Frases desafortunadas (y XXIX)

icono para las frases desafortunadas

“Cuando se banaliza el sexo, se disocia de la procreación y se desvincula del matrimonio, deja de tener sentido la consideración de la violación como delito penal”

Ricardo Benjumea, redactor jefe de ‘Alfa y Omega’, la publicación del Arzobispado de Madrid y que cada jueves se distribuye con la edición madrileña del diario Abc, en su número de hoy día 28 (que aún no está colgado en la web).

Don Ricardo nos aconseja también acerca del tratamiento que deberíamos de darle a la violación si “reducimos el sexo a simple entretenimiento”:

“Debería equipararse a otras formas de agresión, como si, por ejemplo, obligáramos a alguien a divertirse durante algunos minutos”

¿No dan ganas de obligarlo a él a divertirse unos minutos? Con el palo de una escoba. por supuesto. Asco de clero…

Antivirus para escritorios GNU/Linux: Bitdefender

icono para seguridad Bitdefender es un antivirus dentro de lo que podríamos considerar “gama media” según las valoraciones que se hacen por ahí. El principal defecto que nos encontramos en la versión que ofrecen para Linux es que no se trata de un antivirus en tiempo real que analice los ficheros que abre nuestro sistema sino que sólo actúa bajo demanda. No es, por tanto, una solución adecuada salvo para quien ya tenga una elevada conciencia acerca de la seguridad informática y estos son los que, precisamente, apenas necesitan un antivirus. Mucho menos (al menos por el momento) en Linux.

La descarga del software se hace desde aquí. Existen versiones en formato .deb, .rpm e .ipk. Asimismo ofrecen versiones para 32 y 64 bits y con GUI o sin el. Yo he probado tanto la versión rpm sobre un Fedora 11 con KDE 4 como la deb sobre Ubuntu 9.04 y ambas funcionan perfectamente y se integran relativamente bien con el escritorio. Una vez instalado (basta con descargar el paquete adecuado, agregarle el atributo de ejecutable, lanzarlo con privilegios de root desde un terminal y seguir las instrucciones) el icono para lanzar el gui aparece dentro de la categoría de aplicaciones del sistema o puede lllamarse en línea con el comando bdgui. La licencia es de evaluación por sólo 30 días pero puede extenderse a un año solicitando un nuevo código por correo electrónico desde aquí.

Bitdefender en Linux

Por lo demás y como puede apreciarse, el entorno es bien sencillo: una configuración (muy básica), actualización de firmas (en modo manual siempre y sin opción de programarlas, otro defecto grave para usarlo en el escritorio de un usuario común) y una tercera opción para arrancar el scanner. Este último es relativamente pesado pero en una máquina normalita (mi equipo tiene ya más de tres años) funciona de forma desahogada:

Bitdefender en Linux, consumo de recursos

Las pruebas de detección que he realizado son bastante correctas. En los últimos años he descuidado bastante mi colección de virus (si, si, colecciono virus informáticos ¿es grave?) pero con los datos que tengo no he encontrado ninguna pifia importante. Y, por supuesto, detecta las cuatro modalidades del test EICAR. Por defecto no toma acciones sobre los archivos infectados y es el usuario quien tiene la potestad de desinfectarlos, borrarlos, ponerlos en cuarentena o no hacer nada.

Bitdefender en Linux, acciones después de la detección

Bitdefender en Linux, file drop zone En cuanto a la integración con el escritorio, el botón de “Hide” minimiza el programa en el “System Tray” y, aunque la integración no es perfecta en KDE 4.x, funciona de forma correcta tanto en este como en Gnome. Los idiomas disponibles son sólo cuatro: inglés, frances, portugues y rumano. Un detalle muy vistoso es que tiene una opción para colocar un “widget” sobre el escritorio (file drop zone, lo llaman en la configuración) sobre el cual podemos arrastrar archivos o carpetas para ser analizados y que funciona perfectamente en ambos escritorios. Por último, es posible añadir extensiones para integrarlo con nautilus en Gnome o con konqueror (pero sólo en KDE 3.x) aunque estas han de ser compiladas manualmente por el usuario. No tiene opciones de integración con ningún cliente de correo electrónico.

La desinstalación se hace ejecutando el mismo instalador con el argumento --uninstall

En definitiva, y según mi opinión, no es un producto que sirva para instalarlo de forma corporativa en los escritorios Linux de una empresa u organismo en la que sus usuarios no tengan una formación adecuada en materia de seguridad. El hecho de que no funcione en tiempo real es el principal escollo (ya que la actualización de firmas puede solventarse programando la ejecución en línea del comando bdscan --update con privilegios de root). Afortunadamente tampoco parece hacer falta. Aún.

¡Comienza la aventura!

Montañas Ya os daré más detalles pero por el momento creedme si os digo que este verano, de nuevo, hasta el mismísimo Giuseppe Bergman me tendrá envidia.

Billete de ida para Hendaya

Por cierto, he comprado el billete como hago sin problemas desde hace muchos, muchos años, usando el servicio web de renfe y con GNU/Linux y Mozilla Firefox. Con versiones beta de ambos, esta vez. Me he ahorrado en la compra, gracias a la tarifa web, casi 30?, más del 50% del valor nominal del billete normal. Lo digo pensando, con cariño por supuesto, en “uno de los blogs más influyentes de Europa”, en los “gurús” que amplifican este tipo de simplezas sin ningún fundamento, o en los medios de comunicación que se enganchan al carro por erosionar al partido político de la contra. Prometo tomarme algo a la salud de todos ellos con esos 30? que me he ahorrado 😉 .

GnomeShell

Gnome Yo soy más de KDE, ya lo sabéis, pero si hay algo que admiro en Gnome es la gran capacidad de innovación en el planteamiento de su escritorio y que no parecen dejarse influir por lo que hace la competencia (léase windows) ni tratan de imitarla. GnomeShell, el interfaz que están preparando para su próximo rediseño, va claramente en este sentido y tiene un aspecto muy, muy atractivo.

Los “early adopters” pueden empezar a jugar desde ya con GnomeShell. En OpenSuse tienen, incluso, paquetes disponibles para ello (no he visto aún si están disponibles a través de Suse Studio pero, si es así, será una buena forma de probarlo). Para los demás, estará disponible de manera opcional para la versión 2.28 y se lanzará de forma definitiva con la versión 3.0

Cine en abril’09

icono con claqueta de cine



ESTRENOS:

  • Un buen hombre. 2009. Fui invitado al preestreno pero ni por esas puedo recomendarla, la verdad. La historia no me parece mala, pero a mi juicio está mal dirigida y la interpretación, a ratos, deja mucho que desear. Para que os hagáis una idea: estábamos en una sala con los principales miembros del reparto y muchos amigos y conocidos de estos y, en uno de los momentos más dramáticos de la historia (cuando Fernando, el personaje que interprea Gutiérrez Caba comete su segundo asesinato) el público estalló en carcajadas. Y no, no creo que fuese un momento cómico buscado, la verdad.

REPESCAS:

  • Di que si (Yes man). 2008. Dios… ¿No podemos hacer algo para evitar que se filmen cosas así?¿Es posible que haya gente que pague por ver esto? La película es zafia, petarda e insoportable y tiene escenas de verdadero mal gusto. En mi descargo he de decir que me la pusieron en el avión y ni a la fuerza pude dormirme. Ya, ya se que no es suficiente: podía haber tomado un somnífero o algo así. Es más, debería de haberlo hecho.
  • Bolt. 2008. Un perro criado pensando que tiene superpoderes para dar realismo a la serie de televisión en la que participa se ve, de repente, en un mundo real en el que nada funciona como él cree. Lo mejor, como casi siempre en estas películas, son los secundarios. La Disney sigue en plena forma.
  • Lo mejor de mí. 2007. Lo mejor de la película es la extraordinaria interpretación que hace Marián Álvarez, de la que hacía tiempo que no veía nada. Por lo demás, se trata de un drama suave sobre lo frágil que es el amor y lo fácil que es pasar de dar un trozo de ti por alguien (literalmente) a ni siquiera querer verlo de lejos.
  • Keep Cool (You hua hao hao shuo). 1997. Divertida y atípica comedia negra china en la que un humilde librero trata de vengarse de la paliza que le propina el mafioso con el que está saliendo su ex-novia y de la que sigue perdidamente enamorado.
  • Gattaca. 1997. Había una edición especial con escenas eliminadas (que, la verdad, una vez vistas casi no añaden nada nuevo a la historia) por cinco euros en la FNAC y no pude resistirme a comprarla. Nada que añadir a la última vez que la vi
  • 53 días de invierno. 2006. Tres personajes, una profesora que acaba de reincorporase después de una baja por depresión, un guardia de seguridad con demasiados escrúpulos para los tiempos que corren y una joven concertista enamorada de su profesor, se cruzan en una parada de autobús y nos cuentan su invierno particular. Pero claro, luego llega la primavera. Debo de ser algo masoca para estas cosas porque darle un final feliz a un drama me parece estropearlo. En fin…

¿El fin de los días seguros para Linux?

icono para asuntos serios de seguridad Desde el blog de Kasrpersky Lab alertan de la reciente actividad de dos Troyanos que atacan a servidores del mundo Unix/Linux y para los cuales se han detectado varios centenares de incidencias. Kaspersky es parte interesada en este asunto, que duda cabe (¡su negocio son los sistemas antivirus!) y no se yo si los sistemas Linux son ya lo suficientemente rentables como objetivo para el malware como afirman en su texto, pero lo que si tengo claro es que, cuando llegue ese momento, nos encontraremos con muchos administradores descuidados y miles de usuarios tan incautos como los que tienen ahora mismo los sistemas de Microsoft. Así que quizás, por precaución, vaya siendo hora, de ir analizando alguna solución antivirus para nuestros sistemas. De entre los productos de software propietario tenemos disponibles versiones gratuitas para usuarios domésticos de, al menos, bitdefender, F-Prot , AVG, Panda (¡no actualizado desde el 2004!) y avast!. En software libre y hasta donde yo se sólo tenemos a ClamAv.

Suse Studio

Open Suse Hace ya más de un mes que me dieron una cuenta para probar la versión Alpha del Suse Studio y, a pesar de que he estado jugando bastante con el, ni siquiera he escrito unas líneas para contaros como funciona. Aquí van.

Suse Studio es una herramienta web para crear fácilmente y a golpe de ratón tus propias distribuciones personalizadas basadas en Open Suse o en Suse Linux Enterprise. Admite, como veremos en unos instantes, una gran variedad de plantillas base de partida, permite una personalización del resultado extremadamente fina y como salida podemos obtener desde Live’s CD o USB instalables, hasta imágenes de disco duro para cargar directamente en equipos OEM o máquinas virtuales en formato Xen o VMware (y, a partir de estas, de VirtualBox).

El procedimiento es tan sencillo de seguir que podría entenderse perfectamente con tan sólo dejar unos pantallazos, así que no voy a aburriros mucho. El primer paso para crear tu distribución personalizada es elegir la plantilla de partida de entre las opciones que se nos ofrecen:

Suse Studio - Eligiendo la plantilla base

La personalización, ahora, se realiza en base a tres grandes bloques: elegir el software que queremos añadir a nuestra plantilla, configurar el aspecto y algunas características del resultado y, finalmente y si así lo deseamos, añadir los archivos o programas que queramos realizados por nosotros mismos. La selección del software adicional se hace en base a bloques temáticos o con la ayuda de un buscador:

Suse Studio - Añadiendo Software

La configuración se realiza en base a siete grandes bloques gracias a los cuales podemos configurar desde los elementos más básicos (el idioma del teclado, las cuentas de usuario iniciales, la configuración de red, la activación del cortafuegos, la inclusión, si lo deseamos, de una licencia EULA que el usuario deberá de aceptar tras la instalación) hasta la carga de una base de datos mysql, la ejecución de scripts personalizados tras la instalación o la memoria y tamaño de disco que ocuparemos caso de desear una máquina virtual o una imagen de disco como resultado.

Suse Studio - Configuración

Sin olvidar, claro, el apartado en el que podemos personalizar el aspecto mediante un logo y un fondo de escritorio a nuestro antojo:

Suse Studio - Personalización

Una vez hecha la personalización de la máquina pasamos a la construcción del resultado. Elegimos el soporte final que necesitamos, pulsamos el botón de Build, esperamos unos minutos y listo:

Suse Studio - Build

Podemos almacenar diferentes soportes finales (imágenes ISO, máquinas virtuales, etc.) de una misma creación y todas las creaciones que queramos para futuros usos o incluso para que nos sirvan como plantillas iniciales mediante el botón de clone:

Suse Studio
Suse Studio

Podemos, incluso, probar el resultado de cualquiera de ellas directamente desde la web y antes de descargarla a nuestro PC sin más requisitos que tener instalado un plugin de flash en nuestro navegador mediante el enlace etiquetado como Testdrive:

Suse Studio - Testdrive

Y una última nota. Aunque no soporta la creación de imágenes para VirtualBox, puesto que esta lee perfectamente los discos en formato vmdx de Vmware, la traslación a este sistema es un juego de niños:

Suse Studio en Virtualbox

A mi como herramienta me gusta bastante y, aunque aún tiene algunos defectos y carencias (¡no olvidemos que es una versión Alpha!), creo que tiene muchas posibilidades tanto para uso personal de quien, por ejemplo, quiera crear su propia distribución totalmente a medida, como para la preparación de entornos corporativos, creación de imágenes OEM, distribución de LiveCD’s con aplicaciones personalizadas, etc.

Para quien necesite más información, existe un “screencast” introductorio (en inglés), un foro asociado al proyecto y una wiki que contiene numerosos “howtos” con todas las posibilidades de la herramienta.

Frases desafortunadas (y XXVIII)

icono para las frases desafortunadas

“Mi principal objetivo es que todo funcione bien durante los Juegos Olímpicos. Eso requiere usar software suficientemente probado y, por lo general, ese software no usa estándares abiertos. Hay algunas excepciones a esto, así que tendremos un poco de Linux pero, por lo general, usaremos Windows.”

Gerry Pennell, Responsable de la Informática del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Londres en unas recientes declaraciones A lo largo de mi vida profesional me he encontrado con muchos ineptos que, sin tener ni idea de lo que se traen entre manos, ocupan puestos de gran responsabilidad en los departamentos informáticos (imagino que en todo tipo de departamentos los hay, pero yo hablo de lo que conozco). No se si es preocupante o tranquilizador descubrir que no es algo que sólo ocurre en nuestro país….