita que ofrece hasta 2 GBytes de espacio y otra de pago que, por 10$ al mes, amplía esta cuota hasta 10 Gbytes. El servicio está disponible, por el momento, sólo mediante beta cerrada a través de invitaciones, tiene aún algunos bugs importantes y ha despertado críticas en muchos sectores ya que, mientras que el cliente de escritorio está escrito en python y su código si es libre, la parte que corre en servidor (en los servidores EC2 de Amazon, concretamente) es propietaria.

Una vez que disponemos de una cuenta, el acceso al servicio de Ubuntu One se puede hacer de dos formas: mediante una aplicación web o mediante un cliente de escritorio. Este último, que es quién realmente le proporciona un carácter difererenciador al servicio, sólo puede utilizarse por el momento desde la versión 9.04 de Ubuntu.

El cliente web no tiene nada de especial y se parece mucho a cualquier otro interfaz FTP vía web. El acceso se hace siempre vía https y la autenticación mediante una cuenta de launchpad. Podeis ver un pantallazo aquí abajo:

Cliente web de Ubuntu One

Compartiendo carpetas con el cliente web de Ubuntu One Tal vez lo único a destacar de este cliente es que tenemos una opción disponible en el panel derecho a través del cual podemos compartir cualquier directorio tanto en modo de sólo lectura como de lectura y escritura. Cuando invitamos a alguien basta con escribir su dirección de email y el destinatario recibirá en su buzón de correo una invitación con todas las instrucciones necesarias. El enlace recibido por correo nos llevará a un formulario de aceptación y el invitado deberá de disponer de su propia cuenta de Launchpad o, en su defecto, se le invitará a crear una nueva.

Pero, como decíamos antes, la verdadera gracia del servicio está en el cliente de escritorio. Las instrucciones para su instalación están aquí y son bien sencillas. La primera vez que ejecutemos el cliente en nuestra máquina asociará esta a nuestra cuenta de Ubuntu One. Podemos tener tantas máquinas asociadas a una cuenta como queramos (y los archivos compartidos se sincronizaran en todas ellas) pero, por lógica, cada cuenta de usuario en una misma máquina sólo podrá estar asociada a una cuenta de Ubuntu One. Esto es debido a que el servicio lo que hace es crear físicamente un directorio en nuestro home que es sobre el que se realizará la sincronización:

Cliente de escritorio de Ubuntu One

Icono del Sistem Tray de Ubuntu One El cliente coloca un icono en la bandeja del sistema desde el que podemos activar o desactivar la sincronización de archivos, abrir los directorios sincronizados, lanzar el cliente web, etc. No lo he probado en KDE así que no se que tal se integra por allí. En Gnome la integración es total. Aparte del icono y del botón de conexión y desconexión que, como veis en el pantallazo de aquí arriba, nos aparece en Nautilus, en el menú contextual también se incluye una nueva opción etiquetada como “Share on Ubuntu One” que nos permite compartir las carpertas con quien queramos simplemente introduciendo su dirección de correo electrónico al igual que hacíamos con el cliente web.

Compartiendo carpetas con el cliente de escritorio de Ubuntu One Si alguien tiene curiosidad por comenzar a probarlo por si mismo y no quiere esperar la invitación de Canonical que me deje un comentario con la dirección de correo electrónico donde quiere recibir la invitación: si os invito a compartir uno de mis directorios os dejará, además, crear vuestra propia cuenta. Pero recordad que el cliente de escritorio sólo funciona con Ubuntu 9.04 y que no se, siquiera, si funcionaría con Kubuntu 9.04 o Xubuntu 9.04. Si lo probáis en alguno de estos sistemas decídmelo y así salgo de dudas.

El servicio que presta Ubuntu One no es nuevo. dropbox, box.net, wuala, humyo o mozy, por decir algunos, ofrecen una funcionalidad similar desde hace tiempo. Algunos de ellos incluso con clientes específicos para GNU/Linux. La baza de Canonical, imagino, será presentarlo ya instalado y disponible para su uso como una característica de base en futuras versiones de sus plataformas proporcionandolo como un valor añadido. Veremos.

Firefox 3.5b4, Opera 9.64 y Google Chrome 3.0

browsers Acaba de lanzarse una nueva versión de Opera (de la que lo más novedoso parece que no tiene nada que ver con la navegación), la versión final de Firefox 3.5 está cada vez más cerca y, por fin, tenemos una versión de Google Chrome disponible fácilmente para su instalación en GNU/Linux (échale un vistazo a esto si, como yo, quieres instalarlo en Fedora 11). Un buen momento para echarlos a pelear y ver que tal se comportan.

La primera sorpresa te la llevas al comparar la gestión de memoria, una de las grandes críticas que, históricamente, ha tenido (y tiene) que soportar Firefox. El gráfico de aquí abajo muestra la ocupación de memoria y de CPU de los tres navegadores, todos ellos con las mismas siete páginas cargadas (casi todas ellas con uso de AJAX) y donde podemos comprobar como en ambos aspectos Firefox se comporta mucho mejor que su competencia directa. Pensad, además, que Firefox es mi navegador habitual y que tiene una docena de plugins cargados que también harán uso de memoria mientras que los otros dos están recien salidos de sus respectivos paquetes y sin ningún tipo de añadido. Punto (y gordo) para Firefox.

Opera, Chrome y Firefox en Linux: Memoria y CPU

A la hora de aplicar test de adecuación a los estándares nos llevamos la segunda sorpresa: Opera parece haber sufrido una regresión frente al test Acid 3 respecto a anteriores versiones y Chrome no pasa el test Acid 2 aunque da un 100/100 en el Acid 3. Todos ellos pasan plenamente el test de selectores CSS3. La versión de Chrome 2.0.172.31 para Windows pasa perfectamente el test Acid 2, como era de esperar, así que esto puede deberse a un error de desarrollo que subsanaran en la versión definitiva. El Opera 9.64 para windows da el mismo resultado para el Acid 3, así que aquí si que parece que alguien ha metido la pata…

Acid 2Acid 3CSS SelectorsSunSpider
Opera 9.64OK85/10043/4310.300,2 ms.
Google Chrome 3.0.187.0¡NO!100/10043/431.068,6 ms.
Firefox 3.5b4OK93/10043/432.406,8 ms.

En cuanto a la velocidad de ejecución de javascript, más sorpresas. A pesar de las mejoras experimentadas en el motor de Firefox, el navegador de Google le gana con mucha ventaja al aplicar el test SunSpider. El rendimiento del motor de Opera es, por el contrario, verdaderamente nefasto comparado con cualquiera de los otros dos: casi cinco veces más lento que el de Firefox y diez más lento que el de Chrome.

¿Conclusiones? Pues me sigo quedo con Firefox por el momento. La única ventaja relevante de Chrome sobre él es la velocidad de ejecución de javascript (ojo, que no es poco) pero mientras que al menos no disponga de plugins para eliminar la publicidad no me merece la pena hacer el cambio… Lo siento muchísimo por los que obtienen ingresos de ello, pero volver a navegar viendo bloques de Adsense y similares por todas partes es algo que no me apetece nada en absoluto.

ACTUALIZACI?N: En Barrapunto nos confirman a través de enlaces a estudios más completos que la gestión de memoria del nuevo Firefox es muy superior a la de su competencia.

Moblin 2.0 beta

laptops Me gusta Moblin. Es una beta muy, muy beta aún (tiene errores frecuentes, algunos problemas con el navegador, escasas aplicaciones… ), así que no es posible, por el momento, dejarla como base en un netbook que consideres como productivo. Pero a pesar de esto se le ve potencial. Y mucho. Posiblemente estemos ante el mejor y más atractivo entorno “a medida” para el mercado de los netbooks que he probado hasta el momento. Y creo que los he probado todos 🙂 . Es ágil y ligero y estéticamente muy agradable e intuitivo. Además, el hecho de que detrás suyo tengamos a Intel, un gigante entre los gigantes, hará que, si no falla nada, lo veamos prosperar rápidamente en un futuro cercano.

La pantalla principal es esta que vemos aquí abajo (pulsa sobre ella para verla a resolución real) y recuerda mucho a la de un “media center”. Presenta una zona central con previsualizaciones de nuestras últimas operaciones (páginas web, documentos, vídeos, imágenes, etc.), un panel derecho que se actualiza con las novedades de las redes sociales a las que estamos suscritos (por el momento sólo admite twitter y last.fm) y en el lateral izquierdo tenemos una vista de agenda en la parte superior y acceso a nuestras aplicaciones favoritas en la parte inferior.

Moblin 2 beta

En la parte superior tenemos una barra de menú con los principales accesos que está siempre visible en esta pantalla principal y que se despliega al acercar el ratón al borde superior de la pantalla en cualquier otro momento. Desde ella tenemos acceso al menú de aplicaciones, de archivos multimedia, etc. El navegador que trae por defecto es, parece, un firefox personalizado al que llama moblin-web-browser y que se presenta capado hasta el punto de que no se puede acceder siquiera a cambiar su configuración. En los pantallazos de aquí abajo (pulsad sobre ellos para ampliarlos) se puede ver una imagen de esto, del administrador de escritorios (zonas, las llama), del reproductor multimedia y de una película mientras se reproduce a pantalla completa.

Moblin 2 betaMoblin 2 beta
Moblin 2 betaMoblin 2 beta

La orientación que le están tratando de dar parece la de un sistema cerrado y poco flexible pero intuitivo, fácil de manejar y orientado a un usuario con pocos conocimientos. Pero en el fondo tenemos un GNU/Linux con acceso a un terminal y con un sistema de paquetería basado en rpm y yum lo que permitirá que, quienes así lo deseemos, podamos personalizarlo a nuestro gusto. Habrá que volver a visitarlo cuando salga de betas a ver que tal queda…

Los interesados en probarlo por si mismos tienen aquí las instrucciones de descarga e instalación.

KDE 4 para netbooks

KDE 4 para netbooksKDE Hace menos de un par de meses que empezamos a oír hablar de que KDE 4.4 proporcionaría un entorno específico para netbooks basado en el proyecto Plasma-MID y ahora ya podemos ver algún pantallazo de los resultados como este de aquí a la derecha (pulsa sobre él para verlo con una mejor resolución) e incluso un video de demostración. Bonito, ¿verdad? Moblin, Ubuntu Netbook Remix, HP MIE y ahora esto… Con tantas opciones al final no sabremos con cual quedarnos.

Cine en mayo’09

icono con claqueta de cine

State of Play Watchmen Déjame entrar

XXY Obaba Hace mucho que te quiero Nueve vidas
El reino prohibido Crepúsculo

    ESTRENOS:

  • Las reglas del juego (State of play). 2009. Una buena película sobre intrigas políticas y periodismo de ese que ya no existe pero que, seguramente por que muchos creemos que es necesario, sigue vendiendo películas.
  • Watchmen. 2009. Le sobra violencia, pero es lo único que le sobra. Por lo demás, se trata de una fabulosa adaptación que no pierde ni un ápice del sentido de la obra original y que, creo, resulta comprensible incluso para esos a los que la Guerra Fría les suena ya a programa de telerrealidad. Por cierto, una pregunta para quien sepa contestármela: Si realmente al Doctor Manhattan le importan una mierda las cuestiones humanas ¿Por qué se reconstruye a si mismo con ese tipazo de culturista y esa tranca a lo Rocco Siffredi en lugar de escoger un aspecto menos, digamos, interesante?.
  • Déjame entrar (Låt den rätte komma in). 2008. Un adolescente con serios problemas familiares y de adaptación a su entorno descubre que su nueva y misteriosa vecina, a la que sólo ve por las noches, es un vampiro que lleva decenas de años atrapada en una eterna adolescencia. Su padre, que la cuidaba de día y le procuraba sangre fresca por las noches, acaba de morir y por primera vez se encuentra sola. Esto si que es una película de vampiros adolescentes que merece la pena ver (muy respetuosa, además, con el mito original) y no ese truño sobre el que refunfuñaremos unos párrafos más abajo.
    REPESCAS:

  • XXY. 2007. Difícil película sobre la intersexualidad y el paso de una chica con estas características por la adolescencia. A pesar de premios y recomendaciones me daba miedo que estuviese tratada con excesivo morbo, pero afortunadamente me equivoqué. La historia está tratada con mucha sensibilidad. Todo un handicap para ser una peli argentina 😉
  • Obaba. 2005. Me aburrió el libro (de hecho no pude terminarlo) y lo mismo me ha ocurrido con la película.
  • Hace mucho que te quiero (Il y a longtemps que je t’aime). 2008. Una mujer sale de la carcel después de cumplir condena por el asesinato de su hijo y se reencuentra con su hermana que apenas la conoce después de tantos años de separación. ¿Os he dicho ya alguna vez que estoy enamorado de Kristin Scott Thomas? Pues entonces ya sabéis que no puedo opinar en serio: no sería imparcial…
  • Nueve vidas (Nine lives). 2005. La primera vez que vi una peli de Rodrigo García (Cosas que dirías con sólo mirarla) pensé que este señor se podía dedicar a esto del cine sólo por ser hijo de quien era y no porque tuviera talento para ello. No se, entonces, porqué le he dado una segunda oportunidad, pero me alegro de haberlo hecho. Se trata de una peli interesante confeccionada con fragmentos de historias inacabadas y entrecruzadas entre si y centradas siempre en mujeres. En eso ha salido a su padre.
  • El reino prohibido (The Forbidden Kingdom). 2008. Y bueno, desde el éxito de Tigre Dragón esta debe de ser la película número 6.357 que trata de explotar los mismos tópicos. Exclusivamente para fanáticos del género que quieran ver por primera vez juntos a Jet Li y a Jackie Chan..
  • Crepúsculo (Twilight). 2008. Valiente porquería. Si el éxito de Harry Potter ya me resultaba del todo incomprensible esto me hace perder la fé en el buen gusto de la raza humana…

7 enlaces 7 (y XXXV)

enlaces rápidos

Ejerciendo de letra e

Opinión El domingo pasado me tocó ejercer de vocal segunda en una mesa electoral. No pensaba contar nada, pero como he visto que JJ lo ha hecho me ha dado un poco de “pelusa”. Claro que a él le ha tocado de presidente, pero bueno, hasta en la democracia hay clases.

Lo primero que he de decir es que, en contra de lo que pensaba, me lo pasé muy bien. Me dediqué a “pinchar” durante todo el día a los interventores de PSOE y PP, ambos muy majos pero con muy poca sangre en las venas, así que apenas entraron al trapo. La chica del PP sólo llegó a mostrarse un poco molesta conmigo cuando sugerí que un señor llamado Sacristán Torquemada era un voto seguro para ellos ¿Es que no escucha a sus dirigentes o qué? También jugué, ahora en serio, a tratar de adivinar el voto de algunos electores por su aspecto cosa que dejó de ser interesante durante la avalancha de abuelos que se acercó a la mesa a la hora de salir de misa… Por cierto: hubo mucho marido que traía la papeleta de su esposa en la mano y algún hijo o hija que traía la de su anciana madre, pero ningún padre que trajese la de su hijo o hija. Vamos avanzando, pues.

Lo segundo a destacar: el “poderío” de los grandes partidos y el trato a sus interventores. Los del PSOE recibieron desayuno y almuerzo con medias lunas de jamon serrano y croissant lo primero y bocatas de tortilla y de jamon lo segundo. Los del PP sólo almuerzo (no estuve tan pendiente, pero había bocata de chorizo y, a juzgar por el aroma, de ibérico del bueno). Había un interventor de cada uno de estos partidos por mesa y un apoderado que los sustituía a ratos para que descansaran. UPyD tenía a dos personas para todo el colegio y no sé lo que comieron porque no se acercaron a la mesa más que para entregar su acreditación al principio y para verificar los votos al final. IU tenía un único interventor para todo el colegio que se lo curró haciendo rondas por todas las mesas y no recibió comida en ningún momento.

La tercera anécdota curiosa fue protagonizada por la tremenda descoordinación entre autoridades nacionales y locales. Os cuento. En un momento dado de la votación la policía municipal nos entregó una nota con normas de última hora que, minutos más tarde, nos volvió a entregar la policía nacional para, otros minutos después, volver a entregarnos por tercera vez la policía local pero para que se la devolviéramos firmada por la presidenta de la mesa. El sello donde había que firmar era del propio colegio y no oficial porque había un campo donde se pedía el parentesco. “¿Parentesco con quién?” preguntó casi asustada la presidenta. Para colmo, en una cuarta ronda volvió a pasar la policía nacional con la orden, ahora, de retirar la nota que nos había entregado antes. Yo alucinaba. Si la descoordinación entre fuerzas de seguridad es así en todo no me extraña nada que se les escapen continuamente “los malos”.

Por último, el recuento de votos transcurrió sin incidentes de ningún tipo. Hubo algo más del 60% de participación y el PP se llevó poco más del 50% de los votos. El PSOE arañó con dificultad un 33%, IU 29 votos y UPyD 21 (un 8% y un 6% respectivamente). Hubo tres votos en blanco, dos a los verdes (uno a cada agrupación de verdes) y aproximadamente una docena más de despistados que votaron a JUMP+, AES, PH, II, etc. El único voto nulo fue debido a que alguien, además de su papeleta, introdujo en el sobre el recibo de la luz. No se si fue un despiste o con ello quería indicar lo mucho que le cuesta pagarla. En cualquier caso espero que la junta electoral se lo devuelva.

Haciendo visibles en la red máquinas con VirtualBox en Fedora 11

herramientas Configurar las máquinas virtuales de VirtualBox en modo bridge para que sean accesibles cómodamente entre si o con las máquinas “reales” de nuestra red local es ahora un poco más fácil (desde la versión 2.2.2) de lo que contábamos aquí puesto que ahora aparece un casillero específico para esta opción en la configuración de red de la máquina virtual:

Virtualbox bridge en Fedora 11

Pero, ya puestos vamos a darle un repaso y así vemos como se hace en Fedora 11.

Antes de nada debemos de instalar el paquete bridge-utils (yum install bridge-utils).

Luego editamos el fichero de configuración del interfaz de red de la máquina anfitriona (en mi caso /etc/sysconfig/network-scripts/ifcfg-eth0) y añadimos, al final, la siguiente línea:

BRIDGE=br0

A continuación creamos un nuevo fichero de configuración (/etc/sysconfig/network-scripts/ifcfg-br0) para el bridge:

DEVICE=br0
TYPE=Bridge
BOOTPROTO=dhcp
ONBOOT=yes
DELAY=0
STP=off

Por último reiniciamos los servicios de red (service network restart) y ya sólo nos queda configurar la red de la máquina virtual como se muestra en la imagen de aquí arriba. Con esto la máquina virtual tomará una dirección de forma dinámica del servidor DHCP disponible en la red de la máquina anfitriona y será perfectamente visible tanto por cualquier otra máquina conectada a dicha red como por otras máquinas virtuales configuradas de igual forma en el mismo anfitrión.

Virtualbox bridge en Fedora 11

ACTUALIZACI?N: Si has llegado aquí a través de Google, olvídate de ello. Virtualbox tiene ya un modo bridge de forma automática con sólo escoger la opción adecuada en la configuración de red. Lo hemos contando aquí.